Tarjetas de crédito, ¿por qué conservarlas?

¿Qué hacer cuando se tiene el dinero para pagar la deuda de una tarjeta de crédito?, ¿es mejor entregar el plástico o conservarla aunque se pague una cuota de manejo sin usarla?.

Dentro de las ventajas de una tarjeta de crédito está el hecho de seguir construyendo el historial crediticio. Dentro de las ventajas de una tarjeta de crédito está el hecho de seguir construyendo el historial crediticio.

De acuerdo con el coach en finanzas Jairo Forero, se debe analizar si la tarjeta de crédito es solo para emergencias o si se posee tener una tarjeta para tener disponibilidad de comprar para pagar sin intereses hasta por 45 días, obtener productos por puntos y para viajar al exterior.


Dentro de las ventajas de una tarjeta de crédito está el hecho de seguir construyendo el historial crediticio, pues es necesario tener una buena calificación en las centrales de riesgo que le favorecerá a la hora de obtener créditos a futuro.


Forero recomienda tener dos tarjetas, una Visa y una Master Card, para casos de emergencia y oportunidades de negocio de inversión, ya que son un medio para tener dinero disponible.


Otra ventaja de mantener una tarjeta, es que cuando se difieren las compras a una cuota se obtiene dinero prestado sin pagar intereses, ya que en la mayoría de las franquicias, ofrecen este beneficio, así como también la ventaja de obtener descuentos por ser usuario de determinado banco, almacén o marca.


Sin embargo es necesario aclarar que las tarjetas de los almacenes de cadena son las que tienen las cuotas de manejo más costosas. Forero dice que aunque todas las tarjetas de crédito tienen el mismo fin, y así acumulen puntos, no justifican las promociones en comparación con los altos costos de sus servicios. 


De ese tipo de tarjetas, la entidad que tiene la cuota de manejo más baja es la tarjeta de Codensa, no obstante sigue siendo muy costosa, por lo que es más aconsejable utilizar Visa y Master Card, y entre las entidades bancarias los expertos recomiendan el interés del Banco Pichincha.


Otra de las consideraciones para mantener las tarjetas de crédito se encuentra en la necesidad de éstas cuando se sale del país, ya que en el exterior son indispensables. Por ejemplo en Estados Unidos se requieren para rentar vehículos, tener efectivo de forma inmediata y para tener seguro mientras se permanece en dicho país. Además puede resultar muy conveniente a la hora de hacer el cambio de divisas, que en las casas de cambio el margen por cada moneda siempre le resta una cantidad importante de dinero.


Mejor temprano que tarde
En Colombia hay 13 millones de tarjetas de las cuales muchas están en poder de los jóvenes, quienes generalmente las obtienen por iniciar su historial crediticio, lo cual está en coherencia con lo que debe hacerse, además en un era donde todo es online, es lo más apropiado. Forero argumenta que la “generación Google” las necesita para el presente y el futuro, para negociar y publicitar negocios por internet.


Aunque siempre es un riesgo, pues generalmente cuando un joven recibe una tarjeta de crédito, la tendencia es a consumir de forma desordenada, por eso lo recomendable es que los padres sean quienes generalmente amparan esas tarjetas y los eduquen sobre el manejo de las finanzas.


También se pueden utilizar opciones como las tarjetas prepagadas, que le entregan un margen delimitado al joven para gastar. Sin embargo, en esos casos el mentor siempre debe enseñarle al joven a manejar, sobre cómo y cuándo usarla, para diferenciar un gasto, de una inversión y así evitar un mal hábito. 


Aunque las tarjetas de crédito tienen fama de traer muchas deudas consigo, recuerde que esto es por el manejo que usted les da, y con las ventajas que se explicaron anteriormente usted podrá determinar que le conviene más a sus finanzas, pero no olvide que las tarjetas de crédito bien manejadas, además de sacarlo de un apuro, pueden crearle oportunidades de ganar dinero.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.