La alacena de un soltero

por Sebastián Ávila

Ya sea que su estilo de vida es la soledad, por convicción o simplemente porque cupido no lo ha flechado, tenga en cuenta esta guía de alimentos que no le pueden faltar en su despensa.

La alacena de un soltero La alacena de un soltero

Cada vez más son las personas que deciden vivir solas, así tal como lo reportó el último censo del DANE en el que demuestra que la mayor proporción de solteros se encuentran en el grupo de jóvenes que van hasta los 29 años, esto es cerca del 45% de la población en Bogotá.

Todo esto se traduce en mayores gastos con los ingresos de una sola persona, es decir, un soltero puede comer siempre en restaurantes y en la calle, solo por la pereza a cocinar. En algunos casos, ni siquiera realizan mercado y la cocina la tienen de adorno.

FP le recomienda leer “Las 7 formas más “tontas” en las que usted gasta mucho dinero”.

Por eso, si usted ve que su sueldo se le va en restaurantes, deberá revisar en qué está gastando de más y “apretarse el cinturón”. Según Yareri Sandoval y Eliabeth Fons, nutriólogas y coordinadoras web de la Federación Mexicana de Diabetes, proponen cinco productos básicos que no le pueden faltar en la alacena de cualquier soltero y quiera cuidar su nutrición y salud.

1. Lo que toda mamá recomienda: frutas y verduras nunca están de sobra y, en cambio, le pueden traer beneficios. Estos productos pueden aguantar hasta semanas en la nevera, o que le permitirá tener más tiempo e ingenio para prepararlas. Bueno, no sólo están las que puede adquirir en el supermercado, sino también las verduras enlatadas, eso sí, tenga mucho cuidado porque contienen grandes cantidades de sodio (que puede causarle hipertensión). Así que la recomendación es lavarlas bien para quitarles el exceso de sodio y puede consumir hasta cinco raciones diarias.

2. Proteínas: en este caso, tal vez ha leído que las carnes rojas o embutidos son dañinos para la salud. No se preocupe, usted puede equiparse con latas de atún en agua, ya que son una de las fuentes de proteína más importantes de una dieta equilibrada. Puede prepararse mil recetas y todas con distintos sabores como, por ejemplo, atún a la mexicana, tostadas de atún o atún con legumbres y mayonesa.

3. En cuanto a lácteos: el queso, es una buena fuente de carbohidratos, proteína y grasas. También puede comprar otros productos como el yogurt y el requesón, los cuales son una buena fuente de calcio y en el desayuno los puede combinar.

4. “Harinitas”: tortillas de maíz, tostadas horneadas o pan integral bajo en calorías son fuente de fibra, para la buena digestión o también sirven de acompañantes de las comidas con aportes de energía. Si quiere, además, puede comprar productos de cereales integrales, como las pastas de grano entero, arroz o papas (sin excesos). Estos productos los puede consumir entre cuatro a seis raciones en el día.

5. “Grasas buenas”: conocidas como “cardioprotectoras”, las cuales pueden ser aportadas por las nueces, almendras, cacahuates y aceites vegetales, como el aceite de oliva.

También le puede interesar: "El costo de una dieta con alimentos naturales"

Tenga en cuenta que estos productos no están para hacerle pasar hambre, sino que le permiten “controlar la cantidad de alimentos consume por semana. De esta forma podrá realizar las compras sin que se pudran. Se debe tener presente que además de estar desperdiciando alimentos, también estás perdiendo dinero”, como afirman las expertas.

Llegada de la primavera

De acuerdo con la doctora Marilú Acosta, especializada en promoción de la salud, “Los cambios en temperatura y cantidad de luz solar durante la primavera producen, en algunos casos, astenia primaveral que es una sensación de cansancio, falta de apetito disminución de la concentración e irritabilidad. A pesar de que no se tiene claro cómo es que se origina, se sabe que la alimentación juega un papel importante en su prevención”.

Entonces, puede que la temporada también llegue a influir en el desempeño no sólo de su vida diaria sino, por supuesto, también en su trabajo. Es por eso que la recomendación de la experta Acosta se basa en que se tengan dos fuentes de energía, “una son las frutas que nos proporcionan energía de forma casi inmediata y la otra son los cereales integrales. A lo largo de la jornada se recomienda la ingesta de cinco porciones de frutas, que puede ser fruta fresca o combinarla con cereal y comer alguna barra integral con frutas o panes a los cuales se le ha adicionado frutos”.

No obstante, cocinar en casa es una de las formas más saludables de comer sano y ahorrar. De esta manera, podrá controlar la calidad de los alimentos que consume y medir el tamaño de las porciones. Todos estos son cambios que puede realizar para incorporar hábitos saludables a su rutina diaria.

No se pierda "Diez trucos para ahorrar en comida".

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.