Lo quiere a usted… (y a su dinero)

Una persona que tenga un trabajo estable, que le guste tener sus comodidades, estar tranquilo y no sea tacaño, reúne algunas de las características importantes para cualquier hombre o mujer que esté buscando establecer una relación. Pero a veces, no todo resulta ser lo que parece.

Flickr: Pedro Ribeiro Simões Flickr: Pedro Ribeiro Simões
Las relaciones interpersonales son distintas para todas las personas, pues mientras alguien busca a alguien romántico y apasionado, otros quieren compartir su vida con alguien que sea centrado y sepa qué quiere. O ambas. Todo puede variar. Pero como ya hemos hablado en FP, cuando se trata de escoger pareja, el factor dinero también suele ser fundamental.

Y todo esto empieza a reflejarse desde las primeras citas, en las primeras invitaciones, cuando las dos personas hasta ahora se están conociendo. Quién invita qué a quién, a qué sitios van, cuánto consumen y hasta qué regalos se intercambian, son algunas de las pistas que usted puede ir teniendo para descifrar cómo es la persona a nivel financiero. Claro, eso no lo es todo, pero le da algunas claves.

Hay un dicho que dice que “el amor es ciego” y muchas veces puede resultar cierto. Especialmente cuando usted está tan “encaprichado” con la persona, que no se da cuenta de pequeños factores que pueden estarle insinuando que aquel al que puede estar considerando como su alma gemela, resulta que está más interesado en usted por las “comodidades” que le ofrece, que por su forma de ser o lo que le puede llegar a aportar como pareja.

FP le recomienda leer “Lecciones de dinero que tiene que aprender antes de casarse”

Pero, ¿cómo saberlo? Finanzas Personales consultó algunos lugares de expertos en relaciones de pareja como YourTango, Love Live Health y Journeys of Woman para exponerle algunos de los indicios que podrían demostrar que la persona con la que está saliendo está más interesada en sus posibilidades financieras, que en usted mismo:

• Pagaba… pero al inicio: todo inicio suele ser encantador y prometedor. Las primeras citas él o ella era quien solía invitar y proponer algunos sitios. Incluso, quizás no muy caros ni costosos, con la intención de mostrar que no es alguien muy suntuoso. Pero si con el paso del tiempo las salidas empiezan a disminuir o los lugares son un poco más elegantes y empieza a mostrar tarjetas de crédito al momento de pagar, puede ser una señal.

Lo más probable es que pretenda que tiene su dinero propio, que le va muy bien en la actividad que hace, pero luego empieza a pedir que siempre vayan por mitades (para absolutamente todo), al punto que es muy raro que gaste, así sea un helado.

• Tiene gustos caros: las personas que salen con alguien por su dinero suelen ser bastante aspiracionales y fantasiosas con un nivel de vida alto y de millonarios. Conoce siempre los mejores sitios y restaurantes para salir y compartir, pero tienen una característica común: son bastante costosos. A veces puede mencionarlos con la intención “tenemos que ir algún día”, un poco con la esperanza de que usted sea quien invite.

Lea también “Tres cualidades de su pareja que le ayudarán a ser exitoso financieramente”

• Problemas financieros: analice su billetera: qué tanto efectivo suele tener por lo general, cuántas tarjetas de crédito tiene y cuál es su principal fuente de ingresos. Ahora, recuerde si a veces le ha pedido dinero prestado, ya sea para el bus o para “invitar a algo”, pero nunca recuerda pagarle de vuelta.

• Cuentos tristes: ¿es de quienes se la pasa hablando de “la difícil situación por la que está pasando su familia”, con un “padre desempleado” o que lleva “meses sin poder encontrar un buen trabajo”? tenga cuidado. No estamos diciendo que todas las personas que dicen esto se aprovechen, pero si el cuento resulta ser común y no ve que el o ella tenga iniciativa para mejorar o cambiar la situación, no sea tan ingenuo.

• "Olvidé la billetera": una de las tácticas más comunes es que “olvidó traer la billetera” o que “preciso, no cuenta con efectivo en el momento”, en lugares donde no reciben tarjeta de crédito. Preste atención a este tipo de situaciones que pueden estarse convirtiendo en excusas recurrentes.

• Le cuenta a todos sobre usted: y de su buen trabajo y de lo bien que vive, a todos sus amigos o conocidos, ya sea porque ha escuchado algunas conversaciones telefónicas donde haga énfasis en la palabra “me invitó a…” o en algunas reuniones sociales siempre destaca su labor.

• Insiste en que “se dé gustos”: está constantemente haciendo sugerencias para que se compre lo que le gusta, así usted sepa que no puede. Suele decir frases como “sólo se vive una vez” o “te lo mereces” para incentivarlo a gastar. Más porque si usted es muy noble, seguramente, con su compra, le dirá a esa persona “¿y tú no quisieras algo?” para repartir la culpa de gastar lo que no debe.

Quizás le interese también “Las 5 razones de dinero para nunca casarse”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.