4 métodos de ahorro fáciles de usar y que usted no tiene en cuenta

por Paula Moya

Ahorrar para la vejez es una decisión que no puede posponer, más cuando en Colombia solo el 25% de toda la población piensa en el futuro y hace un aporte a su cuenta pensional. Aunque suenan vientos de reforma, lo importante es que empiece desde ya a ahorrar, aprovechando que el mes de octubre es el mes del ahorro.

(Getty Images) (Getty Images)

Muchas personas a lo largo de su vida no han tenido una buena relación con el ahorro. Ese concepto que empezamos a entender desde pequeños cuando la abuelita nos dice “guarde esa platica”, pero que en realidad la mayoría no empezamos a poner en práctica hasta entrados en años.

Y un país en donde sus habitantes no ahorran para tener un futuro más seguro y estable, las condiciones de pobreza e informalidad son casi que inminentes.

En Colombia, existen dos formas de recibir una pensión. Existe el Régimen de Prima Media (RPM), el cual maneja el Estado por medio de Colpensiones, en donde el ahorro se va a una bolsa común que junto con subsidios financian las mesadas de los pensionados.

Y el Régimen de Ahorro Individual con Solidaridad (RAIS), que manejan las Administradoras de Fondos de Privados de Pensiones (AFP’s) en donde los aportes para pensión hechos por el afiliado se administran en una cuenta individual a su nombre, la cual genera rendimientos del capital y financia una pensión en su etapa de jubilación.

En el primero se calcula el promedio de los ingresos de sus últimos 10 años de trabajo, en el segundo se calcula por el promedio de todos los años de trabajo de su vida, por lo que el ahorro es parte fundamental del resultado.

En otras columnas hemos hablado sobre por qué le trae más beneficios estar afiliado al RAIS, especialmente si no tiene demasiadas semanas cotizadas. Sin embargo lo cierto es que en cualquiera de los dos sistemas, si usted no tiene en cuenta que su vejez depende más de lo que usted ahorre que de lo que el estado o las administradoras hagan con el dinero, en unos años se arrepentirá.

Siga leyendo: Podcast: Con cuál de los dos sistemas pensionales tendrá una vejez más tranquila

¿Por qué no ahorramos?

En Colombia, 1 de cada 4 personas está en el sistema pensional. Es decir, solo se tiene una cobertura del 25%, una cifra ínfima en comparación a otros países de la región. El panorama fue analizado durante el séptimo taller nacional de periodistas de Asofondos "Hablando De Pensiones". 

Además si tenemos en cuenta las condiciones del mercado laboral de Colombia, en donde la proporción de ocupados informales en el trimestre móvil mayo-julio de 2018 fue de 41,8% según cifras del DANE, se hace más difícil pensar en que las personas puedan estar dispuestas a cotizar.

Y aunque según el director de estudios económicos de Asofondos, Jorge Llano, el año pasado el ahorro subió 5 puntos porcentuales y tuvo un crecimiento del 0,58% anual, el camino por recorrer es bastante largo.

El porcentaje de personas que cotizan voluntariamente para cubrir su vejez es solo del 30% de los ocupados. Y entre los mayores de 40 años, de quienes se esperaría una mayor conciencia, más del 50% no está pensando en cubrirse para la vejez, y eso se debe a varios factores que inciden. Álvaro Montero, Vicepresidente jurídico de Old Mutual tiene varias razones para ello.

La primero es una muy mala capacidad de ahorro debido a que el gran porcentaje de personas que tienen un ingreso no supera un salario mínimo. El segundo es el tema de la informalidad. “Si soy informal obviamente tengo menores incentivos para abrir una cuenta de ahorros y además lo más seguro es que no tenga nivel de ingreso suficiente para cotizar”.

Y por último tres factores: no hay una conciencia del ahorro debido al analfabetismo financiero del país y a la ausencia de educación de ahorro en la niñez, la dificultad para acceder al sistema financiero, y el incremento del uso de instrumentos no formales para el ahorro.

Le puede interesar: Trucos de emergencia para que empiece a ahorrar

Por lo que si usted es de los que todavía guarda un sobre con sus ahorros debajo del colchón, en su lugar secreto o incluso en una cadena humana, lo más probable es que nunca logre pensionarse por más del mínimo.

“Es necesario fortalecer los mecanismos de ahorro complementario para superar la brecha pensional en países como Colombia donde no existe cultura de ahorro. Son medidas que pueden ayudar, junto con campañas de educación financiera desde temprana edad”, afirma Montero.

Existen  4 mecanismos de ahorro que probablemente usted no tiene muy en cuenta: los fondos de cesantías, los aportes voluntarios al fondo obligatorio, los programas de ahorro corporativo y los fondos de pensiones voluntarias.

El primero tiene algunos usos para necesidades fundamentales como educación y vivienda y “hace parte de la renta exenta que tienen los trabajadores y tiene sus beneficios importantes. Es una muy buena oportunidad de mejorar el ingreso, porque la idea también es beneficiarse de ese interés compuesto que generan los recursos por lo que existe una garantía de rentabilidad mínima”.

Por otro lado, “los aportes voluntarios a los fondos de pensiones obligatorios son ingresos no constitutivos de renta ni ganancia ocasional, es decir que usted en su declaración de renta lo resta directamente de su ingreso, por lo que tiene un beneficio tributario muy importante que mucha gente no conoce”.

Usted puede utilizar ese dinero para que cuando tenga la edad de pensión, lo sume a los recursos obligatorios para obtener una mejor pensión. Por eso la importancia de no creer que con los aportes obligatorios ya cumplió con su deber.

El tercero son los programas de ahorro corporativo que lo que buscan es involucrar a los empleadores a fomentar el ahorro a través de una colaboración mutua. “Tienen los mismos beneficios de los rendimientos en el largo plazo y con una flexibilidad enorme. El empleador pone un porcentaje mientras usted pone otro”.

Y por último los fondos de pensiones voluntarias en los cuales se busca mejorar su ingreso pensional a través de los aportes que hace el trabajador y “tiene los mismos beneficios como el interés compuesto y los rendimientos”.

Cambiar el chip

Como hemos visto que los colombianos no nacieron con la espinita del ahorro en su interior, es bueno que usted analice cómo puede empezar a cambiar hábitos de consumo. Montero nos acerca a un concepto que puede ayudar; la economía del comportamiento.

Cuando uno le pide a una persona que tome una decisión, el porcentaje de que la persona posponga esa decisión es casi del 99%. Es decir que usted es decir que si a usted le dicen -ahorre a partir de mañana un millón de pesos-, va a decir -no ahorita no, espere yo pago tal cosa y cuando tenga el millón de pesos libre lo hago-”.

“Lo que busca la economía el comportamiento es que las personas hagan un acuerdo vinculante para alcanzar metas específicas que de otra forma serían difíciles de alcanzar. En Estados Unidos por ejemplo, no se le dice a la persona ahorra ya, sino ahorre a partir de su próximo incremento salarial y destine el 20% de ese incremento al ahorro. Eso ha logrado que las contribuciones para el retiro voluntario se aumenten del 3.5% del salario al 13,6%, un incremento sustancial, método que debería aplicarse en Colombia.”

Por su parte Santiago Montenegro, presidente de Asofondos, cree que el ahorro es la única forma para proteger los riesgos de la vejez. “Con la transición demográfica y el envejecimiento de la población, además del problema de la informalidad laboral que tenemos en Colombia y de los retos de la digitalización de la sociedad, los regímenes de pensiones de prima media o reparto no son viables por qué no habrá suficientes jóvenes para pagar las pensiones”.

“Entonces la conclusión es que hay que ahorrar y ese debe ser el componente central de la Reforma pensional. Se debe estimular el ahorro”, concluye.

FP recomienda: Cómo hacer que se pensionen 2 de cada 3 colombianos

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.