Ahora es su turno de ayudar económicamente a sus padres

Una vez usted logra su independencia financiera, puede dejar de depender de sus familiares. Pero si son ellos los que necesitan su ayuda, ¿cómo organizar sus finanzas para hacerlo?

Ahora es su turno de ayudar económicamente a sus padres Ahora es su turno de ayudar económicamente a sus padres
Según estudios, la mayoría de los millenials o de la generación que hoy en día tienen entre 18 y 34 años, manifiestan que tienen una relación muy cercana con sus padres: incluso, muchos de ellos no sólo por temas económicos, sino también por tranquilidad y comodidad, prefieren quedarse viviendo con ellos el mayor tiempo posible.

Además, los ven como consejeros y mejores amigos, lo que permite la construcción de relaciones más estrechas y, a la vez, de sentimientos de responsabilidad: tanto por el hecho de asumir los deberes correspondientes como por mantener vivo ese interés y preocupación recíprocos en condiciones de salud, económicas y bienestar en general.

Así, muchos se preocupan por brindar las mejores condiciones posibles a sus padres, una vez logran obtener sus propios recursos económicos, ya sea colaborando en algunas responsabilidades financieras en el hogar o aportando un dinero extra mensual con el fin de aportar al mejoramiento de la calidad de vida de ellos.

Y aunque quizás la mayoría de padres colombianos agradecen mucho esa colaboración, muchos dirán que “no la necesitan” y hay quienes también “se avergüenzan” de solicitar esa ayuda, a pesar de que las condiciones sean apremiantes. Entonces, pueden surgir situaciones en las que estos jóvenes requieran modificar sus hábitos con el fin de abrir un espacio para ayudar a sus padres.

FP le recomienda leer “Así es como los padres “helicóptero” afectan su vida financiera (¿es su caso?)”.

Qué tener en cuenta…

Los millenials pueden sentir una cierta responsabilidad sobre sus padres, al saber que fueron ellos quienes los ayudaron a crecer y les brindaron todas las condiciones para que pudieran ser felices, por lo que en momentos difíciles no dudarán en ofrecer ese apoyo económico que ellos puedan necesitar.

No obstante, debe considerar varios factores previos, con el fin de que pueda hacerlo de la mejor manera, no por sentimientos de culpa o de responsabilidad que siente que no debería asumir, según CheatSheet:

1. ¿Tiene los medios?: Es la primera pregunta que debe hacerse: ya sea porque cuenta con un trabajo que le ofrece el salario suficiente o porque puede conseguirse medios adicionales para lograrlo. De ser así, ya tiene un gran paso adelantado, sin importar si ellos le están solicitando o no el dinero o si quizá se lo quiere ofrecer como forma de agradecimiento. Igualmente, considere que ni su fondo de emergencia o sus ahorros se vean afectados con esto.

2. ¿Hay una razón particular?: ¿Se trata de un deseo o realmente es una necesidad? Al igual como a usted le podía suceder de niño, debe identificar si ese dinero con el que les va a colaborar, realmente, tenga un buen fin. Claro que si se trata de emergencias, no debería dudar; si se trata de un apoyo para vacaciones o algún lujo, eso dependerá de usted.

3. ¿Con qué frecuencia puede hacerlo?: O también, ¿con qué frecuencia le piden? CheatSheet explica que, aunque suene duro, existen casos en los que los padres pueden llegar a considerar que la ayuda que usted les pueda dar se trata de una especie de derecho o que puede darse cuando quieran y como quieran. Recuerde que eso depende de su presupuesto pero también de saber mantener la relación en los límites adecuados.

4. ¿Se siente cómodo?: Recuerde que se trata de un dinero con el que seguramente usted no podrá contar a futuro ni pedir de vuelta. Entonces sea el caso, usted deberá ser capaz de tomar las riendas del asunto y ser totalmente sincero y poner las condiciones claras si se trata de un préstamo o una especie de regalo.

5. ¿Ha considerado otras opciones?: Quizás pueda considerar opciones un poco más sencillas como la de financiarles una tarjeta de crédito o de obtener un crédito si se trata para algo mucho más grande que necesiten. Todo dependerá de la situación y las condiciones en las que ellos se encuentren y con las cuales usted se sienta tranquilo para dar esa ayuda.

También le puede interesar “Cómo volver a vivir con sus padres”.

¿Cómo hacerlo?

1. Prepare su presupuesto: si ha ofrecido una ayuda ya sea mensual o esporádica, usted deberá tener en cuenta siempre la cantidad en el cálculo de sus finanzas mensuales. Esto significa que se tratará de una responsabilidad más que debe descontar. Recuerde que su palabra, puede pesar bastante para sus padres.

2. Establezca un porcentaje determinado, con eso puede seguir dando su contribución ya sea porque disminuye su sueldo o porque aumenta, lo que le permitirá tener sus finanzas mucho más organizadas.

3. Financiación adecuada: dentro de lo posible y, lo más sano, es que usted no necesite de créditos adicionales para ayudar a sus familiares. Si se trata de un momento de emergencia o de una alta suma que usted no pueda costear desde su mismo presupuesto, considere opciones como créditos de libre inversión.

4. Insista en ayudarlos a ahorrar: recuerde que nunca será en vano generar este buen hábito que será útil tanto para ellos como para usted.

5. La actitud cuenta bastante: de acuerdo con una publicación de US News, para los padres es muy importante dejar las condiciones claras de esa ayuda que usted les va a brindar porque pueden insistir en que se trate de un préstamo para ellos y que, al momento en el que le devuelvan el dinero y usted decida no recibirlo, para ellos puede ser una ofensa. Lo mismo puede suceder si usted les cobra el dinero.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.