¿Cuánto tendrá que pagar si recibe un dinero extra?

por Adriana Buitrago

Aunque le de mucha felicidad por recibir un “buen dinerito extra”, hay situaciones de impuestos que tiene que tener en cuenta, antes de hacer planes de cómo gastarlo todo.

¿Cuánto tendrá que pagar si recibe un dinero extra? ¿Cuánto tendrá que pagar si recibe un dinero extra?

¿Le ha pasado que ha recibido una herencia, un obsequio costoso, o se ha ganado un premio, le va muy bien con los juegos de azar o ha sido tan de buena suerte que se ha ganado el baloto o la lotería? Pues, de ser así, usted hace parte de este grupo tan afortunado de personas a quienes esta información puede resultar de su interés.

Todos estos dineros hacen referencia a lo que se conoce en Colombia como ganancias ocasionales y que muchas veces usted puede recibir en algún momento, pero no saber qué hacer con ellas o cómo tratarlas.

FP le recomienda “¿Cómo hacer que su ganancia resulte más barata?”.

Los casos

Finanzas personales consulto al experto abogado tributario Juan Pablo Rodríguez, profesor de la Universidad del Rosario, quien explicó que “existen muchas circunstancias en las que a cualquier persona puede generar ganancias ocasionales y, por eso, debe estar muy atento a qué situaciones son, porque por éstas ganancias generan unos impuestos que se deben pagar”.

Es así como el impuesto de las ganancias ocasionales “grava aquellos ingresos que se obtienen de manera esporádica, por la realización de actividades económicas que no están dentro de lo normal de los negocios”, como lo señala un documento de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales, DIAN.

Se recomienda leer ¿Cuándo es responsable de pagar ganancia ocasional?

Es así como, según la DIAN, se considera una ganancia ocasional cuando:

  • Venta de activos fijos que se tienen entre 2 y más años: cuando decide venderlo.
  • Liquidación de sociedades de más de 2 años: en el momento de la liquidación se genera debe restar el valor inicial con la que se conformó y el valor a la fecha de la liquidación.
  • Herencias: cuando una persona que fallece transmite sus bienes.
  • Legados: son asignaciones específicas que deja una persona a otra al fallecer, que están escritas en un testamento en el cual se especifica qué bien o derecho le corresponde al legatario (quien recibe la asignación).
  • Donaciones: cuando una persona decide entregar a otra una parte de sus bienes, representados en activos o dinero de forma gratuita.
  • La porción conyugal: Según el Código Civil, artículo 1230 “la parte del patrimonio de una persona difunta que la ley asigna al cónyuge sobreviviente que carece de lo necesario para su congrua subsistencia” es decir, es la parte que recibe la persona que fue pareja del que fallece para cubrir sus las deudas y lo necesario para poder tener una vida digna.
  • Cualquier acto jurídico: es decir, cualquier acto voluntario celebrado entre dos personas en las que una de ellas le da a la otra un derecho reconocido en dinero o en especie, sin recibir ningún tipo de pago por este derecho.
  • Loterías, rifas, apuestas, premios, juegos y similares

¿De cuánto es?

Tiene que tener en cuenta que, dependiendo de la situación en la que se dé la ganancia ocasional, tendrá que hacer el pago de este impuesto. Por ejemplo, hay algunos en los que debe hacerse al momento en el que recibe el dinero pero, a la vez, también deberá quedar registrado en su declaración renta, si así corresponde

Es de aclarar que la reforma tributaria (Ley 1607 de 2012), el Estatuto Tributario (E.T.) tenía establecido que las ganancias ocasionales pagaban un porcentaje dependiendo de quién las recibiera, es decir la tarifa para el impuesto era diferenciada de la siguiente forma:

Para las sociedades nacionales, sociedades y personas naturales extranjeras la tarifa establecida era del 33% sobre el valor ingreso. Para las personas naturales se aplicaba la tabla del artículo 241 del E.T. antes de ser modificado por la reforma tributaria.

Se recomienda leer “¿Cómo funcionan las ganancias del Baloto?”.

De igual forma, antes, por las herencias o legados o por juegos de azar, entre otras circunstancias, tuvo a partir de la reforma tributaria del año 2012 un cambio significativo en su esquema de tarifas. Ahora se paga una tarifa general del 10%.

Pero hoy en día por la reforma tributaria dada por la Ley 1607 de 2012, las ganancias ocasionales tendrán una tarifa única del 10%, es decir, aplica para todas las sociedades nacionales como extranjeras, así como las personas naturales con residencia y aquellas extranjeras sin residencia, que reciban estas ganancias.

Las únicas ganancias ocasionales que van a tener un porcentaje diferente son las que se hayan generado por la obtención de premios, por la participación en rifas, loterías, apuestas o concursos, para estas utilidades la tarifa aplicable será del 20%, independientemente de quien lo reciba.

En otras palabras, el abogado experto Juan Pablo Rodríguez aclara que “todavía genera controversia en la práctica el establecimiento de la tarifa del 10% del impuesto, especialmente en el caso de las personas naturales residentes, toda vez que, cuando se obtienen cifras por menores cuantías no exentas del impuesto, (ej. $50.000.000), se puede pagar un mayor valor del tributo bajo este nuevo régimen, frente a lo que podía determinarse antes de dicha reforma, con respecto a los valores que anteriormente estaban exentos del tributo y la base gravable sometida a tarifas marginales que se determinaban a partir de la tabla de rangos de valores y tarifas que se contemplaba bajo la anterior normativa”.

Teniendo en cuenta esta aclaración, si usted ha recibido una ganancia ocasional y va a pagar su respectivo impuesto, recuerde calcular bien el valor de este y tener claro los porcentajes para evitar inconvenientes tributarios.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.