Formas en las que el matrimonio le puede ayudar a ahorrar

Una vez da el paso, no hay marcha atrás. Y muchas parejas tampoco quieren darlo porque saben que existen ventajas en las que el matrimonio ayuda a su vida financiera.

Formas en las que el matrimonio le puede ayudar a ahorrar Formas en las que el matrimonio le puede ayudar a ahorrar
Cuando las parejas dan un paso adelante y se comprometen a estar juntos por el resto de sus vidas, a través del matrimonio, puede que estén perdiendo algunas ventajas financieras de estar solteros, pero el hecho de casarse, también trae unos beneficios muy buenos, que también le ayudarán a su bolsillo.

Quizás luego del “guayabo” de la boda y de las posibles deudas en las que pudieron incurrir para toda la preparación de la ceremonia, convivir en pareja se convierte en un reto diario en todo sentido: desde el hecho de mantener a la persona enamorada hasta lograr hacer malabares para cubrir los gastos mensuales, las vacaciones y las escapadas, pasando por otras cuantas situaciones que fortalecerán la relación.

Lea también “Lo que nadie le dice tan claro, cuando va a casarse”.

Y en general, se vivirá una serie de situaciones en las que el dinero podría llegar a jugar un papel importante, ya sea porque es la raíz de problema o porque es lo que les permite construir, en conjunto, los sueños que ambos se han planteado.

En Finanzas Personales ya habíamos hablado de las razones financieras por las que una pareja no debería casarse, pero si para ustedes es importante la institución o si simplemente ya estaba casado antes de leer nuestro artículo, tranquilo, “que no cunda el pánico”, también hay unas pequeñas ventajas de estar casado con la bendición de Dios o por lo civil:

• Todo se divide en dos

Aunque también aplica para la unión libre, el simple hecho de vivir con su pareja hace que todas las cuentas pendientes que se tengan y se adquieran en conjunto, sean divididas en dos, lo que facilita enormemente la carga para las personas y les da libertad de invertir o de ahorrar para otras cosas: desde las facturas, el arriendo hasta el crédito para la nevera, ya las compras no le parecerán tan costosas como si las adquiriera estando usted ‘solito’.

• Siempre contará con un codeudor

Una de las principales dificultades que pueden encontrar las personas a la hora de solicitar un crédito o una tarjeta, es no contar con el respaldo de otra persona que pueda “meter las manos al fuego” por usted. Pero estando casado, las cosas cambian. Entre dos, ya no habrá un temor tan alto de adquirir deudas y siempre habrá un salario de respaldo con el que se pueda salir adelante, en caso de que llegase a ocurrir una situación desafortunada.

Esto se convierte en una gran ventaja, especialmente, para los créditos hipotecarios o de vivienda, más si se trata de recibir alguno de los beneficios que ofrece el gobierno para comprar o algunos de los subsidios que ofrecen entidades, demostrando que es para un hogar familiar.

También lea “Lecciones de dinero que tiene que aprender antes de casarse”.

• Beneficios en planes de salud o recreación

Las grandes empresas no sólo ofrecen beneficios para sus empleados, sino también para sus familias. Según Daily Finance, esto se convierte en una gran ventaja no solo para el esposo o esposa, sino para la pareja o familia misma, ya que esto se traduce en un mayor acceso y muchas veces más económicos, a una serie de productos o servicios con los que el empleador de cada persona cuenta.

En esto, un gran ahorro puede darse en situaciones como la adquisición de algunos seguros, así como los programas de salud y recreación con los que pueden contar de forma independiente, pero que no tienen ningún tipo de restricción para disfrutar en familia.

• Alguien lo controla

Dado que pasará el resto de su vida con esa persona y, probablemente, la acompañará en la mayoría de las ocasiones, usted se podrá convertir en ese “pepito grillo” o voz de la conciencia financiera para detener las compras impulsivas que puedan surgir mientras se pasa frente a una vitrina o se ve un anuncio de descuento.

Money Talks señala que la convivencia en pareja se convierte en una especie de equilibrio de control, que hace que las parejas sean mucho más conscientes al diferenciar necesidades de caprichos y, con ello, mantenerse apegado a un presupuesto común, según las metas financieras que tenga la pareja.

• Pensiones

Contar con una unión legal y establecida, hace que usted también esté reconocido ante la ley y, por lo tanto, ante los beneficios que le pueden llegar a corresponder en caso de fallecimiento o de invalidez, lo que se traduce en tener una seguridad y tranquilidad financiera, al saber que va a recibir una ayuda económica estipulada por pensión.

Un artículo del Telegraph explica que siempre que usted demuestre su convivencia y su relación legal, tendrá el derecho a contar con la pensión de su cónyuge y esto, en la tercera edad, es un enorme alivio. Incluso, tenga en cuenta que en Colombia existe la “pensión familiar” que es un mecanismo al que puede acceder, siempre y cuando demuestre vínculos legales y establecidos con su pareja.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.