Cómo ahorrar en los gastos de sus mascotas

Tener mascota por primera vez, de por sí, implica reorganizar todo el presupuesto del hogar. Pero la responsabilidad de cuidarlos y mantenerlos, puede aumentar los gastos con el tiempo.

Flickr Ed Yourdon Flickr Ed Yourdon
Por supuesto, las mascotas se convierten en un miembro más de la familia. Incluso, cada vez son más las personas que deciden tener una: según una encuesta de B&Optimos contratada por Fenalco, a inicios de 2015, seis de cada diez hogares en Colombia tienen mascotas en su casa: el 70% tiene perro y el 13%, gatos. (Lea "Las 10 reglas de oro al tener una mascota")

Y aunque cada familia ya tiene un presupuesto y sabe hasta dónde puede (o debe) invertir en su mascota, Finanzas Personales le cuenta que hay formas para reducir estos gastos:


1. Invierta bien:
desde el inicio. De acuerdo con el doctor Édgar Gutiérrez, director de la Clínica Veterinaria de la Universidad de La Salle, la mejor economía es una buena inversión, y si alguien va a comprar una mascota, debe hacerlo en un sitio certificado, que cumpla con todas las normas sanitarias y, con eso, se ahorra problemas de posibles enfermedades o de problemas de desarrollo físico.

2. Veterinario: debe organizar su calendario anual de visitas y vacunas. El hecho de olvidar algún control le puede implicar un gasto de más a futuro. En Colombia, dependiendo del lugar y del especialista, puede encontrar consultas desde los $27 mil y es recomendado hacer mínimo dos visitas al año (cada seis meses).

3. Comida: Conocer cuál es la medida correcta para darle a su mascota es vital para ahorrar en gastos. Para conocer la porción correcta, lo mejor es pedir recomendaciones al veterinario con relación a la raza. Y en cuanto a la periodicidad, el doctor Gutiérrez asegura que hay un protocolo.

Por ejemplo para los perros: los cachorros hasta los 10 meses, deben comer muchas veces y poca cantidad, para entrenar su sistema digestivo. Una vez cumple el año, lo adecuado es que coma dos veces al día, en la mañana y en horas de la tarde. Pasados los tres años, lo sugerido es que coma una vez al día y ojalá, sea en la tarde.

Para los gatos, el tema es distinto, ya que come muchas veces al día, de forma permanentemente.

4. Ejercicio: tenga en cuenta que para su mascota usted es como su padre, así que toda la responsabilidad la debe asumir usted mismo y, con eso, aprovechar el tiempo para estar con ellos. Ahórrese la cuota del paseador, que puede estar alrededor de los $15 mil y paséelo usted mismo.

Lo mismo sucede con el entrenamiento. Hoy en día existen muchas opciones en internet que le ofrecen trucos y mecanismos para que usted mismo lo haga. Incluso, hay aplicaciones como Petometer, Dog Whistle, Perfect Dog, Dog Trainer y Cat Training Guide; todas ellas gratuitas, que le ayudarán con la tarea.

5. Recreación y comodidad: la experiencia de muchos propietarios de mascotas les ha demostrado que los mismos animales buscan sus propios juguetes y el gasto en juguetes costoso resultó en vano. Las pelotas, algunas telas, las cajas, los hilos, las plumas son objetos muy llamativos tanto para perros como para gatos.

En cuanto a la comodidad, tampoco se esfuerce demasiado en darles lujos. Una buena cobija o almohada ubicados en un lugar fresco y tranquilo bastarán para hacerlos felices.

6. Asegurar su mascota: Los seguros pueden ser una opción, pero también implican una inversión. Si cuenta con el presupuesto para tomar alguno, no olvide leer la letra pequeña y asegurarse de que el valor que cancela cubra con gran parte de los gastos, especialmente médicos, que podría tener a futuro.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.