¿Cuál es su carácter digital?

¿Será cierto que tenemos una "personalidad en línea"? De acuerdo con un estudio global de MasterCard, sí. Pues revela que en el mundo existen cinco personalidades virtuales.

La personalidad digital es una reflexión más precisa de cómo se sienten, las acciones que realizan utilizando su información personal y cuánto valor le otorgan a la protección de estos datos. La personalidad digital es una reflexión más precisa de cómo se sienten, las acciones que realizan utilizando su información personal y cuánto valor le otorgan a la protección de estos datos.
El Digital Sharing and Trust Project, una iniciativa que examina la confianza y el intercambio de información en línea, muestra que los consumidores se despojan de sus identidades “del mundo real” cuando se conectan en línea para asumir “personalidades digitales”.

La personalidad digital es una reflexión más precisa de cómo se sienten, las acciones que realizan utilizando su información personal y cuánto valor le otorgan a la protección de estos datos. Estas cinco personalidades: Comunicadores amplios, participantes básicos, exclusivamente compradores, usuarios pasivos y guardianes proactivos, existen de manera uniforme entre la población mundial, ignorando límites regionales y demográficos.

“Casi 2.5 mil millones de personas en el mundo utilizan el Internet todos los días”, afirmó Theodore Iacobuzio, Vicepresidente del grupo Global Insights de MasterCard. “Esta investigación muestra que, independientemente de quiénes somos y en dónde vivimos, todos tenemos algo en común cuando se trata de nuestro comportamiento en línea”.

Aunque los consumidores están cada día más informados sobre el manejo de su identidad digital, el estudio revela que hay una jerarquía clara en el tipo de información que están dispuestos a compartir. También hay ciertos tipos de organizaciones a las que más confían su información.

Algunos de los hallazgos claves de cada personalidad incluyen:


• “Comunicadores Amplios”: El 21% de los consumidores en línea pertenece a esta categoría, la cual tiende a estar compuesta mayormente por hombres (el 60%). Este grupo tiene el más amplio conocimiento digital de las cinco personalidades y tienden a realizar actividades en línea menos adversas al riesgo. La mitad de ellos están en línea más de 10 veces al día y cuando comparten su información personal, esperan descuentos, acceso y ofertas a cambio.

• “Participantes Básicos”: Este grupo (que representa el 21% de la población) incluye a algunos de los usuarios más dedicados de las redes sociales que buscan sencillamente interactuar, aunque no son consumidores hábiles con la tecnología. Cuando se trata de hacer compras en línea, la mayoría (el 80%) investiga los productos en línea, pero el 63% prefiere hacer la compra en persona. Aunque están conscientes del mercadeo dirigido, no consideran su información de alto valor.

• “Exclusivamente Compradores”: Esta personalidad se caracteriza por su confianza en el Internet para comprar e investigar sus compras. Inlcluye al 21% de los consumidores en línea, la mayoría (90%) investiga productos antes de comprarlos y la mitad compara precios cuando están en las tiendas utilizando sus móviles con el fin de encontrar la mejor oferta. Sorprendentemente, están poco conscientes del mercadeo dirigido, ya que sólo el 37% sabe que las redes sociales utilizan su información personal para crear anuncios personalizados.

• “Usuarios Pasivos”: Como el nombre lo indica, los miembros de este grupo no están completamente convencidos del valor del Internet y pasan la menor cantidad de tiempo en línea. Al representar el 20% de consumidores, los Usuarios Pasivos son los que menos utilizan las redes sociales (sólo el 48%) y hacen compras en línea. Se inclinan más a realizar sus compras desde su dispositivo móvil y están dispuestos a proporcionar sus datos a cambio de algo.

• “Guardianes Proactivos”: Componen el 17% de todos los consumidores en línea y están altamente conscientes del mercadeo dirigido. El 82% reconoce que comercios pueden dirigirse a ellos con base en sus búsquedas y el historial de su navegador. Es poco probable que utilicen las redes sociales y de todas las personalidades en línea, son las más precavidos con las configuraciones de privacidad, pues se preocupan por proteger y controlar sus huellas digitales.

Otros hallazgos del estudio que se aplican a todas las personalidades en línea incluyen:

• Los consumidores saben lo que valen: De acuerdo con la investigación, el 64% de los consumidores cree que su información personal tiene un valor para los comercios.

• La mayoría de los consumidores son hábiles con las configuraciones de privacidad: El estudio reveló que el 60% de los consumidores sabe cómo cambiar la configuración de privacidad en su navegador web.

Los consumidores disfrutan de las ofertas personalizadas a cambio de compartir información:
La mayoría de los consumidores (el 55%) valora cuando las compañías dan ofertas personalizadas a cambio de información que los usuarios comparten.

Los consumidores acogen la práctica de consultar precios en sus dispositivos móviles antes de comprar: Casi la mitad (el 49%) de los consumidores compara precios cuando aún se encuentran dentro de la tienda para asegurarse de obtener las mejores ofertas.

“En el mundo digital de hoy, los consumidores invierten más tiempo y dinero en línea”, seguró Iacobuzio. “Entender estas cinco personalidades es importante para diversas audiencias, pero quizás más para los comercios. Al entender mejor el por qué los consumidores quieren compartir su información, las empresas pueden prepararse mejor para relacionarse con ellos de forma asertiva”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.