Un chaleco de electrodos para la arritmia cardíaca

Médicos británicos están haciendo pruebas con un chaleco que permite diagnosticar con una precisión "asombrosa" los trastornos del ritmo cardíaco.

En los paneles de este chaleco hay 250 electrodos. En los paneles de este chaleco hay 250 electrodos.
;
BBC

En lo que sería la primera prueba de su estilo en el Reino Unido, doctores están usando chalecos especiales para diagnosticar con precisión trastornos del ritmo cardíaco.

Cardiólogos de la fundación del Imperial College, en Londres, informaron que el chaleco les ha permitido tratar a más pacientes con éxito.

Los especialistas esperan que esta tecnología pueda eventualmente ayudar a más personas que sufren de palpitaciones.

La fundación británica Arrhythmia Alliance describió esta prueba como un "desarrollo fantástico".

El trabajo está apenas empezando, pues hasta ahora los doctores la han utilizado sólo con 40 pacientes.

Aunque los médicos están impresionados con la precisión que cada chaleco les ha aportado, los resultados deben ser enviados a una publicación científica.

Para determinar exactamente dónde ocurre la actividad eléctrica anormal que causa problemas al corazón, cada chaleco contiene paneles con 250 electrodos en total.

Esto sirve para generar imágenes computarizadas que permiten producir un "mapa eléctrico" del corazón del paciente.

La utilización de esta tecnología, conocida como sistema ECVUE, significa que un procedimiento subsecuente llamado Ablación, en el cual un catéter se introduce en el corazón a través de las venas de la pierna para quemar
las zonas problemáticas, tenga más probabilidades de tener éxito.

El doctor Prapa Kanagaratnam, cardiólogo que lidera el trabajo, dijo que "desde el principio fue muy atractivo poder
medir la actividad electrónica del corazón con tal precisión sin tener que colocar cables dentro del órgano".

"Inmediatamente fue obvio para nosotros darnos cuenta que había un grupo de pacientes a quienes le podíamos aplicar esta tecnología eficientemente".

"Muchos pacientes sufren palpitaciones en la noche o cuando están descansando, y esto puede ser imposible de tratar con las técnicas actuales, debido a que es muy difícil recrear el ambiente relajado en una sala de operaciones".

"Ha sido muy satisfactorio utilizar el sistema ECVUE y ver los resultados durante los últimos años", agregó Kanagaratnam.

Cada chaleco cuesta unos US$1.500, una suma que según los doctores se compara bien con las técnicas de diagnóstico tradicional, especialmente cuando se toma en cuenta el beneficio de tratar a pacientes que antes no se podía ayudar.

"Gran sorpresa"

Lana Morgan, de 29 años, es una de las pacientes que se ha beneficiado del chaleco.

Lana, exazafata de avión, decidió cambiarse a diseño de interiores cuando el año pasado empezó a experimentar serios episodios de falta de aliento y palpitaciones.

"Un día estaba muy estresada trabajando hasta tarde en un proyecto. Tuve que correr para agarrar el tren a tiempo y me sentí muy mal. Cuando llegué a casa llamé al doctor.

"Mi corazón empezaba a latir muy rápido y de repente muy lento, o muy fuerte y después con debilidad. Entonces sentía como si me fuera a morir".

"Fue sólo cuando me monitorearon durante 24 horas que detectaron que mi corazón no estaba latiendo correctamente. Me hospitalizaron durante una semana. Fue una gran sorpresa", recuerda Morgan.

Al contrario que muchos pacientes, la arritmia de Lana suele ocurrir durante los esfuerzos, pero a los doctores les costó provocar las palpitaciones y por ende diagnosticar la zona exacta del problema; hasta que le colocaron el chaleco.

"Me dijeron que sin esto no habrían podido corregir mi corazón", cuenta Lana. "Pero ahora ya me arreglaron y puedo seguir con mi vida".

Trudie Lobban, fundadora y presidenta ejecutiva de la fundación Arrhythmia Alliance, dijo que "cualquier cosa que pueda ayudar a diagnosticar a estos pacientes ayudará a salvar vidas".

"Estas arritmias son como fallas eléctricas en un vehículo, puede llevar mucho tiempo identificar qué cable tiene la falla".

"Así que poder hacer el trabajo de soldadora sin la ablación es fantástico. Significa que la gente puede regresar a trabajar y llevar una vida normal".

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.