¿Le falta tiempo? Haga terapia online

Depresión, fobias, ansiedad, alcoholismo, estrés o trastornos del sueño: sane todo con la terapia online, donde el único contacto se realiza por la red.

Por internet se ahorra tiempo y el acceso es mucho más sencillo que solicitar un cita y trasladarse hasta el lugar de encuentro. Por internet se ahorra tiempo y el acceso es mucho más sencillo que solicitar un cita y trasladarse hasta el lugar de encuentro.
En Internet hay muchas posibilidades de llevar a cabo tratamientos médicos vía e-mail, SMS o chat. Por lo que no es extraño que últimamente esté tomando fuerza la psicoterapia por internet. Una opción de la cual, las investigaciones arrojan buen balance.

¿Pero qué es lo que hace tan atractivo este método? Bueno, algunos pacientes se expresan con mucha más libertad por este medio. Además, brindan más beneficios, pues las personas que por su trabajo viajan permanentemente y no pueden establecer continuidad en las sesiones tienen la oportunidad de acceder a esto, también quienes no tienen tiempo suficiente para ir hasta el consultorio, aquellos que deciden mudarse de ciudad o quienes padecen de alguna enfermedad o reposo.

Sin embargo, si se analiza bien, la terapia online no dista mucho de la convencional, pues el encuentro virtual suele tener la misma duración que el real (entre 30 minutos y una hora por sesión) y los costos son iguales que en las sesiones cara a cara.


¿Qué cambia entonces? La conectividad a distancia. Pues al ser por internet se ahorra tiempo y el acceso es mucho más sencillo que solicitar un cita y trasladarse hasta el lugar de encuentro. Además, que guarda la confidencialidad del paciente, que si no quiere ser reconocido, encuentra en esta vía la oportunidad, sólo de ser visto, (si así lo dispone), por su terapeuta.

Sin embargo, existen toda clase de prevenciones: que no es confiable, qué no se sabe quién está del otro lado o que no sirve si no es presencial. La idea, como en toda elección es conocer al terapeuta con anticipación, verificar sus datos curriculares, comprobar si pertenece a alguna institución y acordar las formas de pago y contratación que sean claras y confiables.

Por lo demás, analistas especializados aseguran que los procesos específicos de una psicoterapia no se ven modificados por este nuevo enfoque, ya que el tratamiento sigue su curso como lo haría en uno convencional.


Es así como ya no puede culpar a la distancia, la falta de tiempo o la falta de privacidad para no acceder a una terapia, pues desde ahora puede tratarse de lo que necesite, sin moverse de su casa.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.