| 2014/10/31 00:00

¿Quiere comprar una casa encantada? Sepa cuánto le cuesta

Si usted es de los que se siente atraído por lo oculto y sobrenatural, FP le trae la lista de las propiedades que tienen un encanto misterioso y además tiene un precio fuera de lo normal.

  • Kimball Castle: Este castillo, situado en New Hampshire, fue construido en 1897 por US$50.000. En 2011 se vendió por algo menos de US$900.000. Sus ocupantes aseguran que las puertas se abren solas y que escuchan ruidos de caballos en el antiguo establo. Actualmente el castillo está en ruinas, aunque están buscando fondos para su reconstrucción.
    Kimball Castle: Este castillo, situado en New Hampshire, fue construido en 1897 por US$50.000. En 2011 se vendió por algo menos de US$900.000. Sus ocupantes aseguran que las puertas se abren solas y que escuchan ruidos de caballos en el antiguo establo. Actualmente el castillo está en ruinas, aunque están buscando fondos para su reconstrucción.
  • Amityville House: Esta casa neoyorkina vivió sucesos dramáticos aunque eso no supuso impedimento para que en 1975  la familia Lutz comprara la casa por US$80.000. Solo duraron 28 días en la casa. Se marcharon horrorizados tras un mes de frío intenso y ruidos misteriosos. La historia, que fue llevada al cine en varias ocasiones, otorgó a la morada fama internacional. En 2010 fue vendida por US$1,15 millones.
    Amityville House: Esta casa neoyorkina vivió sucesos dramáticos aunque eso no supuso impedimento para que en 1975 la familia Lutz comprara la casa por US$80.000. Solo duraron 28 días en la casa. Se marcharon horrorizados tras un mes de frío intenso y ruidos misteriosos. La historia, que fue llevada al cine en varias ocasiones, otorgó a la morada fama internacional. En 2010 fue vendida por US$1,15 millones.
  • La Casa Blanca: Sí, la morada del Presidente de Estados Unidos. Muchas de las personas que han pasado por allí aseguran haber vivido situaciones extrañas. Varios jefes de estado aseguran haber visto el fantasma de Abraham Lincoln. Otros creen haber escuchado a Thomas Jefferson tocando el violín. La casa nunca ha estado en venta, aunque Los Ángeles Times estimó su valor en US$110 millones.
    La Casa Blanca: Sí, la morada del Presidente de Estados Unidos. Muchas de las personas que han pasado por allí aseguran haber vivido situaciones extrañas. Varios jefes de estado aseguran haber visto el fantasma de Abraham Lincoln. Otros creen haber escuchado a Thomas Jefferson tocando el violín. La casa nunca ha estado en venta, aunque Los Ángeles Times estimó su valor en US$110 millones.
  • The Surgeon’s House: La casa, situada en Jerome, Arizona, fue construida a principios del siglo XX por un afamado médico. En 1992 se convirtió en un hotel. Desde entonces los turistas que lo visitan aseguran haber visto el fantasma de una sirvienta, el de una persona con el maletín de un médico y una pareja de bailarines. La casa se vendió en 2011 por US$1,2 millones.
    The Surgeon’s House: La casa, situada en Jerome, Arizona, fue construida a principios del siglo XX por un afamado médico. En 1992 se convirtió en un hotel. Desde entonces los turistas que lo visitan aseguran haber visto el fantasma de una sirvienta, el de una persona con el maletín de un médico y una pareja de bailarines. La casa se vendió en 2011 por US$1,2 millones.
  • The LaLaurie House: El actor Nicolas Cage compró esta casa encantada de Nueva Orleans por casi US$3,5 millones en 2007. Aunque luego, en 2009 la mansión salió a subasta pública y se pagó por ella US$2,3 millones. La historia de la casa data del año 1831, cuando la compró la familia LaLaurie.  La vivienda se incendió en 1834 y, desde entonces, sus huéspedes aseguran oír gritos y gente caminando por el balcón.
    The LaLaurie House: El actor Nicolas Cage compró esta casa encantada de Nueva Orleans por casi US$3,5 millones en 2007. Aunque luego, en 2009 la mansión salió a subasta pública y se pagó por ella US$2,3 millones. La historia de la casa data del año 1831, cuando la compró la familia LaLaurie. La vivienda se incendió en 1834 y, desde entonces, sus huéspedes aseguran oír gritos y gente caminando por el balcón.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.