Los 6 truquitos para agradar a la gente

No significa que tenga que esconder su personalidad o que tenga que ser la persona más sociable del mundo. Simplemente son estrategias que le darán una ventaja para ganar rápidamente la confianza de los demás.

Los 6 truquitos para agradar a la gente Los 6 truquitos para agradar a la gente

Ya podemos imaginar algunos de los comentarios que recibiremos por esta nota en nuestras redes sociales, por lo que advertimos que aquí no pretendemos que usted cambie su esencia para que le “caiga bien” a los demás, ni que disimule ser lo que no es. Simplemente, compartimos algunas actitudes, preguntas y comentarios que puede hacer mientras conoce a alguien, para ganar rápidamente la confianza de esa persona (con buenas intenciones, claro está).

Una vez aclarado esto, consideraremos que una cosa es hacer amigos por su propia cuenta (como sucede en el colegio o la universidad) y otra cuando ya van pasando los años, puede no tener la misma simpatía con todo el mundo o simplemente hay espacios en los que no se siente tan cómodo como para entablar conversaciones.

Esto suele suceder, sobre todo, cuando empieza a avanzar en el mundo laboral y se da cuenta que las relaciones sociales resultan más complicadas de lo que antes eran. Ahora, tendrá que empezar a crear redes para empezar a avanzar en su carrera, conocer más el mercado y, por supuesto, tener opciones de negocio.

FP le recomienda leer “Las actitudes que delatan a alguien con poca inteligencia emocional”.

Siendo así, hay algunas tácticas que, psicológicamente, ayudan a que usted tenga una conexión más sencilla con las personas que lo rodean, no importa si es un profesor que busca ser más cercano a sus estudiantes o si es un ejecutivo comercial que quiere ganarse la confianza de un cliente para ayudarlo con su proyecto.

La estrategia del espejo

Se le denomina el efecto “reflejo” y muchas personas, incluso, pueden poner en práctica esto, de forma inconsciente: se imita los gestos, las palabras, algunos movimientos o hasta el tono de voz. Psicológicamente lo que esto genera es que la persona se sienta más cómoda hablando con usted, al ver un comportamiento similar; lo que genera tranquilidad durante la conversación.

Ahora, lo importante es que si usted quiere aplicar esto en su día a día no sea muy exagerado o evidente, porque puede generar el impacto totalmente opuesto.

La estrategia del nombre

Hay que aceptar: todas las personas tienen cierto nivel de egocentrismo, por lo que escuchar el nombre propio, varias veces resulta una especie de alarde al que no se puede resistir nadie. Apréndase el nombre de la persona y úselo durante la conversación, ya sea en ejemplos o haciendo énfasis en ciertas cosas. Esto hace que la persona note que su interlocutor tiene un interés particular por conocer esa persona y ha capturado su atención.

La estrategia de la risa

Aunque reír es, en sí mismo, un acto agradable, el truco está en que siempre mantenga el contacto visual con la persona, mientras sonríe. De acuerdo con Entrepreneur, esto genera una especie  de vínculo y, por lo tanto, de confianza, que puede llegar  a permitir el contacto físico como una forma de camaradería. Eso sí, procure no exagerar, intente que sea algo espontáneo y que se dé en los momentos adecuados.

Lea también "Las 5 frases que sólo dice la gente que es amable".

La estrategia del cumplido

Según Business Insider, las personas siempre harán asociaciones más fáciles de las personas, cuando éstas usan adjetivos al describir a su interlocutor, algo que se le conoce como la “transferencia espontánea de trato” y que maneja una premisa básica: todo lo que diga de la gente, influye en cómo la gente lo ve a usted. Entre más cualidades y aspectos positivos ofrezca, así mismo las personas podrán pensar que usted es.

Esto también está ligado a otra parte de la estrategia: entre más hable de la otra persona sobre sí misma, mayores serán las posibilidades de que la persona se sienta un poco más comprometida con su interlocutor, por los detalles que pueda llegar a brindar. Eso sí, asegúrese de no ser muy hostigante o parecer acosador.

La estrategia del error

Se trata de una estrategia curiosa, pero que puede resultar muy efectiva. En Genial Gurú hacen una recopilación de tácticas usadas por agentes del FBI y ésta, es una de las más particulares: ante el primer encuentro con alguien cometa algún tipo de error, sea de pronunciación, gramática o ubicación; con el que pueda dar pie a que las personas que lo están escuchando le presten más atención y lo corrijan.

Esto hace que la persona genere una conexión de confianza directa, al corregir a la persona; pero también ayuda a una comunicación más abierta y a que la persona no tenga temor de “embarrarla” con usted, sino que se permite a sí mismo equivocarse también.

La estrategia del secreto

Finalmente, cuando usted pone en práctica el hecho de contarle a una persona algo un poco “privado y oculto” de su vida. De acuerdo con una investigación de Stony Brook University, este tipo de conversaciones es lo que más fortalece las relaciones entre las personas, cuando usted involucra preguntas profundas, cada vez más, que requieran de honestidad y de un alto grado de verdad, construirá mejores amistades.

Esto también se relaciona con el hecho de pedir un consejo, ya que las personas siempre querrán dar su opinión al respecto pero quizá, a primera vista, puede que no sea algo muy aconsejable. Entonces, si usted lo hace, hará que su interlocutor sea quien dé un paso importante para la construcción de un vínculo.

Quizás le interese "Los errores que suelen cometer las personas más inteligentes".

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.