¿Qué no cubre su seguro de hogar?

El seguro de hogar es una póliza que debe estar contemplada en su planeación financiera, pues éste amparará su patrimonio ante una posible eventualidad.

Cada póliza de seguros es particular y por tanto sus amparos, exclusiones y condiciones varían de una a otra. Cada póliza de seguros es particular y por tanto sus amparos, exclusiones y condiciones varían de una a otra.
Nadie está exento de sufrir un accidente con su hogar y de perder, en un abrir y cerrar de ojos, ese bien que con tanto esfuerzo ha conseguido.

Este tipo de seguros tienen por fin, proteger su hogar contra los diversos riesgos que pueden afectar a su vivienda y/o sus contenidos. 

En el mercado existe una amplia gama de opciones que le permiten cubrirse de los riesgos básicos de incendio y terremoto o contratar coberturas adicionales y/o servicios de asistencia de acuerdo a las necesidades específicas de cada asegurado.

Por eso, en el momento de adquirir el seguro y antes de hacer su desembolso, es importante que analice en detalle las coberturas que éste tiene, beneficios y amparos, de manera que cuando se le presente un evento, no se lleve sorpresas.

¿Qué eventos no cubre el seguro?

- Las pérdidas o daños que sean consecuencia de una guerra o intervención militar extranjera o por armas nucleares.

- Daños que no sean accidentales, es decir, fallas estructurales por falta de mantenimiento o por manipulación indebida de ciertos de elementos como cables eléctricos, tuberías hidráulicas y sanitarias, entre otras.

- Daños causados por la vibración generada por vehículos de carga pesada que se movilicen cerca de la vivienda o por la construcción de edificaciones.

- Zonas comunes como parqueaderos, salones comunales y otros, ya que estos deben estar amparados de manera obligatoria frente a los riesgos de incendio y terremoto (Seguro de Bienes Comunes).

Tenga en cuenta que si usted cuenta con un seguro del hogar y va a realizar algún tipo de remodelación o cambio a su vivienda, debe tener presente que en algunos casos, las compañías de seguros exigen que esta remodelación, cambio o intervención sea notificada previamente para analizar si se cambian las condiciones del seguro existente. No notificar a la aseguradora de estos cambios, podría generar la objeción de la reclamación.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.