Un domingo en la noche, ¿qué hacen las personas exitosas?

Esa sensación que puede ser como un pequeño dolor de estómago al caer la noche del domingo y pensar que al siguiente día se debe madrugar para ir a trabajar, no es nada alentador. Entonces, ¿cómo afrontar la situación?

Un domingo en la noche, ¿qué hacen las personas exitosas? Un domingo en la noche, ¿qué hacen las personas exitosas?
De acuerdo con una encuesta publicada por la página Monster.com, el 78% de los adultos encuestados en el mundo experimentan, por lo general, una sensación de tristeza en la noche del domingo.

Y por más de que ame su trabajo y le guste lo que hace, puede costar bastante pensar en retomar la rutina, en completar tareas y en olvidarse de “hacer pereza”, ver televisión o salir de viaje. ¿Le ha pasado?

Afortunadamente, existen algunas formas en las que puede evadir o ignorar un poco esa sensación, para poder asumir de forma correcta y con más positivismo la semana que está próxima a llegar.

• Momento de relajación

Esto, con el fin de poder liberar la ansiedad y la tensión que genera el pensar “lo que va a suceder el siguiente día”. Una publicación del Huffington Post sobre el tema, sugiere que es bueno detectar el momento exacto en el que el sentimiento de tristeza se apodera de usted durante el domingo, para poder planear una actividad como yoga o leer algún género literario que le interese para hacer que su mente esté inmersa en otros asuntos.

Es también un control de pensamientos al respecto, por lo que si al momento de hacer alguna de sus actividades de relajación “se cuela” el pensamiento, debe buscar la forma de concentrarse y focalizarse únicamente en la acción de relajación. Incluso, lo mejor que puede hacer después de esta actividad, es ir a dormir.

Quizás le interese leer “Cómo su cerebro le puede ayudar a ganar dinero”.

• Planear algo divertido

Ya sea para esa noche del domingo, para un día entre semana o para el próximo fin de semana. La expectativa de planear y esperar algo que realmente le apasione y por lo que tiene deseo, puede minimizar la sensación de tristeza.

Según una publicación de Business Insider, enfocarse en la diversión y el tiempo que demanda planear y programar hace que la mente se concentre en otro tipo de situaciones.

• Hacer ejercicio

Ya mucho se ha hablado en Finanzas Personales sobre las ventajas que tiene la actividad física en la productividad, en la felicidad y en su vida en general. La actividad física, desde una caminata hasta una rutina en el gimnasio, permite la liberación de endorfinas y la eliminación de toxinas.

Además, le ayuda a concebir mejor el sueño gracias al cansancio o agotamiento que puede llegar a sentir físicamente. Una buena ducha e irse directo a la cama puede ser la estocada perfecta para terminar un buen domingo.

• Desconectarse

Ya es suficiente con que entre semana los medios de comunicación, las redes sociales y los dispositivos tecnológicos lo obliguen a mantenerse conectado y actualizado sobre todo lo que pasa. The Huffington Post destaca que aunque es tentador saber lo que pudo haber pasado durante el fin de semana (con sus seres queridos o su trabajo), lo mejor que puede hacer es liberarse de esa tensión de la conexión.

Y aunque muchos planeen algo de la semana en un rato del domingo en la noche, puede ser mucho mejor para usted y para su productividad laboral, acostarse temprano y madrugar el lunes para echar una revisada rápida a todo lo que no se enteró durante el fin de semana.

• Pasar tiempo con los seres queridos

Una de las estrategias que le sirve a muchos grandes líderes y empresarios exitosos. Compartir con su familia o su pareja puede aumentar sus niveles de satisfacción y felicidad, olvidando lo que puede ocurrir al siguiente día. O incluso, compartir su preocupación o sensación de tristeza puede hacer que se convierta en una carga menos pesada de llevar porque al sentirse identificado con alguien más y al comunicarlo, el sentimiento de frustración se libera más fácilmente.

Le puede interesar leer también “Cómo el dinero sí compra la felicidad”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.