Guía para saber cómo hacer un avalúo

Ya sea porque necesita hacer una rectificación de su impuesto predial o porque está considerando hacer la compra de vivienda y lo necesita para el crédito hipotecario, Finanzas Personales le cuenta lo básico para hacer este trámite.

Guía para saber cómo hacer un avalúo Guía para saber cómo hacer un avalúo

Aunque suene un término extraño, hacer un avalúo puede volverse en una expresión popular cuando se trata de hacer un trámite financiero, cuando tiene algún problema jurídico o cualquier otra transacción en la que dos personas necesiten estar seguras del valor de algo que está por medio. Lo más común en estos casos es para temas de vivienda, ya sea porque va a pedir un crédito hipotecario o porque ha decidido vender su casa y necesita saber en cuánto puede venderla.

FP le sugiere “Las tres recomendaciones básicas por si va a pedir crédito de vivienda por estos días”.

Así, para este procedimiento, por más que usted quiera ahorrarse unos pesos, tiene que ser consciente de la importancia de hacerlo de forma legal, porque no sólo es para beneficiarse usted, sino también a una contraparte. Así, Diego Botero, vocero de la Lonja de Propiedad Raíz de Bogotá, señala que “buena parte de los avalúos se realizan para el sistema financiero y el avaluador frente al sistema financiero es los ojos frente a la garantía. Por eso se buscan reconocidos, que brinden calidad.

El respaldo

Al respecto, hay una nueva legislación de la cual usted tiene que estar enterado con el fin de no dejarse estafar. Así, la Corporación Autorregulador Nacional de Avaluadores (A.N.A.) fue seleccionada como Entidad Reconocida de Autorregulación de Avaluadores (ERA) por parte de la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC).

Es así como todas las personas que se hagan llamar “avaluadores” deberán estar registrados en la entidad, con el fin de dar un parte de tranquilidad a las personas que busquen estos servicios. Ramón Madriñán, vocero de A.N.A, explica que “a partir del 12 de mayo 2018, quien no este registrado no se va a poder llamar evaluador, no va a poder hacer avalúos y si los hace sin estar registrado, lo sancionarán. Se requieren 6 meses para establecer sistema de registro y darle un año largo a personas para que pasen su examen o para que logren terminar cursos académicos que hagan falta”.

Lea también “¿Construir o comprar vivienda: qué es mejor?”. 

Las diferencias

Otro aspecto que debe tener en cuenta es la diferencia que existe entre un avalúo catastral y un avalúo comercial, especialmente, si es el caso de la persona que está buscando vender su casa. Estos dos conceptos pueden ayudarle a definir un precio para su venta, pero pueden llegar a diferir bastante si no se entiende, exactamente, qué es lo que se evalúa.

Mientras el avalúo comercial es aquel que le permite saber las características específicas de una construcción, sus adecuaciones o modificaciones, como tal; el avalúo catastral, tiene en cuenta más el terreno y la ubicación del sitio, como tal.

Según Botero: “por lo general, el valor comercial difiere del catastral. Los comerciales, en Bogotá, Medellín y Cali, suelen estar un 30% por encima del catastral. Aunque existen otros sectores ciudad, en las que el catastro es más alto que el comercial”.

Entonces, a la hora de considerar comprar o vender su casa, tiene que tener en cuenta más que todo el avalúo comercial, que es en el que le ayudará un experto. Pero si lo que le interesa es vender el terreno, como tal, considere el catastral. Ambos, de hecho, pueden convertirse en un argumento para establecer un precio.

No se pierda “Los peores errores que puede cometer con una hipoteca”.

El procedimiento

Luego de conocer todo lo anterior, ahora le contaremos cómo debe hacer el respectivo procedimiento. Por lo general, cuando se trata de un crédito de vivienda, el mismo banco que le hará el préstamo le tendrá una lista sugerida de las personas que pueden ayudarlo a hacer este trámite y que ya cuentan con el aval de la entidad para hacerlo. Recuerde que usted debe asumir el costo de este avalúo.

Pero, si es algo personal o quizá el banco no lo informó, usted puede encontrar  la lista que ya mencionamos en entidades como la ANA o Fedelonjas, para que encuentre a una persona que se adecúe a su presupuesto y necesidades.

Además, recuerde que es importante pues, según Madriñán, “el avalúo del inmueble debe quedar bien hecho porque el banco presta de acuerdo con el riesgo que uno tiene y si presta más de lo que uno puede soportar; al final del día el que está poniendo en riesgo el patrimonio es uno mismo”.

Ahora, en cuanto a precios, éstos suelen ser definidos por el libre mercado. Pero según el vocero de la Lonja de Propiedad Raíz de Bogotá, un avalúo normal puede estar alrededor 0,7 por mil o 0,8 por mil del valor resultante del avalúo. “En algunos casos se trabaja a precio fijo, se puede calcular dependiendo de dificultad del inmueble, se cotiza trabajo $200/300 mil por horas, como trabajan los abogados”.

Finalmente, el resultado tangible es un informe el cual debe tener contenido mínimo: una descripción de inmueble, información sobre normas urbanas, características generales del sector, de la construcción del inmueble y una hoja de resultados, en el que viene de investigación del mercado.

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.