Diez propósitos saludables para el 2013

A pocos días que termine enero todavía está a tiempo de evaluar nuevos hábitos que le darán mayor vitalidad a su cuerpo.

Diez propósitos saludables para el 2013 Diez propósitos saludables para el 2013
María Mezzatesta, representante de Figurella Colombia, asegura que una belleza física no es determinante a la hora de impactar, puesto que lo importante es contar con un espíritu positivo y lleno de energía.

La experta señala diez sugerencias para poner en práctica en este nuevo año.

1. ¡Levántese y resplandezca!

Comience cada día con un buen desayuno pero sobre todo, dedique diez minutos solo para usted. Lea el periódico, escuche su canción favorita o hable con alguien a quien ame. Siéntese en frente de su desayuno favorito y sin prisas ni apuros, disfrute los sabores y texturas que prefiera. Puede incluir frutas, fibra, leche o un poco de queso para facilitar la digestión, la hidratación y la sensación de saciedad. Recuerde que iniciar el día con una buena comida le ayudará a llegar al almuerzo sin demasiada hambre y de seguro no lo hará engordar.

2. NO coma menos, SÍ coma mejor

Comer bien no significa comer poco y sin sabor. Todo lo contario, una buena alimentación debe motivarlo a ser creativo e ingenioso en la cocina. Ensaye nuevos platos y enfrente el desafío de encontrar algo rico y saludable que le permita hacer de cada comida la oportunidad perfecta para sentirse mejor y relajarte. ¿Y los restaurantes? Se valen, ¡claro que se pueden!

3. Menos carne, más proteínas

Las proteínas no se encuentran solamente en las carnes sino también en otros alimentos como las legumbres. ¡Anímese! Un día a la semana coma como vegetariano y pruebe el tofu o la soya con las ensaladas de verduras o los platos que prefiera.

4. ¡Prepárese un te!

¿Quiere desintoxicar su cuerpo y verse más saludable? Deje el café y remplácelo por un té verde. Le ayudará a limpiar el organismo y a sentirse más liviano. Tómese una pausa y deguste la bebida al calor de una buena conversación con su familia o amigos.

5. Duerma más, trasnoche menos

Está científicamente comprobado que la falta de sueño impide la producción de la hormona leptina que es la encargada de enviar al cerebro la señal de saciedad. Organice sus tareas y propóngase llevar horarios regulares en donde pueda ubicar una hora fija para acostarse. Trate de acostarse bien temprano por lo menos una vez a la semana y descubrirá que es amanecer completamente descansado.

6. Siga su instinto

Escuche lo que le pide su cuerpo. Comer por comer no es la solución. Salga a caminar, planee una tarde con amigos o lea su libro favorito. En caso de sentirse pesado no es necesario que se suba a la báscula, su cuerpo ya le está diciendo que se excedió con la comida y debe dejarlo reposar.

7. Coma despacio

Las comidas que se consumen de prisa no le permiten sentirse satisfecho porque el cerebro necesita tiempo para recibir el estímulo de saciedad. Por eso es importante que dedique el tiempo justo a cada comida.

8. Rompa la rutina

No se fije en los alimentos que siempre consume. Busque y descubra cómo consumir alimentos que no conoce.

9. No se quede quieto

Realice actividad física: limpie y organice su casa o salga de compras. Deje el carro y simplemente ¡camine!

10. Respétese

Recuerde que el mejor consejo para verse bien es alimentarte bien. Consuma lo que necesita, dese uno que otro “anotjito” pero no olvide que parte del amor propio es cuidar esta herramienta maravillosa que se llama cuerpo.

                                                               

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.