| 2016/08/02 09:07

Las ventajas que usted está perdiendo cuando no ahorra para comprar lo que quiere

El afán de querer comprar algo hace que una persona actúe más por emociones que por razones. Así, estas son algunas de las razones por las cuales ahorrar puede resultar una mejor opción que adquirir un crédito, cuando se trata de comprar algo que usted quiera.

  1. Paga por lo que es. Si usted desea comprar un bien inmueble como una vivienda y no sabe cómo conseguir los recursos, los expertos recomiendan ahorrar la mayor cantidad de dinero posible.

 Lo ideal sería poder pagarlo todo con recursos propios, pero eso suele ser muy difícil y, sobre todo, demorado, dependiendo de sus ingresos y nivel de vida, así que, como sostiene Edna Salas, product manager de recursos estables del banco BBVA, “la idea es hacer una combinación de ahorro y crédito. Cuando se ahorrar la mayor cantidad posible de dinero, esto hace que lo que le falte y pida con crédito, sea más bajo y, por ende, se paguen menos intereses que es lo que un banco cobra cuando hace un préstamo”

 

En general, “para hacer grandes adquisiciones de patrimonio solo ahorrar es muy difícil”, señala Salas. En el mercado existen diferentes alternativas para adquirir los préstamos de vivienda, con modalidades e intereses diferentes, y también para ahorrar.

 

Una de las opciones generales que existe para que un colombiano pueda hacer realidad ese sueño de tener vivienda sin tener que pasar toda una vida endeudado es la de abrir una cuenta AFC, que que permite ahorrar para pagar el crédito hipotecario y, a la vez, recibir beneficios tributarios para las personas sujetas a retención en la fuente. Para personas no sujetas a retención, está la cuenta Hogar; una opción que ofrecen bancos como el BBVA.

 

Ahora, si se trata de comprar otro bien que no sea una vivienda, es bueno tener en cuenta que algunas compras son una inversión, como un lote, por ejemplo, mientras que otras son un gasto, como un vestido de diseñador. Entonces, endeudarse para pagar gastos suele ser muy costoso, pues claramente no existe opción de recuperar parte de ese dinero.

 

  1. No tiene que pensar en el mañana

Cuando usted quiere comprar un bien y decide endeudarse para ello, ya sea con un crédito personal, un crédito de vivienda o una tarjeta de crédito, usted está “amarrando” los dineros que están por llegarle lo que limita sus movimientos financieros futuros.

 

Entonces, al día de mañana, dependerá de su estabilidad laboral para tener una tranquilidad económica, pues cualquier situación que haga que usted gane o reciba menos puede cambiar su capacidad de pago del crédito que haya adquirido. Por ejemplo, si usted adquiere un préstamo por 20 años, estará todo ese tiempo dedicando parte de sus ingresos a pagar la deuda y deberá contar con la estabilidad económica suficiente para lograrlo.

 

  1. Se vuelve mejor negociador Como explica Felipe Jaramillo Vallejo, consultor financiero independiente, cuando una persona ahorra y cuenta con el dinero para pagar de contado, siempre podrá hacerle mejores ofertas al vendedor y, tal vez, conseguir un mejor precio y mejores condiciones.

 

El pago de la vivienda o del carro, por ejemplo, no dependerán de la aprobación de un tercero ni tomará mucho tiempo lo que puede convertirse en una fortaleza para hacer un buen negocio.

Si quiere conocer más tips del ahorro vea el siguiente contenido:

 Ver artículo

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.