Las 5 señales con las que le están diciendo que no quiere casarse

Cuando de relaciones de pareja se trata, hay muchas consideraciones previas que usted debe tener con el fin de saber que está con la persona adecuada para usted y para sus finanzas.

Las 5 señales con las que le están diciendo que no quiere casarse Las 5 señales con las que le están diciendo que no quiere casarse

Luego de que pasan los primeros meses de magia y al superar las peleas o algunos momentos difíciles, puede que usted esté considerando que la persona que está a su lado sea la correcta para pasar el resto de su vida. Entonces, usted empieza a hacer una especie de “evaluación” no sólo verificando que realmente la persona cumpla las expectativas a futuro, sino también estableciendo si puede llegar a tener un futuro económico, profesional y emocional.

Y quizás, cuando termine de hacer el ejercicio, se convenza por completo que es la persona indicada. Pero, ¿y si usted no lo es para él o ella? Ahí viene también el dilema. Muchas veces el amor no sólo se trata de sentir compatibilidad, sino de encaminar los proyectos, los ideales y los valores hacia un mismo camino, en el que se complementen, pero no se opongan; porque podría llegar a representar tanto la felicidad por el resto de su vida, como una tortura.

FP le recomienda “Una persona con deudas: la peor pareja que puede tener”.

Al respecto, aquí queremos darle algunas claves que desde el aspecto financiero podría llegar a interpretar como señales de que la persona que está con usted no lo está considerando a futuro, sino simplemente como parte de su vida, una especie de “capítulo”. No en vano, según una encuesta de Pew Research Center, 6 de cada 10 encuestados señalan que preferirían nunca casarse.

  1. Planes a futuro

Es la básica. Usted tiene que mirar si dentro de las conversaciones o los planes que han mencionado, hay situaciones que vayan más de seis meses en el tiempo, es decir, que piensen en ahorrar para ir a un viaje fuera del país o considerar comprar un carro, juntos. Pero si se da cuenta que todas las propuestas son para fines de semana próximos o siempre son a corto plazo, puede empezar a tener una señal de alerta que le indique que el compromiso que cree que hay, en realidad no existe.

La estrategia es básica: llegue un día diciéndole a su amor que tiene ganas de ir a un destino lejos y que quisiera planearlo para el próximo año. Plantee una forma para que juntos empiecen a ahorrar y, si la persona se le mide, puede tener un parte de seguridad; si no, siga leyendo y ponga en práctica las siguientes estrategias.

  1. No sabe nada

Siempre que usted le haga algún tipo de propuesta en la que la persona tenga que tomar una decisión que es, de cierta forma, trascendental y le salga con evasivas típicas como un “no sé”, aquí tiene otra señal de alerta. Estamos hablando de situaciones como “será que compramos esto ahora para la casa o más bien esperamos luego” o quizás un “deberíamos hacer esta inversión para obtener más dinero”, en las que se evidencia un compromiso a largo plazo, como señala Huffington Post.

Para hacer un análisis más profundo, considere otras situaciones más cotidianas como la forma en la que organizan el tiempo y las prioridades que le da su pareja a las situaciones (ir primero a la reunión de la familia o al viaje con los amigos). Pero, para ser más directo, cuando le respondan un “no sé”, pregunte las razones y ayude a la persona a tomar una decisión, ya que muchas veces sólo se puede tratar de no identificar los “pro” y los “contra” o ver los efectos a futuro. Pero si se niega a hacer el ejercicio, puede que detrás de su respuesta haya algo más.

Lea también “Los beneficios financieros de tener amigos con derechos”

  1. Regalos relacionados

Esta puede ser un poco ambigua, pero las creencias sugieren que cuando se trata de relaciones realmente comprometidas, parte y parte están dispuestas a ofrecer regalos a su pareja que impliquen grandes inversiones. De acuerdo con The Bolde, una persona que solamente quiera estar con usted “por un momento”, no va a estar endeudado por un regalo que sabe que perderá valor sentimental en poco tiempo.

Incluso, para ellas, esto puede ser más sencillo, pues su pareja puede insinuar su deseo de matrimonio regalando algún tipo de joyas, mientras que para los hombres puede ser un poco más complicado saber si ella, a través de un regalo, realmente se quiere casar.

  1. Cuentas siempre separadas

En tema de citas y de salidas, siempre ha habido un gran debate al respecto de quién debe pagar la cuenta: al inicio, muchas veces ellas agradecen que sea su pareja quien asuma la invitación; pero con el paso del tiempo resulta cómodo que paguen entre los dos. No obstante, eso no exime a que alguno quiera sorprender al otro y “gastarlo todo”, en señal de agradecimiento y de coquetería con la persona que quiere.

Pero si a lo largo del tiempo se da cuenta que la persona con la que está siempre pelea por pagar cuentas exactamente divididas, que cada quien pague lo suyo o hasta que cuando le hacen pequeños préstamos (montos de dinero pequeños), siempre le exijan de vuelta; puede que sea necesario interpretar este comportamiento.

Cuando una pareja decide estar junta el dinero es algo importante y ambos deben aprender a administrarlo en conjunto, pero si no se da la oportunidad, es muy difícil establecer un compromiso al respecto, menos, a futuro.

  1. Críticas permanentes

Aunque esta puede ser una de las señales más evidentes, especialmente, de compatibilidad en cualquier aspecto de la vida. Si constantemente su pareja está diciendo que hacer esto o aquello –que usted acostumbra a hacer- no le parece indicado o adecuado, usted también debería rehacer la evaluación de si puede ser o no su esposo o esposa.

Y esto, en temas de dinero, es mucho más evidente. Alguien que le esté diciendo a toda hora que usted es un derrochador o que no sabe cómo administrar el dinero, le está diciendo entre líneas que no lo considera como pareja a futuro. Bueno, cabe aclarar que algunas cosas son simplemente sugerencias, pero cuando se convierten hasta en motivo de peleas constante, la situación ya va por otro lado.

Quizás le interese “Estas son las profesiones que tienden a casarse entre sí”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.