Pese al aumento de peso, dejar de fumar reduce riesgo de ataques al corazón

Pero en términos de salud, la primera es la mejor opción: dejar de fumar reduce el riesgo de enfermedades del corazón, incluso si conduce a un aumento de peso significativo.

Foto de Corbis.com Foto de Corbis.com
La obesidad es un factor de riesgo de enfermedades del corazón, lo que ha llevado a los científicos a pensar que el aumento de peso podría anular algunos de los beneficios de dejar de fumar.

A eso se agrega que la posibilidad de un aumento de peso hace que algunos fumadores sean reacios a detenerse.

Los estudios sugieren que las personas que dejan de fumar adquieren entre 2,7 kg y 5,9 kg durante los primeros seis meses.

Sin embargo, aun con esos kilos de más, vale la pena renunciar al cigarrillo.

Análisis de décadas

Los exfumadores que habían permanecido alejados del tabaco durante más de cuatro años tenían un riesgo 54% menor de enfermedades al corazón y a las arterias que los fumadores.

Exfumadores recientes que habían dejado de fumar por un período menor a cuatro años experimentaron casi el mismo beneficio con un riesgo 53% menor en relación a quienes fuman.

Esto a pesar de que los que dejaron de fumar recientemente generalmente se mantienen con entre 2,5 y 5 kilos más en un período de cuatro años.

La investigación del JAMA examinó los hábitos de fumar y la salud cardíaca de más de 3.000 personas participantes del Framingham Offspring Study (FOS), entre mediados de los ochenta y mediados de los 2000. Iniciado en 1971, el FOS incluye la recolección de datos médicos de participantes que se someten a un examen médico completo cada cuatro o seis años.

"Ahora podemos decir sin duda que dejar de fumar tiene un efecto muy positivo sobre el riesgo cardiovascular de los pacientes con y sin diabetes, incluso si experimentan un aumento de peso moderado", explicó el doctor James Meigs, de la Harvard Medical School, uno de los autores del estudio.

Doireann Maddock, enfermera jefe cardíaca de la Fundación Británica del Corazón, dijo que el temor a engordar no debe disuadir a los fumadores de dejar de fumar.

"Si usted está interesado en dejar de fumar, pero preocupado por el aumento de peso, el uso de ayudas para dejar de fumar, tales como inhaladores, chicles o pastillas pueden ayudar a resistir la tentación de reemplazar el cigarrillo por comida".

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.