Este es el top de cláusulas y prácticas abusivas que se debe cuidar con su seguro

Si le están cobrando por anticipado un seguro que canceló, o para renovarlo le dicen que tiene que autorizar que sus datos de contacto sean manejados para fines comerciales ¡pilas! porque usted podría ser una persona que no le están respetando sus derechos como consumidor financiero.

123RF 123RF

La tragedia de México es un aviso que debería estar en la mente de muchas personas que comienzan a tener familia, comprar sus cosas, trabajar mucho para poder alcanzar las metas. Es suficiente ver que los sueños fueron destrozados por un terremoto, donde jefes de hogar perdieron la vida y ahora sus sobrevivientes tendrán que empezar de cero, porque sus casas, sus vehículos, quedaron en ruinas. Además de las vidas perdidas.

Lo peor, es que Colombia es un país con una baja participación del seguro entre las personas. Y los que toman la póliza, prefieren comprar una para su celular o computador, en vez de tener un seguro familiar de vida o protegerse de una enfermedad larga y costosa. Aún así, si está pensando en comprar este producto, existen alternativas diferentes.

Siga leyendo Estas son las cláusulas y prácticas más abusivas de las que se tiene que cuidar de los bancos

Según información de Wesura, plataforma electrónica para proteger sus pertenencias a través de los seguros, hoy ya se pueden encontrar diferentes modelos de seguros que no solo responden a esta necesidad, sino a nuevos canales como las plataformas online, para que acceder a este tipo de seguros sea más fácil, sencillo y económico. Pese a ello, aún existe mucho desconocimiento frente a este tipo de aseguramiento y a la manera de acceder a él.

“Los colombianos tenemos al alcance de nuestras manos plataformas como  Wesura que es un modelo de seguro colaborativo que ofrece opciones rápidas y confiables para asegurar los objetos personales, con la ayuda de nuestros amigos o familiares -afirma Jerónimo Zuluaga, Director de Desarrollo de Mercados de Wesura.  

Este tipo de plataformas son una solución para la vida de las personas por varias razones.  La primera, porque ahorran tiempo en desplazamiento y costos.  Segundo, porque al construir una red el precio del seguro es menor, pero tiene un cubrimiento mayor.  Y tercero, los usuarios de la comunidad creada son los que validan los siniestros, así que hay completa transparencia durante la reclamación”, aseguró.

Pero tomar esa protección no significa que usted deba aceptar cualquier condición que le diga la aseguradora. De hecho, la Superintendencia Financiera tiene muy claras las cláusulas y prácticas abusivas que las entidades vigiladas deben evitar a toda costa. Eso se puede consultar en el Estatuto del Consumidor Financiero, parte I instrucciones aplicables a las entidades vigiladas, Título III, Capítulo I: acceso e información al consumidor financiero.

No cumplir con estas disposiciones no solo implica hacer parte de una de las 752 quejas del sector asegurador recibidas por la SFC a julio de 2017. También podrían abrirse una investigación a la entidad infractora que podría terminar en una multa. Le contamos algunas de las cláusulas que usted no debe aceptar por parte de la aseguradora con quien tome un producto.

  1. No se da la suficiente información del producto

En el literal 3.4.3.1 se obliga a las entidades aseguradoras a velar porque las personas naturales que comercializan estos productos deben suministrar toda la información al consumidor financiero del contrato de seguro, la cual debe ser cierta, suficiente, clara y oportuna. La norma especifica que la información debe contener:

  • Los derechos y obligaciones emanados del contrato de seguro y de las condiciones particulares.
  • El alcance de la cobertura, de las exclusiones y de las garantías de los productos de seguros ofrecidos.
  • El alcance de los servicios de intermediación.
  • Los costos del producto y su comercialización, de acuerdo con lo establecido en el art. 9 de la Ley 1328 de 2009.
  • La forma de vinculación contractual del intermediario con la entidad aseguradora y su estado de inscripción en el Sistema Unificado de Consulta de Intermediarios de Seguros.
  • La responsabilidad que como intermediario le corresponde frente al consumidor financiero.
  • La autorización otorgada por la entidad aseguradora para comercializar el producto de seguros ofrecido.
  • El procedimiento, plazos y documentación a tener en cuenta para la reclamación de un siniestro.
  • Los canales por medio de los cuales puede formular una petición, queja o reclamo.
  1. A cambio de renovar la póliza de vehículo, piden que autorice compartir mis datos para uso comercial

Ese tipo de autorizaciones constituyen una de las cláusulas abusivas. Usted no tiene por qué autorizar en una casilla de su contrato de seguro que le compartan sus datos con fines comerciales a cambio de renovar su seguro. Eso es común entre empresas que pertenecen a una matriz y si por algún motivo usted da esa aprobación el consentimiento se tiene que dar a entidad por entidad que tendrá sus datos personales.

La SFC prohíbe las cláusulas que facultan a las entidades vigiladas a contratar o renovar seguros, obligatorios o no, por cuenta del deudor, sin que se le haya dado información en relación con las características del producto tales como coberturas, exclusiones, tarifas y que no se le haya dado la posibilidad de escoger la entidad aseguradora. También son consideradas abusivas, las que autorizan a las entidades vigiladas a compartir los datos personales del consumidor financiero sin que haya autorización, previa y expresa, por parte de la ley o del consumidor financiero.

  1. Las que piden renovar el seguro pero aumentan las condiciones

Si por algún motivo está cansado de su seguro y no quiere continuar no le pueden exigir para la terminación del contrato o la cancelación de un producto o servicio, que le impongan al consumidor financiero el cumplimiento de requisitos mayores a los solicitados al momento de la celebración del mismo, o que impongan mayores cargas o costos a los legalmente establecidos.

  1. Renovaron automáticamente el seguro y no tenía idea

En el contrato no puede haber renovaciones automáticas per se. Eso sí, usted puede ser consultado al momento de constituir la póliza si desea acogerse a esa renovación, a cambio de que obtenga algún beneficio o trato preferencial. Pero la Súper considera abusivo que se establezca la prórroga o renovación automática de un contrato sin que al consumidor financiero se le haya dado la oportunidad de aprobar o rechazar con suficiente antelación si se realiza o no la prórroga o renovación.

Le tenemos No cometa estos 3 errores comunes en la compra de su seguro

  1. ¡Esa ‘bendita‘ letra pequeña!

Es uno de los mayores retos de los contratos de seguros, eliminar la letra pequeña y el parágrafo, del parágrafo que dice ‘x, o y, o z’. Está prohibido incluir ítems en el contrato que tengan declaraciones de asegurabilidad sin permitir que el consumidor financiero lo haga o las conozca. Tampoco se pueden presentar pólizas con clausulados que tienen letras ilegibles o difíciles de leer por parte del consumidor financiero.

  1. Terminó la póliza antes de tiempo ¿le devuelven plata?

Si el tomador del seguro decide revocar la póliza y tiene un saldo a favor pendiente, incurre en una anormalidad la aseguradora que no le informe al tomador que, con ocasión de la revocación del seguro de que trata el art. 1071 del C. Cio, procede el reintegro de la prima no devengada del seguro, y/o dispone a su favor de unos saldos correspondientes a la devolución de la prima no devengada.

También es una práctica abusiva no informar al consumidor financiero sobre la posibilidad de obtener una devolución del valor de la prima pagada en caso de disminución del riesgo por el cambio en el valor del bien asegurado y del tiempo que ha transcurrido de la vigencia del seguro, de conformidad con el art. 1065 del C. Cio.

¿Qué debe considerar al momento de tomar un seguro?

El comprar un seguro de forma incorrecta, deja de lado aspectos importantes como: la optimización del costo del riesgo, la alineación del monto retenido (vía deducibles o límites insuficientes), tolerancia al riesgo y la estrategia con la que cuentan para gestionar los riesgos.

De acuerdo con Juan Felipe Múnera, director general de Willis Towers Watson Consulting, “la prevención de los riesgos podría llevar a un ahorro de recursos. Además, el seguro es la forma más eficiente que tiene una empresa para salvaguardar su estabilidad económica y recuperar su patrimonio”. Al momento de dar el paso de comprar un seguro, esta compañía da cuatro recomendaciones a ser consideradas:

  1. Analizar y conocer a profundidad el riesgo a cubrir: con esto se busca entender las causas de la posible amenaza, los probables eventos no deseados y los daños que estos puedan provocar. Igualmente se deben tomar en cuenta las acciones que se realizan para gestionar el riesgo.
  1. Recuerde que detrás de toda compra de un seguro se busca el cubrimiento ante un evento adverso. Por tanto, la póliza seleccionada proporciona seguridad económica en el momento, y también a futuro.
  1. Cuantificar cuando sea posible: el objetivo general de este paso es la de cuantificar el riesgo para poder responder a preguntas como:
  • ¿Cuánto me va a costar el riesgo que transfiero a la aseguradora?
  • ¿Cuánto es el costo implícito en el riesgo que retengo?
  • ¿Cuánto cuesta el riesgo?
  1. Analizar el costo total del riesgo. Este enfoque es indispensable para optimizar la compra del seguro y convertir la decisión de compra en una decisión financiera, objetiva y óptima.

Si le interesó, le tenemos Que después no diga es que no entendí el seguro

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.