No "repare" en gastos al remodelar su casa

por Sandra Liliana Miranda Forero

No sólo se trata de tener el dinero y contratar a alguien. Tenga en cuenta los consejos de estos expertos si piensa hacer una remodelación.

No "repare" en gastos al remodelar su casa No "repare" en gastos al remodelar su casa
Si usted tiene planeado remodelar su casa está hablando de cambios importantes. Es probable que desconozca que existen ciertos procesos, trámites y licencias que se exigen en Colombia y que además, es clave ser muy juicioso a la hora de contratar a los profesionales que harán el trabajo y estipular un presupuesto realista para ello.

Este artículo pretende darles a los lectores algunas pautas básicas a tener en cuenta al momento de pensar en una remodelación, vistas desde la óptica de un Arquitecto experto en el tema, las cuales tal vez su “Maestro de Obra” predilecto jamás le dirá.

Lo primero: el plan básico de remodelación

Los pasos para establecer un proyecto adecuado de remodelación consiste inicialmente en hacerse las siguientes tres preguntas:

1. ¿Tiene claro que quiere hacer? Pueden ofrecerle muchas opciones atractivas, pero lo importante es que pueda establecer la diferencia entre arreglo y remodelación, entre diseño y funcionalidad.
2. ¿Tiene el presupuesto para ello? Los costos de licencias, materiales y mano de obra deben ser estudiados con calma y en lo posible, buscar varias cotizaciones, antes de tomar una decisión. No cambie dinero por perfección en los detalles. A veces lo barato sale caro.
3. ¿Tiene tiempo para el proyecto? Una remodelación hecha por manos de profesionales responsables puede tardar un poco más de lo común, pero piense que los acabados serán mejores, las reformas no tendrán problemas de requerir mantenimientos próximos y podrá supervisar mejor cada paso de la obra. Tenga en cuenta también el tiempo de espera que puede tardar la aprobación de planos por parte de la Curaduría, entidad de aprueba cambios de distribución o construcciones nuevas.

Ya sé lo que quiero hacer. ¿Qué viene después?

• Una vez tenga claro su proyecto, lo primero que debe hacer es tomar la decisión de contratar a un profesional idóneo, recomendado, honesto y que cuente con licencia para ejercer. En lo posible debe ser un Arquitecto o Ingeniero, que respalde el trabajo de diseño y construcción.

• Siempre es importante ligar al Arquitecto que diseña con el que construye (lo ideal es que sea la misma persona). Además de reducir los costos de todo el proyecto, será más fácil para usted poder exigir las garantías respectivas. Esto le dará economías de escala.

• Tenga presente que debe respetar el Plan de Ordenamiento Territorial (POT) de su localidad, municipio, etc., para evitar multas y sanciones. Esto suele ocurrir por desconocimiento del tema y porque a veces a quienes contratan las personas solo están pensando en lucrarse sin importar que esto pueda o no pueda hacerse.

Las multas por concepto de estas violaciones a las normas suelen ser altísimas. Verifique que lo que quiere hacer se puede en esa zona.

• Si quiere ahorrar un poco, procure emplear elementos convencionales en pisos, pinturas, maderas, etc., que además de ser prácticos y no pasar tan fácil de moda, sean más sencillos de mantener.

Esto también le ahorrará costos en el futuro. La exclusividad cuesta más y tal vez si vende su propiedad en el futuro, el vendedor no le reconozca estos gastos y serán por tanto costos hundidos.

• Incluya en el presupuesto, los gastos de licencias, honorarios, imprevistos y transporte. Si contrata a un profesional que se encargue de todo será más fácil, porque dentro del costo de su labor, estarán incluidos todos estos temas.

• Si usted hace una remodelación funcional y que guarde la estética, piense en el proyecto como una inversión que valorizará su casa. De lo contrario, tenga presente que podría generar el efecto contrario y que el nuevo dueño podría empezar por destruirla y remodelar a su gusto.

Diferencie entre remodelar pensando en vivir allí a futuro, por hacerlo con el fin de elevar el precio de su propiedad en una posible negociación.

• Al elaborar el contrato con el Arquitecto que contrate, no olvide que no sólo lo autoriza para llevar a cabo el trabajo, sino que le genera una responsabilidad y una garantía por un tiempo de cinco (5) años a partir de la entrega de la obra, que contempla daños a terceros.

Es decir, que si el muro que se construyó se cae y esto le implica una demanda por los afectados, es el Arquitecto a quien contrató, quien deberá responderle.

Esto seguramente no ocurrirá si contrata a un obrero que no firme este tipo de cláusulas en un contrato. Además, al contratar a un profesional, está contribuyendo a la generación de empleo, porque él a su vez, requerirá de personal como Maestros de Obra, Conductores, etc., pero la responsabilidad será de él y no suya.

Por último, piense que una remodelación es como una cirugía estética de su casa. Puede quedar maravillosa o ser un total desastre. Esto depende del profesional que se haga cargo. Usted decide entre minimizar costos y maximizar la calidad del resultado.

También es verdad que usted puede contar con todos los permisos necesarios para un proyecto y tener el dinero y el tiempo para hacerlo realidad, pero lo que usted construya o modifique, también hará parte de la ciudad. Piense en ello.


Sandra Liliana Miranda Forero
Magistra en Economía y Economista
Pontificia Universidad Javeriana
Autora y Columnista. Profesora de Economía
sl.miranda@uniandes.edu.co
En Twitter: @salimifo

Mauricio Humberto Izquierdo Roa
Arquitecto Universidad de la Salle.
Arquitecto Profesional en Biblored.
mauricio.izquierdo@outlook.es

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.