PAGARÉS

PAGARÉS PAGARÉS
Son activos de Renta Fija a corto plazo. Es un título valor de contenido crediticio, dirigido a personas naturales o jurídicas, que requieren financiamiento. El Cliente (otorgante) se obliga en forma incondicional a pagar al Banco (beneficiario) o a quien resulte tenedor legítimo del instrumento, una suma determinada de dinero. Hay que tener claro que es una promesa de pagar más no una orden de pago. El pagaré puede ser otorgado por cualquier persona capaz y a favor de cualquier beneficiario, sin que una de las partes deba ser forzosamente un Banco. En este tipo de crédito el pago normalmente se hace a través de cuotas trimestrales equivalentes al 25% del préstamo, sobre un periodo total de 12 meses, cobrándose los intereses del trimestre por adelantado y con una tasa de interés variable, aunque en la práctica las formas de pago se pueden negociar según las necesidades del Cliente, las más usuales son abono a capital cada 30, 45, 60 y 90 días. Toda operación crediticia requiere la cesión de una garantía en nombre del Banco por parte del solicitante, ésta puede ser mobiliaria, inmobiliaria, prendaria, real líquida o una fianza. El  pagaré puede ser renovado o prorrogado según se amortice a capital o se cancelen los intereses respectivamente

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.