Los remates, una posibilidad para comprar barato

Mientras unos sufren para pagar una deuda, otros pueden llegar a aprovechar estas oportunidades para encontrar casa, carro o cualquier otra propiedad con un precio que puede estar por debajo del 50% del valor comercial.

Los remates, una posibilidad para comprar barato Los remates, una posibilidad para comprar barato

Cuando usted no tiene el suficiente dinero para asumir sus deudas o simplemente se escapa de ellas, recuerde que tanto las entidades privadas como las públicas tienen la opción de buscar la forma para recuperar el dinero que le prestaron, con lo que usted dejó como “prenda” o garantía para que le hicieran un préstamo. Esto sucede, especialmente, con altos montos de dinero.

Entonces, si usted debe y le insisten y le dan oportunidades para que pague, pero usted no lo hace, irán por esas garantías y, lo peor de todo, es que con el fin de recuperar algo de esa deuda y que no resulte en una total pérdida, puede llegar a venderse por un precio bastante inferior a lo que realmente cuesta o por lo que usted, como propietario lo vendería.

Y aunque esa es la tragedia de muchos, para otros se convierte en una excelente oportunidad de obtener y adquirir eso que tanto habían buscado, por ese precio menor. Este es el caso de la DIAN (Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales), por ejemplo, la cual en desarrollo del Plan Nacional de Cobro 2016 está adelantando una jornada de remate de 259 bienes de morosos que adeudan a la entidad impuestos por un valor de $87.784 millones.

FP le recomienda “Tres formas de obtener ayuda para pagar los impuestos”.

Para la oportunidad en lo que va de este 2016, rematarán entre otros los siguientes bienes a nivel nacional: 93 lotes, 75 casas, 20 fincas, 15 vehículos, 12 apartamentos, 11 locales, 11 parqueaderos y 8 bodegas, con lo que la DIAN espera recaudar $5,4 billones por concepto de gestión de cobro dentro de la meta misional de $130 billones para la presente vigencia. En el caso de Bogotá,  se rematarán cuatro lotes, tres casas, tres apartamentos, un local, tres parqueaderos y dos bodegas.

Pero si usted está del otro lado, de quienes le deben a la DIAN, debe verificar cómo va su proceso y lo que puede llegar a pasar con sus inmuebles. Y es que según la web de rematando.com.co, Antioquia, Cundinamarca y el Valle del Cauca son los departamentos en los que más procesos de estos se llevan.

Entonces, las personas que estén en mora de los tributos administrados por la DIAN deberán ponerse al día, teniendo en cuenta que los intereses que cobra la entidad son bastante altos (30.81% para el trimestre abril a junio de 2016). Para facilitar la correcta liquidación de los valores a pagar, los morosos pueden acudir a la División de Cobranzas y/o División de Recaudo y Cobranzas de la Dirección Seccional correspondiente, a fin de evitar el inicio de medidas cautelares que generen gastos procesales que hacen más gravosa la situación.

¿Cómo participar?

Entonces, quizá aquí pueda llegar a encontrar la oportunidad de comprar lo que ha querido, por lo que tiene que verificar, primero, no tener impedimentos legales, sea por sus condiciones sociales, políticas o demás.

Ahora, recuerde que generalmente los remates se anunciarán al público también en periódicos de amplia circulación en la localidad o en otro medio de comunicación, con una antelación no inferior a diez días a la fecha señalada para el remate.

Lea también “¿Cómo funcionan los remates de viviendas?”.

Luego de esto, deberá revisar en la página web respectiva de la DIAN (haga click aquí) las distintas ofertas para conocer los valores que se indican por cada uno de los bienes en los que usted pueda estar interesado, verificando la ciudad y las condiciones que se proponen. Con esto, verifique de cuánto deberá ser la consignación de dinero que hará en el Banco Agrario (que corresponde al 40% del valor del remate).

Luego, para postularse al remate, deberá ir a donde le indique la entidad y hacer una “oferta en sobre cerrado” con el título de depósito judicial equivalente al 40 % del avalúo del bien respectivo. Recuerde que éste debe ser en original, pues no aceptan copias. Finalmente, si usted fue el mejor postor, deberá pagar el valor restante del bien, el correspondiente impuesto de remate (que es del 3% sobre el valor final del remate) y presentarlo a la entidad.

Ahora, para esto, no necesariamente debe contar con el dinero y postularse. Es necesario tener en cuenta otras situaciones y recomendaciones con el fin de que la compra que vaya a hacer sea realmente útil. Para eso, tenga en cuenta:

  • Verifique los datos y el historial del inmueble. Muchas veces no podrá verlo previamente, sino solo en fotos o con las características que le mencione el anuncio clasificado, así que debe hacer la tarea por su cuenta.
  • Pregunte también por otras condiciones. En ocasiones puede ocurrir que algunos inmuebles tienen otras deudas pendientes y que usted, como nuevo propietario, deberá asumir, como por ejemplo tarifas de administración o costos adicionales que el anterior dueño tampoco nunca asumió.
  • En la mayoría de remates, dado el valor tan económico que puede encontrarse, es bueno tener en cuenta de cuánto puede llegar a ser la oferta que usted debe hacer si es que realmente quiere quedarse con el bien. Para ello, debe saber qué tan “apetecido” puede llegar a ser y, con base en esto y en otros estudios de mercado (¿cuánto cuesta realmente ése u otros inmuebles similares?, por ejemplo); haga una oferta acorde.

No se pierda “Lo que no debe comprar barato, porque le sale realmente más caro”.

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.