Cómo conseguir dinero para concretar la idea de un negocio

Los proyectos, grandes o pequeños, exigen un capital para arrancar y es necesario saber cómo conseguirlo para evitar que el sueño se desbarate antes de empezar. Por lo general, un buen ahorro, sumado a capital de riesgo y un préstamo pequeño puede ser una buena mezcla para iniciar.

Cómo conseguir dinero para concretar la idea de un negocio Cómo conseguir dinero para concretar la idea de un negocio

Tener un negocio propio es un sueño de muchos, pero no basta con tener una gran idea, para hacerla realidad es fundamental organizar muy bien las cuentas y conseguir el capital suficiente para empezar y lograr mantenerse por un tiempo, hasta cuando el negocio comience a dar utilidades. El cómo hacerlo depende de factores como el momento de la vida por el que se atraviesa y la capacidad de ahorro.

Si usted tiene una buena idea para montar un negocio, cree en ella de verdad y tiene el dinero suficiente para empezar, no debe dudar en ponerlo al servicio de su nuevo proyecto siempre y cuando haya hecho un buen plan de negocios o por lo menos tenga muy estudiados sus costos, su mercado y sus posibles ganancias.

Si usted es de los que tiene un monto ahorrado, pero este no le alcanza para arrancar de una vez con su negocio, una muy buena alternativa es diseñar un buen plan de negocios y buscar socios que le apuesten a su proyecto a cambio de recibir una participación en la compañía y compartir con usted los riesgos y también las ganancias.

Ahora bien, si usted es de los que tiene una gran idea, sabe que será muy rentable, pero no tiene ni un peso para iniciar, tiene varias alternativas. Lo primero que debe hacer es decidir si el negocio da espera o exige montarlo inmediatamente. Si da espera, puede organizar un plan de ahorro programado por el tiempo que considere necesario y luego de contar con un buen capital inicial sí puede buscar un socio. Si no desea compartir el proyecto con otros, la opción que le queda es completar el ahorro con un préstamo en el mercado financiero. Siempre es mejor que los préstamos sean de montos no muy altos para pagar menos intereses. Recuerde que entre más plazo pague el crédito, más bajas serán las cuotas, pero también serán más los intereses.

Edna Salas, product manager de recursos estables del BBVA, explica que “en el tema de negocios es mejor ahorrar una parte y, para lo que no se alcance a cubrir, se pide prestado. Pero siempre es mejor organizarse y ahorrar y planear para no pagar intereses o llegar al momento en el que no se cumpla el crédito por problemas de liquidez. Si planeas primero y te organizas en un ahorro, el riesgo es menor”.

Por otro lado, si usted cree que su negocio debe empezar ya para aprovechar el momento, tiene dos caminos: conseguir un préstamo para todo el proyecto lo cual le saldrá muy costoso por el pago de intereses y le exigirá revisar muy bien sus cuentas de costos y el plazo en el que comenzará a recibir ganancias con su negocio. Es el escenario más riesgoso. El otro camino será siempre buscar un capital de riesgo, es decir, personas dispuestas a apostarle al negocio con usted. Si este fracasa, ellos perderán su inversión, y si tiene éxito, ganarán muy buen dinero. Quienes suelen poner un capital en juego lo hacen porque creen mucho en el negocio que se les plantea. Para obtener este capital, lo mejor es tener un buen plan de negocio que les muestre a los posibles inversionistas un buen futuro y las cuentas claras.

Muchas veces estas opciones financieras, tener ahorro, buscar socios o arrancar con solo deudas, son escenarios muy ligados con la edad. Si usted es la persona a quien le faltan unos 10 años para jubilarse y quiere montar un negocio para su retiro, seguramente ya contará con algún capital propio al cual podrá sumarles más ahorros con un plan programada. BBVA, por ejemplo, ofrece la cuenta de ahorro Mi Proyecto en la que usted define el destino, el valor mensual y el plazo durante el cual quiere ahorrar y el banco le reconocerá la tasa sobre saldos diarios y hasta el monto o valor establecido como compromiso de ahorro mensual, siempre y cuando al corte de cada mes se haya alcanzado el compromiso de ahorro mensual definido. Esta cuenta se abre con un mínimo de $50.000 y exige un plazo mínimo de ahorro de 6 meses.

Por el contrario, si usted está recién egresado de la universidad, lo más probable es que no tenga recursos para iniciar el proyecto, pero quiere hacerlo de inmediato. Un buen inicio puede ser buscar socios para empezar. No necesariamente debe tener la misma participación que usted. Con un capital inicial puede ser suficiente para que usted no tenga que pedir un préstamo muy alto, porque seguramente en este momento no tiene tanta facilidad de pagarlo.

Felipe Jaramillo Vallejo, consultor financiero independiente, explica que también existen las incubadoras de empresas para aquellos que tienen una gran idea, pero no tienen ni un centavo. Estas suelen diferenciarse por sectores. Algunos ejemplos de las existentes en Colombia son incubar Colombia, Gestando, o iniciativas como la Corporación Ventures que cuenta con el respaldo de la revista Dinero.

 

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.