Primera tarjeta de crédito: ¿Cómo manejarla?

Bien sea porque está pensando en adquirir una u otorgarle esta responsabilidad a sus hijos, FP le muestra a los primerizos en este tipo de crédito qué conductas le ayudarán a manejar bien su tarjeta.

La primera tarjeta de crédito es una especie de mayoría de edad financiera. La primera tarjeta de crédito es una especie de mayoría de edad financiera.
Existen muchas prevenciones sobre la utilización de las tarjetas de crédito, sin embargo existen pautas que, bien llevadas, le asegurarán que este modo de financiar sus compras más que una amenaza, puede ser un aliado.

Es así como pensando que la tarjeta de crédito funciona como el efectivo, siendo cumplido en los pagos pactados para evitar los intereses y evitando compras innecesarias, logrará pagar menos en el banco y manejar su tarjeta adecuadamente.

Y es que la primera tarjeta de crédito es una especie de mayoría de edad financiera, en la que, se empieza a asumir un rol activo en el crédito, iniciando un récord que permanece a lo largo de la vida y puede ayudarle, o no, dependiendo de su buen comportamiento, a adquirir otras oportunidades de crédito para grandes proyectos como su casa o carro.

Sin embargo, esta adquisición puede convertirse en un gran dolor de cabeza si los nuevos receptores no la usan adecuadamente.

Es por esto que en consulta de expertos, finanzaspersonales.co le muestra algunos de los principales consejos, que aunque suenen obvios, no lo son tanto y que de seguro le ayudarán a reducir los pagos por su tarjeta de crédito:

1. Debe saber que la tarjeta de crédito es un elemento que funciona como si fuera efectivo. Por lo que la mejor manera de utilizarla es comprando solo lo que pueda pagar de manera cumplida, en una sola cuota. Los bancos que ofrecen este servicio obtienen una mayor ganancia cuando usted no paga en los tiempos determinados.

A partir del día siguiente a su fecha de corte los intereses comienzan a correr y a aumentar el monto que usted originalmente debía pagar.

2. Mentalícese y haga el esfuerzo de evitar las compras innecesarias. Si bien el comercio diseña promociones para incentivar el consumo, aprenda a no dejarse llevar por las atracciones comerciales y por sus ‘arrebatos’ por adquirir algo que no necesite.

3. No gaste más de lo que recibe. Éste es quizás el punto de partida para que sus finanzas personales se descuadren y comiencen a tener saldo en rojo. Si usted encuentra que tiene que endeudarse para pagar todo al final de mes, debe tomar medidas inmediatas para solucionar esta conducta.

Una de estas medidas sería reducir aquellos pagos correspondiente a la diversión y productos innecesarios. Cuando mejore su situación económica podrá retomarlos.

Siguiendo estos simples pasos el monto que pagará en su recibo bancario disminuirá y eso lo verá reflejado posteriormente en sus finanzas personales.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.