Siete razones para no casarse si tiene una deuda

Pocas cosas en la vida producen tanta felicidad como casarse con la persona que su corazón ama; la propuesta, la planeación, la ceremonia…pero si tiene una fuerte deuda, realmente ¿lo podrá disfrutar?

Siete razones para no casarse si tiene una deuda Siete razones para no casarse si tiene una deuda
A veces, el hecho de casarse hace parte de su plan a corto plazo y a una temprana edad, cuando aún puede haber deudas en sus cuentas. El portal ‘Wise Bread’ le brinda siete razones para esperar y ahorrarse el estrés de un matrimonio mientras está endeudado.

1. Las deudas son estresantes

Es cierto que la ceremonia puede ser espectacular, pero la realidad es que está a punto de empezar una vida en pareja que le va a proponer nuevos retos y por supuesto gastos. Compartiendo espacios con su recién esposo o esposa y sus suegros, manejando horarios más ocupados, todo ello le causará más estrés. ¿Por qué añadirlo a su estrés por las deudas? Además pelear con su pareja por dinero es uno de los temas más comunes en disputas maritales. Salde primero su deuda.

2. Las bodas son caras
Póngase a pensar todos los elementos que conlleva una ceremonia de matrimonio. Haga la lista e intente obtener un resultado económico. Es sumamente complicado. Es cierto que es su día, y por eso se merece lo mejor. Pero estar preocupado por el dinero constantemente no le permitirá disfrutarlo al máximo. Siempre es mejor cuando no tenga deudas y su dinero pueda estar completamente enfocado en su relación.

3. Los matrimonios ‘tragan’ dinero
Quiéralo o no su vida económica deberá ser compartida con su nueva pareja y esto, aunque no lo crea, llevará a más gastos. Mudarse en la misma casa llevará a que se amplie el espacio, se compren nuevos muebles e inclusive a que se deba comprar otro carro por motivos laborales. Piense bien si puede asumir gastos para todo ello, teniendo en cuenta las deudas que tenga.

4. Se tienen hijos
Si se sigue el plan de vida, lo normal es tener hijos y por supuesto la felicidad será inmensa, pero sepa que estos nuevos individuos en su vida no son generosos con su bolsillo. Los bebes acarrean altos costos porque son muchas cosas nuevas las que debe atender, pasando desde un simple babero hasta costosas citas medicas con el pediatra. Parejas que deciden casarse luego de cancelar sus deudas pueden aclarar su panorama de tener hijos de una manera mucho más clara y organizada.

5. Las deudas pueden causar mayores problemas
A veces la vida le presenta duros golpes que no esperaba y debe asumir gastos extras que pueden terminar en deudas. Todo esto también lleva a comportamientos diferentes que indirectamente afectan su nueva relación. Una deuda crónica puede significar que entre usted y su pareja nunca lleguen a un acuerdo y terminen discutiendo una y otra vez.

6. Las deudas se comparten

Cualquier deuda incurrida antes del matrimonio es suya, pero como en pareja se comparten gastos, cuentas bancarias y demás, esa deuda vieja tiende a colarse con las nuevas y se mezclan. Con el tiempo, pagar estas deudas puede volverse complejo por la pérdida de claridad y de saber cuál era exactamente esa deuda anterior a colocarse el anillo.

7. Las deudas se vuelven lazos
A veces el matrimonio simplemente no funciona y aunque las deudas no deberían prevenir un divorcio, muchas veces sucede. Usted no está preparado para defenderse economicamente solo y debe seguir con su pareja por compromisos de dinero que los atan a los dos. Esto no solo llevará que se odien más, sino que los asuntos legales aumenten su costo.

Aunque el dinero no es el mejor tema cuando usted se va a casar, es inevitable. Pagar sus deudas y estar en la misma página con su futura pareja le permitirán disfrutarlo mucho más. Estos puntos pueden despejar esas dudas suyas para si decide o no, teniendo una deuda, subirse al altar.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.