¿Cuándo debe pagar el 4 por mil?

Este impuesto rige para todos los retiros o giros que realice el cliente, salvo algunas excepciones en las que se hacen transacciones entre cuentas de la misma entidad financiera.

La Superfinanciera estableció que antes de cualquier operación, el banco debe exponer previamente el valor que cobrará a cada cliente. La Superfinanciera estableció que antes de cualquier operación, el banco debe exponer previamente el valor que cobrará a cada cliente.
Aunque este gravamen nació en el gobierno de Andrés Pastrana, y era una minera transitoria, se ha mantenido en el esquema tributario y actualmente es punto de debate de distintos sectores que lo consideran inadecuado para el sistema bancario.

De acuerdo con la normatividad jurídica, a una persona que gire un cheque o que realice cualquier retiro sea en cajero automático o directamente en la caja del banco, se le debe descontar el impuesto del 4 por mil.

Respecto a otros cobros que se puedan realizar por cuenta de los distintos servicios financieros, es importante tener en cuenta que la Superfinanciera estableció que antes de cualquier operación, el banco debe exponer previamente el valor que cobrará a cada cliente.

Pero si usted es de los que no conoce cuáles operaciones le descontarán este impuesto a su saldo, aquí le indicamos cuáles son los casos en los que se cobra el 4 por mil:

• Retiro en efectivo.
• Retiro mediante cheque.
• Retiro mediante talonario.
• Retiro con tarjeta débito.
• Retiro por cajero electrónico.
• Retiro o pago en puntos de pago.
• Notas débito.
• La expedición de cheques de gerencia.
• Traslado de fondos a cualquier título.
• Cesión de recursos a cualquier título.
• Traslado o cesión de recursos entre diferentes copropietarios sobre carteras colectivas.
• Retiro de recursos por parte del beneficiario o fideicomitente sobre carteras colectivas.
• Los pagos o transferencias efectuados a terceros a través de notas débito manejados por cuentas contables o de otro género diferentes a las cuentas corrientes, de ahorro o de depósito.
• Los movimientos contables en los que se configure el pago de obligaciones o el traslado de bienes, recursos o de derechos a cualquier título.
• Los débitos efectuados sobre los depósitos acreditados como saldos positivos de tarjetas de crédito.
• El retiro del cheque y el pago del mismo en las cuentas de ahorro.
• La expedición de cheques de gerencia con cargo a una cuenta corriente o de ahorros del usuario.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.