Cuando el ahorro raya con la tacañería

Casos se han visto: Hay personas que prefieren no ir al médico por no gastar dinero o quienes prefieren que no los visiten para que el mercado les rinda más, esos son los tacaños extremos.

Cuando el ahorro raya con la tacañería Cuando el ahorro raya con la tacañería
El diccionario de la Real Academia Española, cuyos conceptos acoge Colombia, definen al tacaño como miserable, ruin y mezquino, calificativos duros pero que a la final terminan dándole la razón al diccionario, porque la tacañería desmejora el nivel de la calidad de vida.

En eso está de acuerdo el economista, Julio César Suárez, quien asegura que los extremos pueden llevar a algunas personas a dejar de consumir algunos bienes de primera necesidad o descuidar la salud y eso puede llevar a una vida que puede ser considerada “miserable”.

Ahorrar, planear los gastos, hacer cálculos y medirse en los gastos está bien, pero esa no es excusa para obsesionarse con el “apretón del cinturón” y terminar ahorrando a cómo dé lugar.

Tacaños extremos

Una anécdota de una familia fundadora de una de las cadenas de supermercados más prestigiosas del país, puede servir como ejemplo de la tacañería extrema.

Sucedió que una de las integrantes de la familia invitó a sus compañeras de colegio a una finca en las afueras de Bogotá, en la mitad del recorrido las muchachas tomaron otro camino y la joven le encargó a la abuela de preparar las onces para las invitadas. La sorpresa que se llevaron fue enorme: les dieron un vaso de agua y una cereza.

La razón, según una de las invitadas quien pidió reserva del nombre, era que la familia trataba de ahorrar al máximo y eso se notaba hasta en la forma como tenían amoblada la casa.

El tema de la tacañería ha tomado tanta relevancia que hace dos semanas el canal de televisión norteamericano TLC (The Learning Channel) puso al aire una serie de ocho capítulos con el nombre de “Tacaños Extremos” y los casos de las personas que buscan recortar gastos a cualquier precio son como para no creer.

Uno de los personajes Terence por ejemplo no compra muebles para la casa y nunca saca a su familia a comer. Greg, otro de los protagonistas de la serie, solamente descarga el inodoro una vez a la semana y reutiliza los cubiertos plásticos.

Lo más curioso según los productores de la serie es que los protagonistas en lugar de sonrojarse ante las cámaras se muestran orgullosos de sus hábitos de ahorro.

¿Qué es ahorrar y qué es tacañería?

El presidente del Instituto para el Desarrollo de la Salud Emocional en Colombia, Jorge Forero, en una declaración que hizo para la Revista Semana, diferencia muy bien lo que es un tacaño y un ahorrador. El tacaño es aquel que centra su bienestar y seguridad en la capacidad de tener. Si empiezan a gastar, disminuye su caudal, su poder y su autoestima. Por eso no lo hacen, porque valen por lo que tienen.

El ahorrador por el contrario, tiene metas claras, compartidas e inversiones seguras y mide sus gastos de acuerdo a ese proyecto. Son los individuos que llenan poco a poco la alcancía o abren una cuenta bancaria con el fin de reservar un capital para luego invertirlo en una casa, un carro o unas vacaciones.

Como lo apunta muy bien el diccionario de la Real Academia, el que es tacaño es miserable y eso es ser infeliz, la vida es muy corta como para no aprovechar lo mucho o lo poco que se tiene.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.