¿En dónde le prestan desde $100.000 y sin papeleo?

Solo un banco está ofreciendo el llamado crédito de consumo de bajo monto, una modalidad que fue permitida en 2014 y que buscaba evitar que más colombianos acudan a los préstamos ‘gota a gota’.

123RF 123RF

A veces, la situación económica está como ‘complicada’, medio ‘espesa’, ‘pesada’ y por más que intente estirar el sueldito, parece que no va a llegar ni a mitad de mes. Es cuando empieza uno a preguntarse “¿será que hago un avance?” o “¿le pido prestado a mi mamá?”, ¿“llamo a mi amigo/a y será que me hace el ‘favorcito’?”, todas esas dudas vienen a la mente. Y en medio del afán, se busca por internet ‘crédito rápido, crédito personal, crédito gota a gota’ y la solución puede ser el mayor mal para sus finanzas.

Se estima que Colombia es uno de los países más expuestos al crédito ‘gota a gota’ en la población de bajos ingresos. De otro lado, el Banco de la República, en su más reciente monitoreo del comportamiento del crédito del país, consignado en el Reporte de Estabilidad Financiera, advierte qué ha pasado con el crédito de consumo formal en los hogares colombianos. Y en todas las modalidades de crédito se presenta un incremento en el Índice de Calidad de Mora (ICM) para los préstamos de consumo.

Siga leyendo: Las razones por las que su banco le podría negar su siguiente crédito

Entre enero y julio este indicador pasó de 5,2% a 6,0% para el total de la cartera, el nombre técnico que se da a los préstamos entregados por los bancos, en este caso a las familias colombianas. A pesar de que la modalidad de libre inversión sigue exhibiendo el ICM más alto (8,2%), los créditos rotativos fueron los que tuvieron el mayor aumento en su indicador (de 6,0% a 7,6%); sin embargo, la representatividad de estos es de 5,2%.

En cuanto a la modalidad de vivienda, el ICM para el total de la cartera aumentó de 6,9% a 7,7%. A pesar de que los préstamos denominados en UVR siguen presentando los niveles más altos de morosidad, los denominados en pesos para no VIS registraron los mayores aumentos (de 5,7% a 6,8%).

Como se ve, algunas personas están empezando a verse colgadas con sus obligaciones, lo cual es un terreno propicio para los agiotistas que cobran por sus préstamos tasas por encima de las permitidas en el sector formal. Para eso, la Superintendencia Financiera fija una tasa de usura que actualmente (noviembre de 2017) está en 31,44% efectivo anual. Es decir, si una entidad presta por encina de 2,62% mensual, incurre en el delito de usura.

Si en la calle alguien le dice que le presta a 5% mensual, ya es un usurero. Pero lo ‘normal’ es que muchas personas que no tienen un historial crediticio o huyen de los bancos, acudan a estos prestamistas que después, cobran con medidas extremas, incluso llegan a ser violentos con quienes les deben dinero.

Sin embargo, desde el 2014 el Ministerio de Hacienda, a través del decreto 2654, permitió a los bancos crear un tipo especial de crédito de consumo de bajo monto, donde las personas pueden pedir hasta 2 salarios mínimos prestados (es decir $1.475.434 de 2017). En la actualidad solo Bancolombia tiene abierta esta línea y la ofrece como ‘Crédito a la Mano’. Le contamos en qué consiste.

Préstamos sin papeleo

Más de 4.000 personas han acudido a los préstamos de consumo de bajo monto de ‘Crédito a la Mano’, un préstamo que se solicita de forma digital dirigida a las personas con menores ingresos y que tiene el fin de combatir la informalidad.

El crédito, que es ofrecido desde los $100.000 y hasta los dos salarios mínimos mensuales ($1.475.434 de 2017), se obtiene sin papeleo y en un solo día. Para acceder a él, la persona solo deberá tener una cuenta de ahorros en Bancolombia o una cuenta Ahorro a la Mano, y presentar un buen comportamiento sin importar si su ahorro es de alta o baja cuantía.

Adicionalmente, puede ser cancelado hasta en 36 meses, con el propósito de cuidar el sobreendeudamiento del cliente y generar conciencia sobre el uso responsable del dinero. Este crédito está alineado con las políticas de inclusión financiera del Gobierno Nacional para aquellos que antes no habrían podido acceder a un crédito en el sistema financiero.

Le puede interesar: Claves para salir de deudas, sin morir en el intento

“Los primeros ejercicios de ‘Crédito a la Mano’ se realizaron en diciembre 2015, cuando logramos otorgar 1.460 créditos de bajo monto. De la misma forma, entre julio y octubre de 2016 alcanzamos a otorgar más de 2.000 créditos.  Hoy superamos los 4.000 para personas que, en promedio, solicitan 450.000 pesos para cubrir situaciones imprevistas, financiar sus estudios, mejorar su vivienda o capitalizar su pequeño negocio”, explica Luz María Velásquez, vicepresidenta de Personas y Pymes Colombia de Bancolombia.

Las personas que lo han solicitado lo utilizaron para mejoramiento de sus cocinas, para hacer pequeños arreglos del negocio o de la casa, para completar lo del mercado y darles algo de comer a sus hijos en medio de una situación de desempleo o para montar un salón y poder trabajar.

Principalmente ha sido una línea para financiar a personas desplazadas por la violencia, campesinos de zonas distantes, madres cabeza de familia y habitantes de ciudades que, aunque no cuentan con un empleo fijo, cumplen con su obligación con el sector financiero.

Reglamentación lista y a la espera de otras entidades

Al ser consultado sobre el tema, el gremio bancario representado por Asobancaria dijo que esta industria ha venido impulsado el crédito de consumo de bajo monto, producto que tiene como objetivo fundamental ser un sustituto formal para los denominados créditos gota a gota. “Esta nueva modalidad que fue aprobada por el Ministerio de Hacienda a finales de 2014 se encuentra limitada por un monto máximo de endeudamiento del cliente por esta modalidad (2 SMMLV) y permite que los bancos utilicen metodologías específicas de análisis de riesgo de los clientes. A lo largo de 2015 se emitieron decretos reglamentarios y circulares de la SFC que permitieron que un banco lanzará su producto a mediados de 2016”, indicó.

En el momento otras entidades están finalizando el desarrollo de sus productos, por lo que Asobancaria considera que este producto será en el corto plazo una de las innovaciones más importantes con las que contará el sector financiero para lograr aumentar la penetración de los productos de crédito en la base de la pirámide en el país.

Al ser preguntado por el tema, Miguel Ángel Charria Liévano, Presidente Ejecutivo de Bancamía indicó que esta entidad viene ofreciendo otros tipos de crédito que no son de bajo monto, en el sentido riguroso del decreto del Minhacienda, pero que ofrece microcréditos que prestan desde el 70% ($400.000) de un salario mínimo hasta 120 salarios.

“Sumado a lo anterior, Bancamía entrega microcréditos productivos, es decir, presta específicamente para mejorar, ampliar y generar desarrollo a negocios o microempresas. El Banco, como entidad que hace parte del Grupo Fundación Microfinanzas BBVA, maneja la metodología ‘Finanzas Productivas Responsables’, que sitúa a microempresarios en el centro de toda la actividad, ofreciéndoles una gama completa de productos y servicios financieros, así como educación financiera y asesoría. El objetivo es buscar la generación sostenible de excedentes para el cliente (que estas personas prosperen y tengan una vida mejor)”, manifestó el ejecutivo.

En el proceso de solicitud de crédito, Bancamía busca que para montos desde $400.000 se puedan pagar a un plazo máximo de 36 meses. La intención es que la solicitud sea expedita y por eso los requisitos son: fotocopia de la cédula de ciudadanía, demostrar 10 meses en la actividad productiva que realiza y que los recursos solicitados vayan para el negocio.

“En Bancamía trabajamos para alejar a las personas del gota a gota y estamos convencidos de que esto se consigue a través del desarrollo productivo, por ello facilitamos productos y servicios financieros de crédito para que los pequeños empresarios puedan aprovechar sus habilidades y capacidades”, manifestó Charria Liévano.

Si quiere saber más, le tenemos Qué deudas debe pagar antes de que sea demasiado tarde y por qué

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.