Un seguro con el que usted cuenta, pero no sabía y nunca lo usa

Aunque en Colombia no es muy fuerte la cultura de prevención y, por lo tanto, de los seguros, contar con un producto financiero particular puede ayudarle a estar un poco más protegido. Eso sí, parece que muchos no lo saben.

Un seguro con el que usted cuenta, pero no sabía y nunca lo usa Un seguro con el que usted cuenta, pero no sabía y nunca lo usa

De acuerdo con cifras de BBVA Seguros, “mientras en 2008 la participación de los seguros en el PIB colombiano era de alrededor del 1,97%, en 2015 alcanzó apenas un 3,60%, mientras el aparato productivo del país se ha expandido año a año alrededor de un 4,2%”. Y esto, lo que traduce, es que en Colombia no existe una gran confianza tanto en prevenir lo que puede llegar a suceder, protegiéndose con un seguro, como en las mismas entidades que los ofrecen.

FP le recomienda “Los mitos por los que la gente no prevé el futuro”.

No obstante, hay unos seguros que pueden resultar obligatorios ya sea por economía o por necesidad como, por ejemplo, el seguro todo riesgo de un vehículo que es necesario cuando se tiene un crédito vehicular con una entidad financiera o el mismo seguro de vida que debe adquirirse cuando se adquiere una gran deuda o hipoteca, generalmente.

Incluso, también existen iniciativas con los “microseguros”, una forma de protegerse por corto tiempo y con una cantidad mínima de dinero que, por lo general, se venden con los recibos de los servicios públicos o cuando está haciendo una compra en un supermercado y le sobran unos cuantos pesos, entonces, el cajero podrá ofrecerle el seguro.

Pero hay uno particular del que mucha gente tiene desconocimiento: se trata de aquel que viene cuando usted adquiere una tarjeta de crédito. “Las tarjetas de crédito tienen asistencias y seguros asociados, cuya cobertura varía dependiendo del tipo de producto”, explica Liliana Vásquez, vicepresidenta de Medios de Pago de Bancolombia.

En términos generales las coberturas son las siguientes:

  • Seguros: generalmente y, dependiendo de la entidad, su tarjeta de crédito tiene implícitas unas coberturas por el simple hecho de haber adquirido el bien o servicio en su totalidad con la tarjeta de crédito.

Los más comunes son en viajes (cobertura en el medio de transporte), alquiler de autos en el exterior y protección de compras en caso de robo o daño. “En ese orden de ideas, para que el cliente se haga acreedor a los seguros mencionados, debe adquirir el tiquete del viaje en su totalidad con la tarjeta de crédito, el alquiler del auto o el artículo sujeto a robo o daño, respectivamente”, explica la experta de Bancolombia.

  • Asistencias: son coberturas en materia de viajes nacionales e internacionales y de vehículo y hogar a nivel nacional. “Este es un derecho que tiene el cliente por el solo hecho de tener su tarjeta al día en sus pagos; el cliente no tiene que pagar por tener estas asistencias. En general, estas coberturas protegen al titular del producto, el cónyuge y los hijos menores de 23 años”, añadió Vásquez.

Nuevamente, es importante recordar que dichas coberturas pueden variar dependiendo de su banco y lo que éste le ofrezca, por eso es importante que al momento de adquirir una tarjeta de crédito averigüe qué servicios adicionales tiene, especialmente, porque las franquicias Mastercard o Visa, son las que ofrecen este tipo de seguros.

Para acceder a estos seguros es importante que se comunique con su banco y, luego de comprobar que sí tiene el seguro, notifique lo sucedido para contar con el apoyo correspondiente.

Otras opciones

Adicional a estas coberturas que son las generales, hay otras entidades financieras que también ofrecen otro tipo de seguros. Por ejemplo, “en el caso del seguro de desempleo, el cliente acepta la compa en la oficina del Banco Falabella o en la oferta realizada por el call center y adquiere protección en caso de quedar desempleado sin justa causa o tener una incapacidad total temporal superior a 15 días en el caso de las personas que ejecutan su actividad laboral de forma independiente”, explicaron los voceros de la Agencia de Seguros Falabella.

Con esto, tiene la opción de recibir un ingreso mensual, dependiendo de lo que haya contratado, así como contar con una indemnización por diagnóstico de enfermedad catalogada como grave o por muerte accidental.

Adicional a éste, también existe el seguro de “producto de fraude”, en el que la persona –como explican los voceros de Falabella- “adquiere protección por Adulteración o Clonación de la Tarjeta de Crédito CMR, compras Fraudulentas Páginas Web, Cargos Fraudulentos por extravío o hurto de TC CMR, Cargos Fraudulentos por hurto calificado, atraco en Cajero Automático con TC CMR y una cobertura adicional en caso de muerte accidental”.

Según categorías

Finalmente, es importante que también tenga en cuenta qué tipo de tarjeta adquiere porque, a mayor “calidad”, mejores pueden ser las coberturas. Como explica la experta de Bancolombia, “las tarjetas de categoría oro hacia arriba cuentan también con el seguro de alquiler de autos y algunas con el seguro de protección de compras. Algunas tarjetas como la Visa Infinite y la MasterCard Black cuentan con otros seguros más especializados como el de robo en cajero automático, demora de vuelos, garantía extendida, entre otros”.

Eso sí, debe tener en cuenta que la condición para tener el seguro es que el cliente haya adquirido el bien o servicio con la tarjeta de crédito que tiene el beneficio.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.