¿Qué pasa con los precios de los commodities?

En los últimos meses, los precios de los alimentos, metales preciosos y bienes energéticos no han hecho más que subir. Tendencia alcista se explica por fragilidad del dólar y en una menor medida por reactivación de la demanda, jalonada por China.

Foto: Archivo Semana. El Departamento de Agricultura de los Estados Unidos ha bajado la estimación de la oferta mundial de maíz de 820 millones de toneladas métricas a 820 para el 2010/2011. Foto: Archivo Semana. El Departamento de Agricultura de los Estados Unidos ha bajado la estimación de la oferta mundial de maíz de 820 millones de toneladas métricas a 820 para el 2010/2011.

Los precios de los productos básicos se encuentran disparados. Muchos incluso han alcanzado récord de cotización. Los metales preciosos y los agrícolas son los que más están impulsando la tendencia alcista. ¿Qué es lo que realmente está pasando?

Primero, hay que entender lo que está sucediendo con la economía estadounidense. El gobierno se ha endeudado demasiado para estimular el crecimiento de algunos sectores, pero su reactivación marcha lento. El desempleo sigue en niveles históricamente altos y el dólar, que inunda los mercados, es cada vez más débil, señala Julián Cárdenas, director de investigaciones económicas de Corredores Asociados.

La debilidad del dólar ha hecho que todos los productos denominados en esa moneda pierdan valor. Los productores que están recibiendo menos dinero, deben compensar sus pérdidas, subiéndole el precio a sus productos.

Este es un efecto nominal, que tiene más peso en la valorización de los commodities que el aumento de la demanda mundial –jalonada principalmente por China-, señala Cárdenas. Sin embargo, hay que enmarcar de manera separada lo que pasa con cada bien básico.

Metales preciosos

En las últimas semanas, el precio del oro no ha hecho otra cosa que romper récords históricos. La plata tampoco se ha quedado atrás, cotizándose a niveles que no se registraban desde los años 80.

Según estudio hecho por Credit Suisse, los altos precios de los metales preciosos se explican, en parte, porque los inversionistas están buscando refugio para su dinero. En un entorno de incertidumbre económica y bajas tasas de interés ya no es rentable invertir en bonos del gobierno o quedarse con dólares. Es por eso que cada vez más personas, tratando de preservar el valor de su inversión, han optado por comprar metales preciosos, suscribir contratos de futuros o adquirir títulos atados a estos (ETF, por ejemplo).

El platino y el paladio, aunque no en la misma proporción que el oro y la plata, también se han valorizado. La diferencia radica en que, en este caso, el aumento de precios no se explica por la caída en las tasas de interés, sino por los usos de estos minerales. La demanda de platino y paladio como convertidores catalizadores de carros es cada vez mayor, sobre todo si se parte del hecho que las ventas de vehículos están disparadas.

Es probable que ambos metales mantengan su tendencia alcista para 2011, sobre todo si se tiene en cuenta que la oferta no es muy amplia. Sudáfrica, que tiene alrededor del 75% del suministro de platino mundial, tiene problemas que limitan su capacidad de explotación. En Colombia, el precio de un gramo de oro ya alcanzó los $67.427; de plata $1.085,06; y del platino $78.540,11, según datos del Banco de la República.

Metales básicos

La valorización de los metales básicos se debe principalmente a los múltiples usos industriales y tecnológicos.

El cobre, que desde septiembre ha aumentado su precio en cerca del 15%, es bastante demandado en China para fabricar conductores eléctricos, señala Manuel Felipe García, director de investigaciones económicas de Skandia. Los inventarios de cobre son bajos y los expertos coinciden en que las perspectivas de crecimiento de la oferta del metal para 2011 son inciertas.

Energía

El precio del barril de petróleo volvió a ubicarse por encima de los US$80 en octubre. El incremento de consumo en los mercados emergentes, y en particular de los asiáticos, ha mantenido la demanda por crudo en terreno positivo, afirma Credit Suisse. Para los productores de petróleo, el aumento del precio, compensa la caída del dólar.

Sin embargo, no se puede desconocer el poder que tiene la Organización de Países Productores de Petróleo (OPEP) para controlar un crecimiento persistente y vertiginoso en los precios. La Organización tiene la capacidad para aumentar producción mundial en caso que los precios sigan aumentando. Así, no será tan fácil mantener el precio del barril por encima de los US$85.

Alimentos

El incremento de los precios de los alimentos, en especial de los granos, tampoco ha dado tregua. El maíz se está negociando a niveles históricamente altos. El fuerte calor en Estados Unidos y Rusia ha provocado temores por la escasez. El Departamento de Agricultura de los Estados Unidos ha bajado la estimación de la oferta mundial de maíz de 820 millones de toneladas métricas a 820 para el 2010/2011.

El precio del maíz por ejemplo, también está asociado con el de los energéticos. Si el precio de los biocombustibles sube, el del grano también –que es la base para el etanol–, afirma García. Mientras la oferta de maíz ha caído, la demanda continua fuerte. Esto se debe en particular a China, que pasó de ser un exportador neto a un importador.

Vea también: Precios de los alimentos al alza

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.