¿Qué hacer con su amorosa, pero endeudadísima, pareja?

Si bien los celos y la falta de tiempo pueden ser las razones más comunes por las que pelean las parejas, cuando los temas de dinero empiezan a presionar, pueden surgir otras heridas.

¿Qué hacer con su amorosa, pero endeudadísima, pareja? ¿Qué hacer con su amorosa, pero endeudadísima, pareja?

Previamente habíamos hablado de cómo una persona con deudas puede ser la peor pareja que alguien puede tener dado el contexto y las consecuencias que esto puede llegar a implicar. No obstante, Cupido no suele escoger bien a sus víctimas y si está totalmente enamorado de una persona que debe millones de pesos pero es el amor de su vida, la situación puede verse complicada.

Mientras hay personas que pueden sobrellevar esto, especialmente cuando aún están en la etapa del noviazgo, hay otras que definitivamente no pueden entenderse por el tema, dado que la independencia y libertad financiera es lo que les permite a las personas hacer realidad sus metas personales y profesionales.

Entonces, si el tema es que usted tiene la fuerte creencia de que es la persona de su vida y que no habrá en el mundo alguien similar o igual, pero el tema del dinero y saber que en caso de que se casen (o si ya están casados), las deudas van a quedar compartidas y, especialmente, se ve bastante nublado el camino para salir de ellas; es su principal preocupación, es importante tomar medidas al respecto.

FP le sugiere leer Tres cualidades de su pareja que le ayudarán a ser exitoso financieramente

El consejo que puede llegar a recibir, de todo el mundo, sería que es mejor que lo deje si siente que a nivel financiero no se entiende (más porque una persona con un alto nivel de deudas no suele darle la importancia que merece ni tiene un plan establecido para salir de ellas). Pero este no va a ser el caso, si le pregunta a Finanzas Personales. ¡Nosotros también creemos en el amor!

Entonces, aquí le daremos un par de sugerencias para que se le haga mucho más fácil sobrellevar la situación:

  1. Sea sincero con usted mismo.

Antes de considerar la situación con “el amor de su vida”, piense en la percepción que usted tiene de esa persona y si realmente considera que sea alguien que tenga el interés y asuma la responsabilidad que traen las deudas. Deje de decir “pobrecito, ¡trabaja tan duro!” y verifique si él o ella realmente es consciente de su situación y que si, al menos, no tiene otros ingresos para cubrir sus deudas; sabe cuánto debe en total. De ser así, pase al siguiente paso.

Pero si su respuesta es negativa, su pareja necesitará de una urgente clase de educación financiera que le enseñe cómo funcionan las deudas y por qué pueden llegar a ser tan dañinas para su vida, en general.

  1. Ábrale los ojos.

Muchas personas pueden llegar a necesitar un “empujón” a la hora de tener una motivación para poner en orden su vida financiera. Pero esto puede llegar a variar dependiendo de la personalidad de la persona. Así, es importante que usted tenga esa charla que tanto ha evitado con el amor de su vida para decirle que, de ahora en adelante, no habrá más tarjeta de crédito ni un préstamo para tapar otro. Es necesario empezar a apretarse el cinturón y, al menos, pintar un mapa para saber la ruta de escape hacia la libertad financiera.

Hágalo de forma amorosa y explíquele todas las ventajas que, como pareja, pueden llegar a tener si ambos están libres de deudas para su futuro. Eso sí, tenga mucha paciencia y, así usted no sepa mucho de números, al menos ayúdele a hacer las cuentas para saber cuánto debe pagar de más, mes a mes, para ir saliendo de los créditos, poco a poco.

  1. Póngase en cintura, usted también.

Recuerde que en una relación seria y a largo plazo, usted debe convertirse, de cierta forma, en esa contraparte que le ayuda al otro a mejorar personal y profesionalmente. Entonces, no le alcahuetee las cosas y establezca nuevos límites en la relación para ayudarle a su amado o amada, a salir de la deuda: por ejemplo, dejar de ir a cine todos los fines de semana o no asistir más a ese restaurante costoso que ambos aman.

No se pierda “¿Su pareja le es infiel… financieramente?

Eso sí, es bastante importante la comunicación en todo esto, cómo ambos establecerán una meta conjunta y, especialmente, las expectativas que usted tiene sobre la situación.

  1. Las alternativas.

Nada estará solucionado si no se buscan las formas para poder salir de esa deuda: sea consiguiendo un ingreso extra, haciendo una compra de cartera o usando los ahorros o un dinero extra para disminuir el tiempo. ¿Qué otras sugerencias él o ella le da?

Eso sí, por más que lo o la ame, manténgase al margen. Recuerde que en temas financieros la cosa funciona como el proverbio chino “regala un pescado a un hombre y le darás alimento para un día, enséñale a pescar y lo alimentarás para el resto de su vida”. No le preste el dinero (al fin y al cabo, “caras vemos, corazones no sabemos”), pero sí ofrézcale todo el apoyo posible para que su pareja se sienta segura de sí misma y pueda salir adelante por su propia cuenta.

  1. Evalúe

Es muy importante hacer un seguimiento constante de la situación porque, cuando usted expresa sus preocupaciones y la otra persona las toma en serio; hará lo que esté a su alcance para no decepcionarlo (recuerde que una cosa muy distinta es ‘intentarlo’ a realmente ‘hacerlo’). Entonces, no deje el tema en el tintero y busque esa forma amigable para saber cómo va la cosa. Ponga, por ejemplo, recompensas como noches románticas o un “vale por…” para que sea el endeudado que decida su premio.

Lea “Ideas de citas románticas que no cuestan mucho”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.