Haga el favor: convierta a un niño en un inversionista con este truco

Si tiene un hijo, un hermano o un primito al que quiere ayudarle a ser inteligente con su dinero, considere el siguiente método que un padre de familia hizo popular en las redes sociales.

Haga el favor: convierta a un niño en un inversionista con este truco Haga el favor: convierta a un niño en un inversionista con este truco

La educación financiera es una situación que en Colombia no está muy desarrollada. Hoy los niños que están en el colegio pueden llegar a tener más herramientas que usted cuando estaba en esta época, lo que hace que usted se sienta un poco “discriminado” porque nunca tuvo la opción de que le enseñaran lo que era una tasa de interés o cómo ahorrar adecuadamente.

Lo importante es que empiece a cambiar esa actitud y, especialmente, que ayude a cambiar también esa realidad. Por ejemplo, según Nadezda Vera, CEO de Superprofe.co, la plataforma que ayuda a  encontrar profesores calificados, “a partir de los 7 años los niños deben aprender sobre el valor de dinero, la responsabilidad y autonomía en el gasto, para que los adultos del mañana no repitan las estadísticas de hoy, pues se estima que el 20% de la población adulta no lleva un registro de sus gastos y menos de la mitad de la población económicamente activa tiene un método formal de ahorro”.

FP le recomienda "Mitos a derribar si realmente quiere ser bueno manejando el dinero".

Así que también está en usted ayudar a cambiar esta situación. Al respecto, hoy en día circula en redes sociales un ejemplo particular de un padre que le enseñó a su hijo a convertirse en un inversionista inteligente con su mesada:

El texto dice: “Cada semana me da un dólar de mesada", explica el muchacho. "Entonces me dan a elegir la sección donde pongo mi dólar. Hay cuatro secciones: gastar, ahorrar, donar e invertir. Si pongo el dólar en la caja de "invertir", mis padres me dan dos centavos al final del mes. Sólo he gastado dinero dos veces! Ya tengo cerca de US$10 en mi caja de inversión. Solía tener más, pero me tome un poco de dinero y lo puso en mi sección de ‘donación‘. Estamos acostumbrados a comprar alimentos para las personas que no tienen mucho dinero en su sección de ‘gastos‘”.

La acogida de la iniciativa ha sido tal que en todo el mundo, las personas elogiaron la forma en la que estos padres le están enseñando a su hijo a entender el dinero y, especialmente, la bondad. A la fecha, la publicación ya tiene cerca de 100 mil compartidas y más de 800.000 likes o “me gusta”.

Lea también "Los errores que inconscientemente le está enseñando a sus hijos".

El efecto

La tarea es de parte y parte, pero hay que tener presente que los primeros hábitos de dinero se aprenden de los padres, de sus gastos, de cómo y en qué deciden gastar; así de cómo se abstienen de hacer compras o cuánto del dinero que les sobra puede ir directo al “marranito”. Incluso, de acuerdo con un estudio sobre el ahorro de Sura, las mujeres son quienes más participación tienen en el tema, pues la mayoría de familias aprenden este tipo de hábitos más de ellas que de los hombres del hogar.

Así, la estrategia es básica: si usted le dice a un niño que por cada $1.000 que ahorre al final del mes le va a dar $200, entenderá que es así como funciona una inversión, en la que le pagan por evitar gastarse ese dinero. Pero también es importante ver cómo la humildad y la bondad de reconocer que se debe compartir con aquellos que no tienen dinero, puede no sólo multiplicar el dinero, sino la sensación de satisfacción al darle a quienes les ha faltado.

No se pierda "Siete errores al enseñar a sus hijos sobre dinero".

En la caja de “ahorrar”, la idea es que simplemente el pequeño deposite el dinero allí con un objetivo específico y lo tenga claro. La estrategia puede ser guardarlo en un marranito y en un papel hacer un dibujo o escribir para qué se quiere usar el dinero. Incluso, ya avanzando un poco más en términos financieros, lo ideal es que el adulto sugiera primero ahorrar y luego invertir, así no pondrá $1.000 para obtener $200 adicionales al final del mes, sino que pondrá $5.000, para obtener al fin de mes $1.000 más.

Es una estrategia básica, pero que poco a poco empieza a generar efecto para entender los conceptos que a un adulto, incluso hoy día, se le pueden hacer tan complicados de comprender. Y usted, ¿qué estrategia sugeriría para incentivar el buen uso del dinero en los niños? Compártanos su idea en nuestras redes sociales Facebook o Twitter.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.