¿Sirve tener una tarjeta de crédito de marca compartida?

por Ángela Castillo

Si va de compras y un asesor aparece con un formulario para que usted, con solo $2 millones de ingreso y la fotocopia de la cédula puede obtener un buen descuento en su próximo televisor, fíjese primero en los costos asociados a este producto.

IstockImages IstockImages

Ya viene el Mundial de Fútbol, y ud, ¿ya pensó en cambiar su televisor? No se deje llevar por el impulso y por comprar, termine aceptando además, una de las tantas tarjetas de crédito que ofrecen los almacenes de cadena.

Los grandes almacenes de cadena hace varios años se ‘pusieron las pilas’ para ofrecer a sus clientes planes de fidelización y con las franquicias de tarjetas de crédito, ofrecer sus productos con descuentos. Precisamente, por esta época en que muchos colombianos se acercan a mirar qué promociones hay, es que se ofrecen planes de ‘pague hoy y cancele después’ o rebajas en el precio final de un televisor, un equipo de sonido, un computador, entre otros artículos relacionados con tecnología, siempre y cuando la persona solicite una tarjeta de crédito.

Pero ojo, la promesa de una mejor oferta no puede ser el único factor para que usted acepte el uso del dinero plástico. Recuerde, cuando usted adquiere una tarjeta está accediendo a un crédito de consumo con un cupo que se va utilizando de acuerdo a sus compras y que maneja intereses que son muy cercanos a los máximos permitidos por la Superintendencia Financiera, como también el pago de cuotas de manejo.

Haga usted mismo el ejercicio, vaya a hacer mercado hacer mercado a un almacén de estas cadenas y un asesor se acercará a ofrecerle una tarjeta de crédito. Estas por lo general son conocidas como las tarjetas de crédito de marca compartida; la cual es un convenio que realiza el establecimiento comercial junto con un banco o entidad financiera.

Adquirir estas tarjetas ahora es muy fácil, tan sólo con la fotocopia de su cédula de ciudadanía y completar los ingresos requeridos, en menos de 15 minutos usted podrá recibir una tarjeta de crédito con cupo de hasta $2.000.000 para usarla en el mismo almacén de cadena que se la está aprobando.

Pero realmente, ¿qué tan beneficioso es aceptar una “deuda” de éstas? A continuación le diremos qué tener en cuenta, para que usted al aceptarla, de pronto no se vea inmerso en una deuda innecesaria. El tema de las tarjetas de crédito propias de los almacenes surgieron de la necesidad de fidelizar a sus clientes, es por esto que algunas de ellas les ofrecen algunos beneficios como acceder a descuentos o tener promociones exclusivas, o incluso acumular puntos para redimir por premios.

Siga leyendo: Tips para usar bien su tarjeta de crédito

Primero, tenga en cuenta que como son tarjetas de muy rápida aprobación y entrega, no hay que hacer las compras por impulso. En el momento usted estará comprando algo que tal vez no necesita, y más adelante no sólo estará con una deuda más, sino que de pronto con un elemento que posiblemente ya no usará. Además estará dañando su “cupo de endeudamiento”, que realmente es la capacidad de endeudarse de acuerdo a  sus Ingresos vs. Gastos y que es lo que analizan las entidades financieras; tal y como lo explicó a FP Ómar Alonso Patiño, docente de la EAN y consultor en temas financieros.

Revise que hay algunas de estas tarjetas que ofrecen el NO pago de cuota de manejo mientras no se tenga ninguna compra en la tarjeta. En caso de ser exonerado en el pago de la cuota de manejo, tenga muy presente la fecha de finalización de dicho beneficio para que no lo coja por sorpresa el cobro, ya que la mayoría de estos establecimientos lo cobran por anticipado.

A pesar de las facilidades, las tasas de interés que manejan son bastante altas, (cercanas a la tasa de usura que para el mes de abril fue fijada en 30,72%) por lo que debe analizar bien las compras que vaya a realizar y en especial la cantidad de cuotas a las que va a diferir dicha compra.

Tenga en cuenta además, que ya que los intereses son elevados, un gran error es hacer consumos de mercado mensual, ya que son cargos que se generan y se van acumulando mensualmente y convierte su deuda en un círculo vicioso que va en crecimiento, volviéndose luego en un monto muy difícil de cubrir.

Le puede interesar: ¿Cómo hacer un uso inteligente de sus tarjetas de crédito?

Algunas de estas tarjetas, adicional a la cuota de manejo que cobran normalmente, tienen un cobro de póliza a deudores, el cual consiste en un seguro por si el titular de la tarjeta fallece o sufre un accidente de invalidez, para que la deuda quede totalmente paga. Es un cobro adicional y obligatorio que en caso de ocurrir alguno de estos desafortunados casos, liberarían de la deuda al cónyuge o a los hijos.

Hay algunas de estas tarjetas que son directamente para aquellos que no tiene experiencia crediticia, por lo que no sólo le facilita hacer compras, sino que le permitirá poder iniciar su vida financiera. Aproveche y haga buen uso de esto e inicie con el pie derecho su vida crediticia.

Como puede ver, existen en el mercado diferentes posibilidades aparte de los productos financieros tradicionales que le permiten acceder al mercado del dinero plástico, sólo es verificar la que mejor se adecúe a sus posibilidades, siempre teniendo en cuenta que del buen manejo de estos productos depende su liberación financiera.

¿Qué opciones hay?

FP recomienda: ¿Quiere empezar a tener vida crediticia? Siga estos tips

VIDEOS MÁS VISTOS

  • ¿Cómo vestirse para causar una impresión exitosa?

    close
  • ¿Qué debe vestir para obtener ese mejor puesto de trabajo o cerrar un negocio?

    close
  • Las tres cláusulas que no puede tener su seguro

    close
  • Las personas que viven más tiempo y son más felices hacen estas 6 cosas

    close
  • ¿Cómo detectar un billete o moneda falsos?

    close
MÁS VIDEOS

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.