Las seis maneras en las que su trabajo está arruinando su sueño

Si durante toda la semana solo piensa en que llegue pronto el fin de semana para poder levantarse hasta tarde y no hacer nada, algo está haciendo mal en su trabajo.

Las seis maneras en las que su trabajo está arruinando su sueño Las seis maneras en las que su trabajo está arruinando su sueño
El viernes puede ser uno de los días favoritos para muchos trabajadores porque significa el fin de una jornada laboral para dedicarla a asuntos personales y no tener preocupaciones de ningún tipo.

Y es que de acuerdo con un estudio de GCC Insights, publicado por The Huffington Post, uno de cada cinco trabajadores considera que no duerme lo que debería y el 54% piensa que trabajar es más estresante por no haber descansado lo que necesitaba.

Le recomendamos leer también "Hábitos que hace la gente exitosa los fines de semana".

La falta de descanso, por supuesto, tiene un fuerte impacto negativo en la forma en la que usted se desempeña en el trabajo. No puede rendir lo mismo y los errores pueden ser más comunes. Pero las consecuencias también pueden darse al revés: cuando el trabajo impacta la forma y las horas en las que se duerme.

Y esto se puede ver reflejado en que muchas personas pueden tener sueños constantes con algunas situaciones de su trabajo o simplemente el hecho de mantenerse alerta o conectado a lo que pueda suceder o las noticias que surjan en el sector en el que trabaja.

1. El estrés y la preocupación

Son las más evidentes y las principales razones para que la mayoría de veces sea difícil concebir el sueño. Cuando en su trabajo exigen resultados constantemente y las estrategias que tenía planeadas no están funcionando, su cerebro empieza a enviarle mensajes durante ese tiempo de “relajación”, con escenarios probables de lo que puede suceder si usted no logra el negocio o no puede hacer las cosas como su jefe las quiere.

2. Horarios laborales

El Huffington Post también señala un estudio de la Universidad de Pensilvania que concluye que la falta de sueño también se debe a las jornadas laborales largas y el estrés que se vive hasta llegar al trabajo, por ejemplo, con el transporte público o los trancones.

Esto porque las “horas pico” hacen que usted deba madrugar más y, por lo tanto, dormir menos. Entonces, las personas que inician sus jornadas laborales más tarde, pueden dormir más.

Lea también “¿Cuántas horas debería dormir según su edad?”.

3. Tareas incompletas

Tener una lista de pendientes en la cabeza sobre su trabajo, de forma permanente, puede programar su cerebro para tener siempre presente todo lo que le falta hacer. Incluso, muchas personas pueden estar compartiendo un buen momento familiar en el fin de semana y de un momento a otro, puede surgir un pensamiento de “cierto que tengo pendiente enviar el correo electrónico…” o parecido.

Esto lo que genera es que los espacios de relajación y ocio no puedan ser disfrutados por completo por estas interrupciones y no se liberen los niveles de dopamina que se necesitan. Quizás también le puede suceder lo mismo en ese justo momento cuando estaba empezando a quedarse dormido.

4. Mucho tiempo frente a una pantalla

Aunque hoy en día la mayoría de los trabajos dependen de estar conectados a dispositivos tecnológicos, que usan pantallas con brillo y requieren de un esfuerzo particular de los ojos. Si eso le sucede durante todo el día, puede llegar a presentar dolores de cabeza en la noche.

Pero también está relacionado esto con el uso de los celulares, especialmente en horas de la noche ya que estar pendiente de estos aparatos implica que su cerebro ponga en ejecución funciones que lo ponen más activo y que chocan con la hora de la noche, que es en la que debe prepararse para descansar.

5. Mente activa

Ya sea porque no le alcanzó el tiempo o porque quiere adelantar algo de trabajo, no tener horarios establecidos para “desconectarse” por completo, puede interferir en sus funciones cerebrales. Al respecto, una encuesta realizada por la Asociación Sicológica Estadounidense señaló que poco menos de la mitad de las personas no concilian el sueño cuando intentan descansar temprano (por ejemplo, los fines de semana) porque ya están acostumbrados a estar activos hasta tarde.

Quizás le interese también “Las peligrosas desventajas de ser muy bueno en el trabajo”.

6. Dependencia del celular

Son muchos los estudios que se han hecho al respecto sobre el impacto del uso de los celulares en las horas de sueño. The Atlantic señala que cuando se duerme cerca de estos aparatos (o se usan minutos antes de dormir, mientras se está en la cama), inciden unas ondas que suprimen la melatonina la hormona que ayuda con el ritmo del sueño y lo que se conoce como “ritmos circadianos”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.