Cinco errores financieros en el desayuno

No consumir lo necesario en la primera comida del día, que para muchos nutricionistas es la más importante de la jornada, es un grave error que se paga caro.

Quien no desayuna bien está condenado a gastar más dinero a futuro en su salud. Quien no desayuna bien está condenado a gastar más dinero a futuro en su salud.
La estadounidense Keri Gans que se ha convertido en una gurú en el arte de enseñar a desayunar bien, está causando furor con sus argumentos acerca de lo importante que es invertir en la primera comida del día.

Para ejemplarizar lo crucial que es desayunar antes de salir de casa, Gans tiene el siguiente argumento: "Imagine esta escena: se levanta en la mañana y necesita manejar su vehículo hasta el trabajo. Pero el estanque está vacío, seguramente el carro no avanzara.

Ahora imagínese levantándote e irse sin desayunar. ¿Qué tan lejos piensa que llegará durante el día?".

Errores que hacen gastar más

1. Las personas no están consumiendo las suficientes proteínas que están contenidas en la leche o los cereales, dos alimentos que aportan mucho en el desayuno. El no consumirlas hace que constantemente la persona tenga sensación de hambre y termine comprando alimentos a cualquier precio y gastando más dinero.

Si no quiere tomar leche consuma un huevo duro para consumir proteína o también puede consumir una tostada 100% integral, aconseja la experta.

2. Muchos insisten en hacerle el quite a la fibra y están en un error, mientras más fibra se consuma, la sensación de saciedad durará más tiempo. Avena, cebada y cereales integrales deben estar en el menú del desayuno.

3. Algunos piensan que el no ingerir grasas es bueno para la salud, sin saber que la comida que no contiene grasa es la que hace sentir más rápido la sensación de hambre.
En el desayuno es mejor consumir un yogurt con 2% de grasa que uno dietético, lo importante es no exagerar con su consumo y evitar los fritos en excesos en aceites de mala calidad.

4. Comer poquito es el más grave error, la costumbre de llevar una fruta y comérsela durante el camino no es recomendable para empezar el día, cuando llegue a la oficina ya tendrá hambre y si no consume algo más terminará por contraer una úlcera que cuesta más que todos los desayunos que se dejó de consumir.

5. El desayunar muy tarde también se ha tomado como alternativa de ahorro que sirve para consumir menos en el almuerzo y no debe ser así. El desayuno se debe ingerir una hora después de haberse despertado.

Es mejor que desayune bien y que incluya en el mercado lo que le da energías para trabajar o estudiar porque el no hacerlo le traerá gastos en salud y en enfermedades que no se curan con comer más sino con costosos tratamientos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.