El Brexit, la paz y todo lo demás... ¿Afectan mi bolsillo?

por Felipe Jánica

Las últimas semanas han estado cargadas de noticias trascendentales para el orden económico y social a escala mundial. Queramos o no, esos cambios han conllevado a nuevos desafíos en las economías emergentes como la colombiana.

El Brexit, la paz y todo lo demás... ¿Afectan mi bolsillo? El Brexit, la paz y todo lo demás... ¿Afectan mi bolsillo?

Con ello, los efectos en las finanzas personales comienzan a notarse. Entender cuáles son los efectos de los cambios políticos internacionales es fundamental a la hora de planear las finanzas personales, sobre todo en el corto plazo.

El asunto a revisar con detenimiento, y que siempre tendrá un efecto en las finanzas personales, es la tendencia internacional. Los ciudadanos de Colombia, o cualquier país que tienda a la globalización, tendrán que analizar con detenimiento las noticias internacionales, sobre todo aquellas que representen cambios trascendentales, por ejemplo el Brexit.

FP le recomienda “El porqué de que todo esté caro y 7 formas de sobrellevarlo”.

Los efectos de este tipo de decisiones, queramos o no, tendrán efectos en las finanzas personales como los siguientes:

  1. Las vacaciones. Los impactos en el presupuesto de vacaciones, si se piensa en Europa, por cuenta del Brexit, son muchos. Para aquellos que viajan al exterior en esta temporada notarán no solamente el incremento de los costos de los pasajes, sino que también influirán las huelgas de sindicatos de la industria aérea en Europa, lo que hace que los gastos logísticos se incrementan significativamente en temas de cambios de itinerarios, transportes internos, hoteles además del costo del tiempo por peleas con intermediarios.

Así las cosas, si va a viajar a Europa tenga en cuenta estos detalles que al final del día le pasarán la factura y lo verán en el incremento de su presupuesto de vacaciones. 

En tanto, la situación para quienes viajan a EE.UU., podría ser un poco diferente pues no se presentan los líos que afronta Europa en materia logística. No obstante, hay que tener en cuenta la volatilidad de la tasa de cambio, que definitivamente se verá reflejada en las compras con tarjetas de crédito.

Las recomendaciones en este asunto son tratar de hacer un presupuesto de gastos controlado y comprar los dólares con anticipación y olvidarse de las tasas de cambio para gozar a plenitud de las vacaciones.  

  1. Las compras por internet. Si se trata de compradores habituales por internet, la primera recomendación es tener presente el efecto de la tasa de cambio. En la medida en que las compras se hagan en dólares, la exposición de tipo de cambio aumenta.

Entonces, si se quiere tener precauciones con las diferencias del dólar, es necesario que se tenga presente cuáles son las variables que afectan la tasa de cambio. Acá no se trata de ser especialistas macroeconómicos o economistas, sino de tener presente los efectos que conllevarían cambios en las políticas internacionales en los precios de los commoditties, en especial el petróleo para el caso colombiano.

  1. La inflación. Como producto del Brexit, no sólo el precio sufrió, también ha llevado a que la Reserva Federal de Estados Unidos (FED) —Banco Central de Estados Unidos, para Colombia el Banco de la República— recapacite sobre su expectativa de incrementar las tasas de interés en ese país. Lo que hay que tener claro es que si la expectativa continúa en la tendencia de subirlas, el efecto colateral para Colombia se haría notar y los inversionistas podrían buscar mejores rentabilidades a menor riesgo en ese país.

Con ello, la tasa de cambio podría volver a subir y esto incrementa el costo de vida, es decir, la inflación, pues ya es sabido que gran parte de los productos de consumo están en gran parte influenciados por la moneda gringa desde las importaciones. 

  1. El efecto en la financiación de corto y mediano plazo. En caso de que la FED insista en subir las tasas de interés, el Banco de la República seguirá con su firme intención de seguir subiendo nuestras tasas de interés. Esto debido al coletazo de la tasa de cambio explicado en el punto anterior. Si esto ocurre, los costos de deuda de corto y mediano plazo, se incrementarán y con ello, se contraerá el crecimiento o la financiación de proyectos productivos en el largo plazo. La recomendación en este caso es analizar en qué se quiere invertir por esta época y qué tanta financiación se necesita.

Los cambios políticos y sus efectos en la economía

Muchas son las inquietudes que surgen a la hora de enterarse de cambios en las variables exógenas (esas que no se pueden controlar) de una economía. En las últimas semanas hemos afrontado con muchas expectativas la firma del cese bilateral al fuego con la guerrilla de las FARC. Este acuerdo que marca el principio del fin de la guerra que data de más de cinco décadas, ha generado muchas controversias.

Lo rescatable de este asunto es que se han involucrado varias generaciones, unas más críticas y profundas que otras. Y  es que con la firma del acuerdo son muchas las expectativas que se abren para la economía colombiana: el efecto no se hizo esperar en la economía local, casi que de inmediato la prensa internacional y por supuesto los inversionistas, vieron con buenos ojos el proceso en el que se ha embarcado Colombia.

Las consecuencias que un acuerdo como éste puede tener en la economía y luego en las finanzas personales es preponderante: cuanto más tranquilidad se le ofrezca a los inversionistas, mejores y mayores inversiones se podrán atraer al país y con ello, se generan más empleo y por supuesto se inyecta más liquidez, sobre todo con divisas como el dólar. Al haber mayor cantidad de dólares en el mercado local (más oferta) la tasa de cambio tenderá, naturalmente, a bajar.

Con ello, y teniendo en cuenta la globalidad de la economía colombiana, las importaciones representarán menores pagos en pesos y con ello, los precios deberían tender también a la baja. Esto también presiona la inflación a la baja. Por supuesto, la noticia no es tan halagüeña para los exportadores, pues sus ingresos se podrían ver disminuidos. No obstante, la solución para ellos es tratar de cubrir, naturalmente, el efecto de las tasas de cambio, para ello es necesario que le den una mirada al consumo local.  

En el caso del Brexit, se puede observar que el efecto para la economía mundial ha sido contraproducente, pues una vez se dieron a conocer los resultados de las votaciones los mercados reaccionaron en cadena. El precio del petróleo y de los principales commoditties cayeron y con ello, los países productores y los ‘hidrocarburo-dependientes’, como Colombia, sufrieron el efecto de la devaluación por la ya conocida y nefasta correlación entre la TRM y el dólar (recordemos que cada vez que baja el petróleo, se incrementa la TRM y viceversa). En el caso de las bolsas de valores del mundo, sufrieron las peores pérdidas desde 2008.

No se pierda “¿Por qué las personas realmente exitosas son creativas?”.

¿Cómo adelantarse a todo?

Así las cosas, es sabido entonces que cualquier cambio en el orden económico y social mundial tendrá un efecto positivo o negativo en nuestra economía. Derivado de ello, por supuesto el efecto será trasladado a nuestras finanzas personales. Es por esto que la invitación es a estar pendientes no sólo de su presupuesto de gasto sino aprender a leer los movimientos políticos internacionales para tenerlos presentes al momento de invertir o gastar. No se necesita ser un experto, pero es necesario preguntar a alguien que tenga una perspectiva y una lectura de las tendencias internacionales.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.