Decálogo para una vida saludable

Se calcula que el 52% de los colombianos sufren de sobrepeso y cerca de 4.500.000 presentan obesidad. Una condición que le resta energía, productividad y oportunidades.

Según estudios de la Organización Mundial de Salud (OMS) cada año fallecen por lo menos 2,8 millones de personas adultas como consecuencia del sobrepeso o la obesidad. Según estudios de la Organización Mundial de Salud (OMS) cada año fallecen por lo menos 2,8 millones de personas adultas como consecuencia del sobrepeso o la obesidad.
Y es que conductas como el sedentarismo, una dieta alimenticia no balanceada, el consumo constante de alcohol y fumar cigarrillo son la causa de múltiples enfermedades entre las que se encuentran: la obesidad, la diabetes y el cáncer.

Según estudios de la Organización Mundial de Salud (OMS) cada año fallecen por lo menos 2,8 millones de personas adultas como consecuencia del sobrepeso o la obesidad. Por esta razón, la Asociación Colombiana de Endocrinología, Diabetes y Metabolismo – ACE, da a conocer cuáles son las diez reglas básicas para gozar de una excelente salud y garantizar una mejor calidad de vida.


1. Uno es lo que come:

Ya lo hemos escuchado miles de veces, pero no está demás repetirlo de nuevo. Una alimentación balanceada, rica en proteínas, frutas y verduras garantizará que su estado de salud sea el adecuado. Las dietas mal sanas y la inactividad física son los principales riesgos de hipertensión, hiperglucemia (aumento de glucosa en la sangre), hiperlipidemia (exceso de grasas en la sangre), obesidad y enfermedades crónicas como lo son las enfermedades cardiovasculares y el cáncer.

Pero, ¿qué es tener una alimentación balanceada?

• Reducir el consumo calórico proveniente de las grasas.
• Remplazar los alimentos con grasas saturadas por las insaturadas.
• Comer en cantidades moderadas.
• Aumentar el consumo de frutas, legumbres y cereales integrales.
• Reducir el consumo de azúcar y sal.

2. Muévete:

Realizar constantemente actividades físicas puede llegar a reducir el riesgo de hipertensión, cardiopatías coronarias, accidentes cerebrovasculares, cáncer de mama, cáncer de colon y depresión. Además de mejorar la salud física y funcional de la persona.

El sedentarismo es una de las causas principales de obesidad en el mundo y el cuarto factor de riesgo, en lo que respecta a la mortalidad mundial (un 6% de las muertes registradas anualmente).

Según la Organización Mundial de la Salud, el “60% de la población mundial no realiza la actividad física necesaria para obtener beneficios para la salud. Esto se debe a un aumento de los comportamientos sedentarios durante las actividades laborales y domésticas”.

3. Masa y peso. Esa es la cuestión:

Aprenda a medir su Índice de Masa Corporal (IMC). Es sencillo: divida su peso en kilos entre su altura en metros elevada al cuadrado. Si el resultado es mayor de 25 kg/m² se considera sobrepeso. Por encima de 30 kg/m² es obesidad.

4. ¡No más alcohol para esta mesa, por favor!:

El consumo en exceso de bebidas alcohólicas es uno de los principales hábitos que puede desencadenar no sólo enfermedades crónicas en la persona, sino que por medio de su efecto puede producir lesiones o muertes en otros. Según la OMS, para obtener beneficios para la salud, el consumo de alcohol no debe ser superior a dos medidas para los hombres y una para las mujeres.

5. Que no se le suban los humos:

Cada año, el tabaquismo mata a aproximadamente 6 millones de personas en todo el mundo. Esta adicción es uno de los principales factores de riesgo de enfermedades como el cáncer, enfermedades cardiovasculares y enfermedades pulmonares.


6. ¡Cinco minutos más! :

Dormir poco es uno de los trastornos que aumenta el riesgo de padecer obesidad, y consigo, las complicaciones que esta enfermedad conlleva. Según la Asociación Colombiana de Endocrinología, Diabetes y Metabolismo, dormir entre 6 y 8 horas es vital para tener un estilo de vida saludable. Descansar es fundamental para reducir el estrés, y mejorar el bienestar físico y mental de la persona.

7. Cero Estrés:

El estrés más que una enfermedad es un mecanismo de defensa, que bien manejado, puede llegar a ser positivo.

Si presenta estrés o ansiedad la ACE le recomienda los siguientes tips:

• No coma por causa del estrés. La mayoría de las veces el deseo de comer es producto de la ansiedad.
• Si presenta estrés escuche música relajante.
• Trate de salir de la casa, encuentre algún tipo de actividad en la que pueda despejar su mente. Puede iniciar practicando un deporte o realizar un hobbie en el trascurso de la semana.

8. No juegue al doctor:

No se auto-medique. Tenga en cuenta que la mayoría de productos que existen en el mercado para bajar de peso no están aprobados por el Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (INVIMA), la razón es porque los compuestos de dichos productos producen síntomas que afectan significativamente la salud de quien los usa.

9. Siempre hay que comer:

Las dietas restrictivas pueden atentar directamente contra su salud y producen en la mayoría de los casos un efecto rebote. Esto quiere decir que los kilos que perdió fácilmente en una semana los recuperará de nuevo e inclusive, podrá adquirir un peso mayor al que tenía. Recuerde que iniciar una dieta que no implique tener hábitos de alimentación saludable no tiene sentido y puede afectar seriamente su salud.

10. Visitas regulares:
Ante cualquier inquietud sobre su peso y su estado de salud actual consulte a su médico de cabecera, éste le ayudará a establecer los hábitos de vida saludable que le permitirán gozar de una mejor calidad de vida.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.