| 2016/08/18 14:25

Lo que debe hacer para que le salga barato estudiar en el exterior

Una de las formas que tienen hoy en día las personas de buscar una mejor remuneración salarial, es contando con estudios y experiencia en otros países. Así, es necesario definir muy bien todos los gastos y organizar el ahorro, para hacer realidad ese propósito.

Cuando usted quiere empezar a crecer profesionalmente, puede encontrar varias alternativas que le ayuden con ese propósito: mirar qué habilidades tiene que desarrollar más, cómo hacer para que su trabajo sea más destacado o profundizar en un campo estudiando más. Entonces, la opción de estudiar en el exterior puede ser bastante llamativa porque no sólo ayuda a mejorar el sueldo, sino que puede mejorar el dominio de un idioma.

Con esto, quizá el primer tema que se le venga a la cabeza es el dinero: ¿Cuánto puede llegar a costar? En este punto hay muchos que pueden desistir al ver los altos precios, pero lo cierto es que si usted se plantea con tiempo este objetivo, puede resultar económico. Entonces, a la hora de organizar su presupuesto para estudiar en el exterior, es bueno tener en cuenta los siguientes aspectos y ser totalmente realista, ya que de nada sirve soñar sin los pies en la tierra.

1. Proceso de admisión: cuando se habla de estudiar en el exterior, antes de pensar en la matrícula y en los gastos de mantenimiento, tiene que calcular cuánto le costará el proceso para ser admitido en una universidad que quiere aplicar.

Entonces, considere los exámenes de conocimientos generales y, si es el caso, de la lengua en la cual se va a estudiar, si es diferente a la materna. Sus tarifas suelen estar definidas en dólares y euros, para lo cual debe tener en cuenta la tasa de cambio. También puede tener un valor los certificados de calificaciones y sus respectivas traducciones a otros idiomas.


2.Total de la matrícula. El costo de la matrícula varía dependiendo del país y la universidad a la cual piensa ingresar a estudiar, ya que mientras algunas suelen ser gratis(como es el caso de Alemania), hay otras cuyos pagos superan los US$10.000 al año.

Entonces, es importante saber cuánto tiempo estudiará y, con esto, hacer el cálculo total de sus estudios, sea carrera o posgrado. Eso sí, no se lance a hacer las cuentas del primer año creyendo que con el tiempo definirá qué hace con el resto. Es bueno que tenga todo claro desde el inicio, ya que no puede ponerse a pensar en becas o en ayudas económicas de algún tipo, cuando las probabilidades de obtenerlas, pueden ser muy bajas. El objetivo de este ejercicio es que usted conozca realmente el costo de sus estudios en el exterior.


3.Vivienda: en cuanto a los gastos de vivienda, tiene que saber que suelen ser más altos en las ciudades grandes. Muchos estudiantes viven inicialmente en residencias estudiantiles de la universidad mientras se adaptan al lugar y conocen otras opciones pero, por lo general, resulta más económico compartir la vivienda con otras personas para dividir los gastos entre varios.


4.Seguro médico: muchos estudiantes dejan de lado este detalle y es muy importante tenerlo en cuenta, pues un accidente o una enfermedad en el exterior puede afectar considerablemente las finanzas, ya que su valor puede ser el doble o el triple del que se pagaría en Colombia.

Si bien cada país tiene una reglamentación diferente, existen muchas opciones de pagos especiales para estudiantes extranjeros que ofrecen las mismas universidades.


5.Alimentación: por ejemplo, en algunas universidades de Estados Unidos o de Canadá el costo de la matrícula incluye una parte que cubre este rubro, siempre y cuando se consuma en las cafeterías del centro educativo. Así que será bueno averiguar si este es el caso en el lugar al cual piensa ingresar a estudiar. Muchas veces estas opciones suelen ser muy económicas.


6.Organice su ahorro: una vez haya definido el total de los costos, debe empezar a ahorrar. Entre menos se endeude, mejor le irá a su bolsillo, así que recuerde que en el mercado existen múltiples opciones para ahorrar con un fin específico. Por ejemplo, el BBVA ofrece la cuenta de ahorro programado “Mi Proyecto” en la que “el cliente se fija sus propias metas de ahorro y su propia cuota. Entonces, si las cumple, el banco lo premia con una tasa preferencial”, así lo explica Edna Salas, product manager de recursos estables de este banco.

Pero si retira el dinero por cualquier motivo, pierde esa tasa. Incluso, muchas entidades bancarias ofrecen productos similares con el fin de garantizar que el ahorrador logre sus objetivos.

Es bueno también tener en cuenta la tasa de cambio de la moneda en la que va a pagar sus estudios. Por lo general, las universidades extranjeras fijan sus precios en euros y en dólares americanos. Felipe Jaramillo Vallejo, consultor financiero independiente, recomienda, si es posible, realizar buena parte del ahorro en alguna de estas dos divisas.

 7.Busque becas: en el país existen entidades como Colfuturo o el Icetex que ofrecen información al respecto y la publican en sus páginas web con las condiciones y los requisitos. Otra app que ofrece información sobre becas y cursos para proyectos sociales es Innpactia.com. Su registro es gratis y se pueden consultar todas las ofertas abiertas, públicas y privadas, que existen para el país para proyectos sociales.

Digamos, si lo que usted desea es realizar un doctorado, muchas universidades ofrecen becas muy buenas y pagos adicionales por trabajar con ellas. Eso sí, el rendimiento académico debe ser excelente.

Solo cuando usted tenga asegurada una ayuda extra o una beca podrá redefinir su presupuesto, mientras tanto, es mejor que no haga cuentas “en el aire”.
Para buscar una beca lo mejor es tener adelantado todo el proceso de admisión. Con un cupo en una universidad, lo que le facilitará conseguir ayuda económica.

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.