El costo de decir “otro dulce no me hará daño”

Los problemas que tienen los colombianos con el azúcar suelen ser ignorados. Pero el costo de padecer una enfermedad relacionada con esto, es algo que nunca se alcanzaría a imaginar.

El costo de decir “otro dulce no me hará daño” El costo de decir “otro dulce no me hará daño”

Aunque cada vez se está generando una mayor conciencia en cuanto a mantener hábitos saludables de vida que impliquen tener una buena dieta, rica en proteínas, verduras y frutas; así como también practicar ejercicio de forma constante; sucede que hay personas que no saben del riesgo que pueden llegar a tener con el alto consumo del azúcar más, cuando actualmente, tantos productos que se consumen a diario, contienen grandes cantidades.

Este descuido puede hacer que una persona empiece a desarrollar enfermedades como la hipoglicemia o, incluso, la diabetes; situaciones que impactan todos los aspectos de vida de una persona, puesto que implican un mayor cuidado en la salud, pero también pueden traducirse en un menor nivel de productividad laboral, por los síntomas y efectos que pueden llegar a tener estas enfermedades.

FP le recomienda “Consejos saludables para mantenerse saludable en un día normal”.

En esto, mientras el cuidado y prevención pueden significarle el costo de un par de exámenes médicos, una dieta más sana (quizá con alimentos que pueden tener unos precios un poco más altos en el mercado, al ser naturales o por ser preparados de forma distinta) y una frecuencia de visitas al médico.

En tanto, si no tiene las precauciones, todos estos costos se pueden duplicar o triplicar, dependiendo del tipo de enfermedad que se le desarrolle. Por ejemplo, en el caso de una diabetes, de acuerdo con la Organización Panamericana de la Salud (OPS) se estima que el costo de la enfermedad para América Latina es de más de US$65.000 millones por año a causa de la carga a los sistemas de salud y la alta mortalidad prematura.

En la región hay aproximadamente 30 millones de personas con esta enfermedad y se prevé que la cifra se duplique para el 2025. La doctora Dilcia Lujan Torres, médico internista, endocrinóloga y jefe de la consulta externa de la Asociación Colombiana de Diabetes, asegura que “cuando no se tiene la diabetes bien controlada se van fabricando complicaciones crónicas como ceguera, pie diabético, insuficiencia renal o problemas de corazón. Sin embargo, esta enfermedad y sus complicaciones se pueden evitar consumiendo alimentos saludables, haciendo ejercicio y teniendo controles periódicos de la glucosa”.

Lea “Los 3 secretos de un desayuno saludable”.

La diabetes tipo 2 se manifiesta cuando el cuerpo no produce suficiente insulina o las células de una persona no reconocen la insulina del cuerpo, produciendo complicaciones de salud en órganos como: corazón, cerebro, pulmones, ojos, riñones y sangre.

Ahora, cuando se deja avanzar esta enfermedad, el costo de la atención de personas afectadas puede llegar a ser de dos a tres veces mayor que en las personas sin diabetes, atribuyéndose mayormente a la mortalidad prematura y la discapacidad causada por la enfermedad, convirtiéndola en una enfermedad de alto costo.

Los mitos

Mito

Realidad

 “La medicina alternativa, el ejercicio y la dieta pueden reemplazar los medicamentos prescritos por mi médico.”

Aunque pueden llegar a tener un efecto positivo, no reemplazarán por completo un tratamiento prescrito por el médico. Incluso, puede llegar a empeorar. Es importante mantener una dieta saludable, hacer ejercicio constantemente, medir los niveles de glucosa y seguir el tratamiento indicado por el médico. 

 “Los medicamentos tendrán un impacto en mi peso”

Cuando usted debe empezar a cuidar su salud por alguna enfermedad relacionada con el azúcar, puede tener que tomar medicamentos que, falsamente se cree, afectarán su peso; por lo que será importante seguir las indicaciones exclusivas del médico.

Además, tenga en cuenta que el exceso de calorías y el sedentarismo también tendrán influencia, porque hará que reciba más glucosa de la necesaria acumulándose en forma de grasa. 

 “Los medicamentos orales disponibles en el mercado son todos iguales, sin diferencias significativas que me beneficien”.

El tratamiento cuando se tiene una enfermedad por altos niveles de azúcar puede ser diferente en cada paciente, así que no todos los tratamientos se adaptan a las necesidades específicas de cada paciente.

 

Lea también “Mitos de la salud oral”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.