Formas de ahorrar dinero en el gimnasio

por Alfredo Bonilla

El boom de hacer ejercicio, de estar fit y de tener una membresía en el gimnasio está sobre nosotros. Asociarse a un centro de rendimiento deportivo puede ser un ejercicio costoso, pero hay maneras de ahorrarse un dinero y seguir en la onda saludable.

gimnasio gimnasio
Tal como cualquier negocio cotidiano, el gimnasio al que asiste no le dará concesiones para que ahorre, sin embargo hay ciertos trucos para evitar altos costos y adquirir una membresía más económica.

FP le cuenta cómo:


Averigüe convenios con su lugar de trabajo
Muchas veces no lo sabe, pero en su empresa pueden existir convenios con gimnasios cercanos o hasta en las mismas instalaciones ¡hay uno! Revise bien el tema y pregunte en su área de trabajo. Inclusive le puede sugerir a su jefe que intente hacer un convenio con lugares para los empleados, en caso que este no exista.

Esté atento a descuentos y promociones
Es normal que en ciertas épocas del año, (tal como los primeros meses y a mediados del año), los gimnasios aprovechen la temporada para sacar promociones y descuentos que le pueden ahorrar un dinero. Por ejemplo, enero es muy popular ya que es principio de año y muchos tienen como propósito de nuevo año bajar peso o ponerse fit. También suelen haber descuentos en fechas especiales como día del padre, entre otros. Procure suscribirse a los boletines de los gimnasios cercanos para estar al tanto de promociones.

Compare suscripciones diarias con mensuales

Para el gimnasio será ideal que usted le page cada mes una cuota, pero antes de hacerlo piense realmente cuantas veces va a utilizar los servicios. Esto con el fin de saber si realmente le conviene pagar el mes entero o si sólo va a ir pocos días a la semana, y si su gimnasio se lo permite, pagar únicamente esos días que vaya. Aunque no es común, puede ser una buena opción de ahorrar unos pesos.

Tenga en cuenta la duración de su suscripción
Nuevamente, mensuales son las más comunes, pero considere quizás un año entero de servicios y piénselo como una inversión a largo plazo. Esos descuentos de pagar todo un año de inmediato, le pueden ahorrar hasta un 20% y al fin y al cabo tendrá 12 meses sin preocupaciones de pagar cada 30 días. También hay descuentos si paga tres o seis meses. No olvide preguntar si con tarjeta de crédito hay descuentos.

Precios por horas
Aunque poco común, es una opción que le puede ahorrar dinero. Se trata de averiguar si en el gimnasio es más barato ir en horas valle y no pico. Algunos ofrecen esta opción. Por ejemplo ir a ejercitarse entre las 10 am y 1 pm puede ser más económico que en la madrugada y en horas nocturnas. También pregunte si puede cancelar visitas los fines de semana para que salga más económica su suscripción.

Considere sus necesidades
Si usted no desea una atención especializada y sólo desea aprovechar los instrumentos y las maquinas de entrenamiento que hay, averigüe el plan más económico que exista. Si usted desea un entrenador personal o unirse a clases especificas, sepa que puede que no incluyan el paquete básico y deba asumir un costo extra. Procure pagar sólo por los servicios que necesita. Inclusive le pueden cobrar hasta un casillero que usted ni desee usar.

Sugiera amigos o familiares
Se ha vuelto muy común que un gimnasio haga promociones tipo dos por el precio de uno e inclusive por llevar y sugerir amigos o familiares, puede tener un descuento tanto para usted como para ellos. Esto le puede salvar un dinero.

Recuerde que con estos consejos puede no solo ejercitar su físico, sino fortalecer su bolsillo. Es de usted si hace caso o no a estos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.