| 2017/09/15 16:13

¿Cuándo pedir un crédito por libranza?

Esta modalidad ofrece ventajas para los empleados que necesitan acceder a recursos para necesidades que pueden surgir por un imprevisto, pago de estudios o reformas al hogar.

La libranza es un préstamo que, bien manejado, es atractivo para los empleados, bancos y otros establecimientos. Es en esencia un crédito de consumo que representa un bajo riesgo de mora por parte de la entidad que presta, al tiempo que el cliente financiero se beneficia de menores tasas en comparación a las demás modalidades de crédito.

La Asobancaria, entidad que representa a los bancos, señala en un informe sobre el tema que en materia de tasas de interés, las tasas de libranza históricamente se han mantenido por debajo de otros créditos de consumo.

Siga leyendo Conozca los riesgos y ventajas que ofrece el crédito de libranza bancario

Esto se debe principalmente a la existencia de un compromiso de descuento sobre un flujo que se supone constante (el salario o pensión). Esto reduce sustancialmente el riesgo de crédito de las entidades financieras, lo que se expresa en menores tasas a los consumidores.

En los últimos 3 años la tasa de libranza ha mantenido una diferencia respecto a los otros créditos de consumo de cerca de 4 pps en promedio. De manera consecuente, al observar los indicadores de morosidad de esta cartera, se observa que la libranza presenta la menor siniestralidad.

Pero no solo los trabajadores pueden solicitar este préstamo. También ha sido una forma de mantener dentro del sistema financiero a los pensionados, que lo utilizan para mejoramiento de vivienda o para sus viajes. David Seinjet, presidente de Credivalores, dice que entre los principales elementos que debe tener en cuenta la persona que aspire a una libranza están:

  • La calificación crediticia del solicitante.
  • El monto de sus ingresos: cualquier persona con ingresos desde un salario mínimo puede optar por una libranza.
  • El flujo de ingresos.

Le contamos Las nuevas entidades que podrían prestar por libranza

Por ejemplo, si está algo colgado con el pago de sus créditos de consumo, tarjetas, pago de matrícula para estudio y se encuentra trabajando en alguna empresa, puede preguntar las condiciones y presentar su solicitud. De esta manera, podrá reducir la cuota.  

Otro aspecto a evaluar como trabajador es la estabilidad laboral. Cuando usted pacta con su banco las condiciones del crédito, acepta que se le descuente de la nómina el pago mensual de la cuota y como beneficio, recibe una tasa de interés baja, con lo cual los pagos mensuales son cómodos.

Pero, si decide renunciar a la empresa o simplemente le dicen en su trabajo que no continúa más con ellos, se puede convertir en un problema pues de inmediato las condiciones cambian. Se modifica la tasa de interés, la cuota sube y su flujo de caja termina afectado. Y si se demora mucho en conseguir otro empleo, sus ingresos no alcanzarán para cumplir con el banco.

Si le interesó, le tenemos Caso libranzas Candidez incompetencia y desidia

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.