| 2016/09/19 07:53

Ahorrar, un buen plan para sus próximas vacaciones

A la hora de organizar unas vacaciones solo o en familia, la mejor alternativa es ahorrar lo que más se pueda, pues una buena práctica financiera es acudir a los préstamos del sistema financiero únicamente para asuntos realmente urgentes o para pagar bienes de mayor valor como una vivienda.

Ha llegado el momento de realizar ese viaje soñado, pero todavía no tiene el dinero suficiente para ello. Lo más importante por ahora es que ya tomó la decisión para cumplir su sueño, ahora se trata de comenzar a actuar y lo primero para lo cual debe programarse es para ahorrar.

Edna Salas, product manager de recursos estables de BBVA, explica que un viaje no necesariamente es un costo tan elevado como comprar una casa o un carro. “Yo creo que, si uno planea bien, es mejor ahorrar para un viaje que endeudarse para pagarlo, porque digamos, si uno hace un sacrificio de un año, gasta menos, y puede ahorrar unos recursos mensuales, seguramente consigue el dinero para pagar las vacaciones”.

Para planear sus viajes, es bueno que defina primero un presupuesto. Tenga en cuenta todos los gastos. Sume bien los pasajes, el hotel, la comida, el transporte y los gustos que se quiera dar, algún espectáculo o visita a museo que cobre la entrada. En varios países del mundo los museos permiten entrar gratis o con una donación. Y todos tienen tarifas especiales para estudiantes. Si tiene hijos, lleve los carnés de sus hijos si están en colegio o en universidad. Si va a viajar al exterior, haga las cuentas de su viaje en dólares o en la moneda del país que va a visitar. Actualmente es muy fácil encontrar toda la información en Internet.

Después de hacer un presupuesto real de sus vacaciones, conozca algunos trucos que pueden servirle para reducir sus costos. Muchas veces los pasajes suelen ser el un gasto muy importante de todo el viaje, sobre todo si sus vacaciones son en el exterior. Existe una ventaja cuando los viajes se planean, los tiquetes pueden salir más baratos por comprarse con anticipación. Por lo general, cuando se adquieren con pocos días de antelación al viaje, suelen ser más costosos. Ahora bien, existe la opción de arriesgar hasta el último momento para comprarlos, muchas veces se encuentran verdaderas ofertas cuando lo que queda disponible en un vuelo son los últimos puestos, pero esta opción es todo un verdadero salto al vacío y solo usted decide si está dispuesto a asumirlo, porque tal vez a último momento no consiga lo que busca y le toque pagar unos tiquetes realmente caros.

Existe un truco muy bueno para pagar los pasajes. Muchas tarjetas de crédito le ayudan a acumular millas por las compras que realiza y algunas aerolíneas tienen su propia tarjeta de crédito para sumarlas. Averigüe muy bien las condiciones de estas tarjetas, algunas no tienen cuota de manejo y sí permiten sumar puntos para sus viajes en determinada aerolínea. El truco está en saber usarla. La idea es que usted realice la mayoría de sus compras con esa tarjeta de crédito, pero nunca las difiera más allá de una cuota, así recibe los puntos para sus millas y usted no se endeuda ni paga más intereses de los necesarios. Cada tarjeta tiene sus propias condiciones para cambiar los puntos por millas. Antes de conseguir una tarjeta, confirme bien cómo son estas condiciones, porque a veces solo permiten hacer el canje con más de 10.000 puntos, por ejemplo, y cada una les da una equivalencia diferente a estos. Estudie bien con qué aerolínea tiene convenio su tarjeta y si esta vuela al lugar de sus sueños.

La tarjeta de crédito también es muy útil en un viaje cuando permite hacer compras en otras divisas, porque ayuda a manejar imprevistos. Las tarjetas también tienen seguros de viajes y de salud. Investigue bien esta información.

Si no tiene esta opción, compare los precios entre las aerolíneas y también sus recorridos. Por lo general, cuando el viaje es directo sale más costoso Tal vez no sea tan terrible hacer una escala y un trasbordo cuando puede representar un buen ahorro en dólares.

Para economizar gastos, también es buena idea viajar cuando no es temporada alta. Esto es difícil cuando se tienen hijos, porque están estudiando en colegio o en universidad, pero si es un paseo con amigos o con la pareja, viajar en temporada baja los costos, porque los hoteles siempre salen más baratos.

Ahora que ya conoce estos trucos, puede organizar su ahorro. Si usted necesita $20.000.000 para el viaje, defina cuál es su meta de ahorro mensual y durante cuánto tiempo. Si en este caso usted planea viajar dentro de 24 meses, necesitará ahorrar cada mes $835.000, una suma que puede conseguir no solo destinando parte de sus ingresos a este fin, sino reduciendo sus gastos. No vaya tanto en restaurantes, por ejemplo. La comida casera sale más económica. No compre ropa solo por antojo, piense siempre antes de adquirir un gusto si realmente lo necesita. Tal vez se dará cuenta de que muchas veces son gastos suntuarios. No se endeude durante estos dos años.

Y una buena manera de dejar el ahorro quieto, lejos de la tentación de gastarlo, es abrir una cuenta en un programa de ahorro mensual con cuentas que ofrecen los diferentes bancos en las que usted se fija las metas y, si las cumple, la entidad financiera le da una buena tasa, como es el caso de la cuenta Mi Proyecto de BBVA, o un CDT con el ahorro de los primeros meses. En BBVA, por ejemplo, usted puede abrir un CDT tradicional con $1.000.000 el cual ofrece múltiples plazos, desde 40 hasta 365 días y desde 2 hasta 12 meses. Esta es una buena alternativa porque recibe un interés por su plata y ahorra el tiempo que necesite antes de su viaje.

Los expertos siempre recomiendan separar la plata de sus gastos mensuales de aquella que se va a destinar a un proyecto específico, por eso, averigüe por planes de ahorro a corto plazo en las diferentes entidades del sistema financiero. Si usted es de los que quiere contemplar la posibilidad de un plan de ahorro para vacaciones en empresas dedicas exclusivamente a ello, Felipe Jaramillo Vallejo, consultor financiero independiente, le recomienda que analice muy bien las condiciones de este ahorro, porque muchas cobran una cuota por administrar su dinero que puede ser muy alta y le puede salir, como dice la sabiduría popular, lo comido por lo servido.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.