Tres pasos para salir rápido de cualquier crédito estudiantil

Ya sea cooperativa o un banco, tomar créditos estudiantiles con estas entidades puede ser una alternativa llamativa, pero de la que se deben tomar precauciones para no terminar “empeñado” por una década. ¿Cómo pagarlos rápido y salir victorioso?

Flickr Mark Moz Flickr Mark Moz
Distinto al Icetex, que es una entidad que busca ofrecerle mejores alternativas de financiación para las personas de escasos recursos, muchas personas que quieren estudiar en instituciones de educación superior, con reconocimiento y avaladas por el Ministerio de Educación, encuentran en las cooperativas y bancos una alternativa de financiación.

Incluso, muchas de ellas las encuentran en las mismas instalaciones de la universidad, con las que tienen convenios y pueden conocer más de cerca los procesos estudiantiles. El tema es que, desde este punto, se puede empezar cometiendo errores que hacen más difícil pagar los créditos.

Si necesita ayuda con el Icetex, le recomendamos ver estas notas.

Error 1

Así, Claudia Chávez, gerente de Resuelve tu Deuda Colombia, sugiere que lo primero que se debe tener en cuenta es considerar varias opciones disponibles en el mercado: “no solo hay que pedir informes, es importante que nos detallen los requisitos, ya que en caso de no contar con todo el papeleo, esto puede atrasar el plan de iniciar con los estudios. Por ejemplo los requisitos exigidos por los bancos son: carta laboral, cámara de comercio, extractos bancarios y recomendaciones laborales”.

Error 2

Otro de los aspectos básicos que no se tienen en cuenta y que, por desconocimiento no se pregunta, es la tasa de interés. Esto significa el cobro que le hacen por prestarle el dinero por lo que si su carrera cuesta $100 millones en su totalidad, usted nunca va a pagar exactamente esa cantidad (estimando que le prestan el 100% del pago del semestre), sino mucho más, dependiendo de esa tasa de interés.

Hoy en día, por ejemplo, entre las entidades financieras puede llegar a encontrar créditos universitarios que le ofrecen tasas desde el 20% efectivo anual aproximadamente; mientras que las cooperativas pueden ofrecer tasas mucho más económicas desde el 10% efectivo anual, aproximadamente.

¿Quiere saber cuánto va a terminar pagando por su crédito? Entérese haciendo el cálculo con esta herramienta de Finanzas Personales.

Error 3

Dado el desconocimiento, muchos jóvenes terminan adquiriendo créditos de libre inversión, en vez de unos especializados destinados a la educación. Al respecto, la experta de Resuelve tu Deuda explica que “el fin de los créditos educativos es ofrecer un mecanismo de financiamiento a través del cual los estudiantes pueden obtener una educación sin importar la situación económica, este tipo de créditos por lo general se ofrecen para educación superior, por ejemplo una licenciatura o un posgrado”.

La ventaja de estos créditos es precisamente su especialización, ya que los montos y los planes de pago están diseñados de acuerdo al objetivo. En tanto, aquellos de libre inversión pueden resultar un poco más costosos con sus tasas o en condiciones más desfavorables, ya que es dinero que las entidades prestan para realizar cualquier inversión o gasto que se desee.

Las salidas rápidas
¿Qué saca una persona pagando su crédito rápido? Primero, lo que es obvio, librarse de una deuda, pero lo que esto significa es que usted puede ahorrar dinero, tendrá posibilidades de tomar créditos para otros proyectos de forma más sencilla (como vivienda o viajes) y podrá vivir con la tranquilidad de no olvidar que tiene que hacer pagos o las consecuencias de estar en mora y afectar su historia crediticia.

Lea también “Las razones de por qué este es el peor momento para endeudarse”.

La más evidente que cualquier persona le puede decir es “pague rápido en el menor tiempo posible” lo que, efectivamente, es lo más conveniente. Pero a veces esto puede no ser tan sencillo como parece. Así que aquí le ofrecemos algunas tácticas que puede aplicar en su vida diaria, sin necesidad de que tenga que ganar muchos millones ni que se limite totalmente en su presupuesto.

• Si tiene muchos créditos

Según la experta Chávez, lo peor que puede hacer un estudiante es tomar varios créditos con varias entidades financieras: “no es recomendable, ya que el riesgo de sobreendeudamiento es mayor, es más fácil controlar una deuda con una tasa de interés a controlar 10 créditos con tasas diferentes”.

Esto significa que si usted es de quienes se ha puesto a pasar varios estudios de crédito y se los han otorgado en varios lugares, al fin de cuentas, lo único que tendrá es una mezcla de cuotas, intereses que usted no tiene definidos o claros; y al final puede que termine pagando el triple por todo. Así, Wisebread, señala que la consolidación de la deuda –o el reunir todos los créditos en un mismo en banco- hace que sea más difícil de que se produzca una “bola de nieve de la deuda”, que lo terminaría sepultando.

Quizás, por eso le interese saber “¿Cómo consolidar sus deudas?”.

• No más ‘polas’ los viernes en la noche


No sea conformista y se quede con los pagos mínimos que tiene que hacer. La mayoría de personas desconocen que algunos créditos se inicia pagando solamente intereses y luego sí el monto por el que solicitó el crédito, por lo que será difícil reducir el periodo. Con esto, lo que le sugerimos es que se tome el viajecito hasta el banco y haga consignaciones mensuales de al menos $100.000 más, que vayan directo al pago de la deuda y no al de los intereses.

Un truco sicológico útil, al respecto, lo señala BankRate, al decir que considere su deuda estudiantil casi que como una hipoteca. No porque le tome 15 años pagarla, sino porque debe procurar hacer el mayor esfuerzo de limitarse en salidas los fines de semana, los viernes en la noche o los paseos, para destinar ese dinero al pago de su deuda.

“Definitivamente ser puntual en los pagos para no generar intereses que vayan aumentando la deuda, y si se puede destinar un monto mayor al pago mensual o semestral que nos piden, mucho mejor, así seguramente terminarás de pagar la deuda antes de lo planeado”, explica Claudia Chávez, gerente de Resuelve tu Deuda Colombia.

• Piense en fechas


Quizá un poco relacionada con la opción anterior, esto significa que acostumbre a su presupuesto a hacer pagos quincenales y no mensuales. Los expertos de Investopedia señalan que, con esta opción, “usted está pagando menos en intereses porque hay menos tiempo entre los pagos. En segundo lugar, el resultado final del valor de los pagos, será un mes extra cada año, lo que es una forma relativamente ‘indolora’ para reducir el costo de los préstamos y pagar sus préstamos más rápido”. Ahora, si usted es de quienes reciben su sueldo quincenal, el pago será del mismo impacto en su presupuesto.

Lea también “Hábitos de la gente que tiene un buen historial crediticio”.

• Y mientras estudia…

Algunas alternativas permiten que se pague un porcentaje mínimo mientras se está estudiando, para luego hacer pagos mucho más altos una vez se obtiene el título de grado. Pero lo más conveniente es que si usted hace parte de proyectos de trabajo universitarios, como monitorías entre otros, procure que ese dinero se vaya directamente al pago de sus créditos.

Esto también se relaciona con las opciones que brindan unas instituciones universitarias como las becas o ayudas económicas gracias a altas calificaciones. Es una de las formas más sencillas en las que puede contribuir al pago, disminuir las cuotas y, además, lograr un mayor promedio académico que a futuro le ayudará a obtener becas.

Por último…

“No contratar un crédito por recomendación del amigo o del vecino, cada caso es diferente.
Estudiar cada una de las opciones del mercado, incluyendo los requisitos para solicitar el crédito.
Realizar un plan de pagos del crédito de principio a fin, así sabrás exactamente cuándo cancelarás tu deuda”, puntualizó la gerente de Resuelve tu Deuda Colombia.

Le recomendamos “Las 8 características de la gente sin deudas, ¿cómo lo hacen?”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.