Tips para ser un madrugador exitoso

Dicen que “al que madruga, Dios lo ayuda”, pero a veces, ni esa promesa estimula a tener la disposición para despertar temprano. Aprenda cómo cambiar su rutina de sueño y madrugar.

Es posible volverse una persona madrugadora en tan solo dos semanas. Es posible volverse una persona madrugadora en tan solo dos semanas.
Y es que los científicos parecen concordar en que aprovechar las mañanas nos convierte en personas más productivas y proactivas, lo cierto es que para algunos, cambiar las rutinas de sueño no resulta sencillo.

Es por esto que el Dr. Christopher Winter, vocero de la American Academy of Sleep Medicine, brinda una luz de esperanza y considera posible volverse una persona madrugadora en tan solo dos semanas. Estos son los consejos para lograrlo:

Establecer horarios inquebrantables
Winter recomienda levantarse, hacer ejercicio y desayunar a la misma hora todos los días. De esa forma, el cuerpo lo convertirá en una rutina y no tendrá problemas en saltar de la cama cada mañana. El profesor advierte que la dificultad se presenta cuando se regresa a los hábitos antiguos, luego de los fines de semana y vacaciones. Lo ideal es levantarse temprano también los fines de semana.

Una alarma realmente inteligente
El botón de posponer, ese que muchos usan para dormir unos minutos más, implican inconvenientes para ser madrugadores. Para evitar caer en la tentación, Winter recomienda usar una aplicación de alarma para smartphones del estilo Smart Alarm o Math Alarm, que requiere que resuelvas un problema matemático para poder apagarla. De esta forma, el cerebro se despierta rápidamente y pueda decidir conscientemente si quiere posponer la levantada.

¡Que entre luz!
La luz es importante porque le dice al cerebro que el día ha comenzado y envía señales al cuerpo para que deje de producir melatonina, la hormona que ayuda a regular el sueño. Si aún es de noche, por ejemplo 5 a.m., use luces artificiales para engañar al cerebro.

Haga ejercicio
Realizar actividad física en la mañana ayudará a levantar el cuerpo. Esto ha sido comprobado por investigadores en la Appalachian State University, quienes descubrieron que el ejercicio matutino disminuye la presión sanguínea, reduce el estrés y ansiedad, y le ayuda a dormir mejor en la noche.

Buen desayuno

Las proteínas le ayudarán a estar despierto, pues incrementan sus niveles de dopamina. Deje a un lado las tostadas y opte por huevos y yogurt.

No duerma siestas
Aunque el cambio de rutina puede generarle ganas de dormir la siesta, Winter recomienda evitarla. Concentre todas las energías para cuando vayas a dormir por la noche y verá cómo no siente pereza cuando suene el despertador.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.