Lo que debe tener en cuenta para liquidar su sociedad conyugal

La liquidación de una sociedad conyugal ya no tiene que ser un proceso largo y doloroso. Con una buena asesoría legal la inversión y la afección moral y emocional serán menores.

Adelantar un caso de este tipo se toma solo de uno a dos meses y los gastos se determinan según el valor de los bienes. Adelantar un caso de este tipo se toma solo de uno a dos meses y los gastos se determinan según el valor de los bienes.
De acuerdo con Jorge Enrique Vélez, Superintendente de Notariado y Registro –SNR, la tasa de divorcios en Colombia para el 2013, bajó un 2.48% en comparación con el mismo periodo del año anterior, registrando un total de 15.856 casos.

Afortunadamente el divorcio en Colombia, gracias a la ley 962 del 2005, dejó de ser un proceso largo, doloroso y extenuante. “Ahora, tanto las parejas que se hayan unido en matrimonio religioso como civil pueden, con asesoría de un abogado y a través de un Notario, realizar la petición para la disolución de la sociedad conyugal, llámese nulidad por la iglesia o divorcio en caso de unión civil.”, asegura Néstor Uribe, Director jurídico de Fidare expertos en protección jurídica total.

¿Cómo lograrlo?

Para poder llevar a cabo el proceso ante Notaría, es obligatorio que la pareja comparta el deseo de dar por terminada su unión, más conocido como un divorcio de mutuo acuerdo. “Este es un paso recomendable que puede ayudar a que la separación sea más llevadera en materia de costos, tiempo e impactos sentimentales y/o familiares, explica el Dr. Uribe.

Adelantar un caso de este tipo se toma solo de uno a dos meses y los gastos se determinan según el valor de los bienes que conforman la sociedad conyugal.

Existe también la posibilidad de llevar un proceso más complejo, conocido como el divorcio contencioso, aquel que tiene lugar cuando uno de los dos cónyuges no tiene intención de separarse.
De acuerdo con el abogado “este es un pleito judicial que se presenta ante un juez de familia y que demora entre uno a dos años, contando con que el proceso quede en manos de un juzgado diligente”.

Para estos casos siempre es bueno contar con un profesional especializado en derecho familiar para todo lo relacionado con la elaboración y recopilación de documentos requeridos.

De acuerdo con el abogado Uribe “en materia de divorcios, contar con una firma de abogados otorga la seguridad de llevar un proceso legalmente aceptado, resolviendo las dudas presentadas en el camino, como pueden ser, la custodia de los hijos, a qué tiene derecho durante y después de disolver la sociedad conyugal, cómo se reparten los bienes, entre otras inquietudes, las cuales son resueltas por profesionales especializados en derecho familiar, civil o la rama del derecho que según el problema, usted necesite”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.