¿Dónde vivir al llegar a viejos?

Las residencias para personas de la tercera edad son una opción a la hora de pensar en un lugar cómodo y seguro. Algo muy diferente al popular ancianato, al que muchos recurren.

Las residencias para los adultos mayores ofrecen diferentes actividades y espacios lúdicos. Las residencias para los adultos mayores ofrecen diferentes actividades y espacios lúdicos.
El concepto es similar al de un hotel: las personas de la tercera edad que habitan en estos lugares cuentan con un apartamento para ellos solos; esto les permite tener cierta autonomía, más no por eso dejan de recibir cuidados básicos como lo es por ejemplo, el servicio de enfermería 24 horas o el contar con una persona que esté pendiente de la toma de signos vitales así como la administración de medicamentos.

Además de esto, las residencias para los adultos mayores ofrecen diferentes actividades y espacios lúdicos como lo son terapias ocupacionales, juegos de naipe, piscina y diferentes clases relacionadas con las artes. FP consultó algunos de estos lugares y conoció cuáles son los servicios y precios que manejan. Si usted cree que este modelo de vivienda puede ser una opción para las personas mayores de su familia, acá le presentamos algunas opciones:

El Almendral

Este edificio residencial fue creado hace 14 años por un grupo de socios de la familia Pombo Vargas. Ubicado en la Calle 146 con carrera 7F, cuenta con habitaciones de 24 y 48 metros cuadrados. Según Camila Pombo, gerente administrativa de El Almendral, esta vivienda “es única y pionera en este modelo de edificio”.

Los habitantes de El Almendral no son propietarios de la habitación en la que viven sino que pagan un arriendo que tiene un costo mensual de $3’535.000 para los apartamentos de 24 metros, y casi el doble para los apartamentos de 48 metros. “En este momento todas las habitaciones están ocupadas, acá funcionamos con lista de espera”, señala Pombo.

Los servicios que proporciona El Almendral a sus residentes son:

• Alimentación: cinco comidas al día.
• Servicio a la alcoba de 7:00 am a 7:00 pm.
• Lavado de ropa blanca y ropa personal.
• Enfermería de apoyo las 24 horas para el suministro de medicamentos.
• Toma de signos vitales 2 veces al día e informe al médico particular del huésped cuando éste sea el caso.
• Servicio de ambulancia contratado con EMI, en caso de urgencia.
• Misa dos veces a la semana.
• Aseo del cuarto.
• Actividades por las tardes como bingo, ahorcado, película, lotería y tertulia.
• Manejo de dietas.

Club Platino Senior
Ubicado en la Calle 93 con 19 B. Este edificio maneja un concepto de mayor lujo y comfort, tal y como lo indica su nombre, al estilo de un club. Fue inaugurado el pasado 2 de octubre y entrega apartamentos sobre la firma de escrituras. A diferencia de El Almendral, aquí los residentes sí son propietarios de sus apartamentos o pueden adquirirlos para arrendarlos.

El Club Platino ofrece apartamentos de 71 a 154 metros cuadrados, con uno o dos garajes y cuyos precios oscilan entre $515.000 y $1’200.000. La cuota mensual de mantenimiento es de $1’800.000 que cubre:

• Servicios de alimentación (desayuno y 15 comidas al mes entre almuerzo y cena).
• Limpieza diaria al apartamento.
• Lavado de toallas una vez por semana.
• Transporte y salidas programadas
• Piscina climatizada y clases de aqua-aeróbicos.
• Salón de manualidades y clases (pintura).
• Sala de cine.
• Mini market.
• Salón de juegos.
• Peluquería.
• Servicio de enfermería 24 horas y un médico que hará visitas mensuales de acuerdo a las necesidades de los residentes.

Dentro de los valores estimados, el club no incluye los gastos de servicios públicos. María Paulina Soto, asesora de ventas, resalta que “la cubierta del edificio cuenta con mini golf, huerta y zona de barbecue, además de ofrecer una vista hermosa de la ciudad”.

Un concepto similar al de Club Platino Senior -por los servicios que ofrece- se puede encontrar en Vivenza Club. Un proyecto residencial que cuenta con dos sedes (Chía y Anapoima) y que planea extenderse a ciudades como Bogotá y Pereira. Vivenza Club tiene la ventaja de ofrecer un espacio campestre para sus residentes con tres tipos de vivienda: suite, villa o casa que van desde los 47 metros hasta los 228 metros cuadrados.

Vivenza brinda la posibilidad de comprar o arrendar una residencia. Los arriendos se consiguen desde $1’500.000 mientras que las suites para la tenencia propia tienen un costo superior a los $270 millones. Las villas prácticamente triplican este valor. Los costos de administración y servicios varían según el tipo y el área de la vivienda desde $630.000 hasta casi $900.000.

Comodidad, confort, salud, bienestar, independencia y el poder vivir cerca de los familiares, son varios de los motivos por los que habitar en estos tipos de residencias pueda ser una buena opción para la vejez. Si bien los costos son altos, usted puede revisar estas opciones con su pareja, su familia y su bolsillo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.