Cuatro formas de ahorrar en casa

Si quieres ahorrar más, pero no sabes cómo, descubre qué conductas en tu hogar pueden ayudarte en el proceso y abonarte a final de mes, unos pesos de más.

Estos consejos no sólo disminuyen el consumo eléctrico, también disminuyen nuestra huella de carbono. Estos consejos no sólo disminuyen el consumo eléctrico, también disminuyen nuestra huella de carbono.
Si estás luchando para llegar a fin de mes con tu salario y probablemente ya has recortado de tus gastos todos aquellos extras que son obvios, como la comida y bebida en el cine o esa prenda de vestir que tanto te gusta pero no necesitas y aún así necesitas seguir recortando gastos, este artículo es para ti.

Cabe recordar que existen otras formas de ahorrar, simplemente haciendo algunos ajustes en tu casa. Lutron Electronics, aconseja cuatro maneras fáciles para economizar en casa a través del ahorro en el consumo de electricidad.

1. Atenúa la luz
Atenuar las luces puede ayudar a ahorrar en la factura de electricidad mensual, debido a que si se baja la intensidad de la luz, se consume menos cantidad de energía. Además, atenuar la luz eléctrica extiende la vida de las bombillas de luz, y de esa manera se deben comprar menos bombillas al año.

2. Ocúpate del termostato
Muchos consumidores que tienen aire acondicionado y calefacción central, y en un intento por ahorrar, apagan estos aparatos cuando no están en sus casas. Lo que ellos no saben es que la cantidad de energía que utilizan estos equipos para encender y apagar la calefacción o refrigeración puede en realidad costar más que si mantienen el equipo funcionando en un nivel bajo de consumo de electricidad.

3. Desconecta los artefactos eléctricos
Debido a que los aparatos electrónicos que enchufamos al tomacorrientes (tales como el televisor, el cargador del celular, la tostadora o la cafetera eléctrica) generan una carga latente incluso cuando están apagados, se deben desenchufar todos estos equipos cuando no están en uso para ahorrar energía.

4. Conoce tu consumo de energía
Una buena manera de ahorrar es averiguando la cantidad de energía que consumen tus electrodomésticos y sistemas de aire acondicionado y calefacción. Para esto puedes adquirir un sistema de monitoreo del consumo eléctrico, ya que éstos permiten ver fácilmente cuánto se está consumiendo en la casa en todo momento, para que así puedas identificar los aparatos que consumen mucho y bajar su intensidad cuando no están en uso. Pero en caso que no puedas adquirir uno, puedes revisar el consumo eléctrico de cada uno de los aparatos que estén en tu casa y verificar si realmente se les da el uso necesario. Sin nombrar que puedes regular tu consumo comparando las facturas de energía que llegan mes a mes a tu casa, especificando la cantidad de consumo durante un periodo de tiempo.

Recuerda que estos consejos no sólo contribuyen a disminuir el consumo eléctrico y reducir nuestros gastos, también disminuyen nuestra huella de carbono, por lo que todos salen ganando, ¡así que no hay excusas para comenzar a ahorrar!

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.