Ocho consejos para evitar conflictos familiares en las fiestas de fin de año

En la época de Navidad y año nuevo usted puede ser susceptible a que las emociones se desborden. Procure mantener la calma para no afectar a los demás y enrarecer el ambiente.

Foto SXC Foto SXC
Adriana Carrillo, psicóloga y especialista en trastornos afectivos, cree que no se trata de evadir las situaciones problemáticas, sino que sacarlas a la luz en el momento en que se celebran esas fechas en particular no es lo más pertinente.

Para que en las festividades de fin de año no se abran heridas familiares pueden tenerse en cuenta las siguientes opciones para pasarla de la mejor manera posible.

1. Es necesario recordar que los conflictos deben tener un espacio y tiempo para tratarse, es este proceso el que permitirá darles solución.

2. Los conflictos no son “malos” aunque generen malestar, lo que indican es que es necesario hacer cambios, pero estos cambios no se lograran en una noche.

3. Si hay situaciones conflictivas recientes y que pueden explotar fácilmente es mejor no excederse en el alcohol o sustancias que puedan desinhibir y facilitar que se exterioricen inadecuadamente.

4. Si existe una situación conflictiva en particular que quiera tratar, puede escribirlas en un papel y darse la oportunidad de pensar en que opciones existen para ser tratada en este nuevo año que comienza.

5. Si la situación es con una persona o personas en particular con la que se sienta enojado o enojada, permítase tomar un poco de distancia y comparta con otras personas mientras se da el momento adecuado para tratar el conflicto.

6. Es importante pensar que tan fácil o difícil es exteriorizar las emociones que van surgiendo en la vida, ya que esto puede tener que ver con la asertividad que tiene al enfrentar situaciones conflictivas.

7. Intente no obligarse a sentirse muy bien o muy feliz, si existe tristeza o rabia, déjela estar sin que esto implique que salga sin control esa noche, más bien intente reconocerla para que empiece a encontrar que necesita para estar mejor.

8. Si la situación conflictiva necesita de un acompañamiento, intente darse la oportunidad de que un psicólogo o psicóloga pueda acompañar este proceso y tal vez logren encontrar una salida diferente al problema.
                                                               

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.